sábado 30 de mayo de 2020 | Suscribite
BLOOMBERG / Internacional
miércoles 1 abril, 2020

Estados Unidos dice que China ocultó el alcance de brote de coronavirus

El país asiático escondió la situación que derivó en pandemia mundial, informando menos del total de casos y muertes.

Nick Wadhams y Jennifer Jacobs

Wuhan, epicentro de la pandemia (China) Foto: AFP
miércoles 1 abril, 2020

China ha ocultado el alcance del brote de coronavirus en su país, informando menos del total de casos y muertes por la enfermedad, concluyó la comunidad de inteligencia de Estados Unidos en un informe clasificado a la Casa Blanca, según tres funcionarios estadounidenses.

Los funcionarios pidieron no ser identificados porque el informe es secreto y declinaron dar más detalles sobre su contenido. Pero el asunto, dijeron, es que los informes públicos de China sobre casos y muertes son intencionalmente incompletos. Dos de los funcionarios dijeron que el informe concluye que las cifras de China son falsas. El informe fue recibido por la Casa Blanca la semana pasada, dijo uno de los funcionarios.

 

Cronología del coronavirus en Argentina: el país superó los 1.000 casos positivos

 

El brote comenzó en la provincia china de Hubei a fines de 2019, pero el país ha reportado públicamente solo unos 82 mil casos y 3.300 muertes, según datos compilados por la Universidad Johns Hopkins. Eso se compara con más de 189 mil casos y más de cuatro mil muertes en Estados Unidos., que tiene el brote más grande reportado públicamente en el mundo.

El personal de comunicaciones de la Casa Blanca y de la embajada china en Washington no respondió de inmediato a solicitudes de comentarios.

“La realidad es que podríamos haber estado mejor si China hubiera sido más comunicativa”, dijo el vicepresidente Mike Pence el miércoles en CNN. “Lo que parece evidente ahora es que mucho antes de que el mundo supiera en diciembre que China estaba lidiando con esto, y tal vez hasta un mes antes que eso, el brote ya era real en China”.

Si bien China finalmente impuso un confinamiento estricto más allá de los de las naciones menos autocráticas, ha habido un considerable escepticismo respecto a los números que ha reportado, tanto fuera como dentro del país. El gobierno chino ha revisado repetidamente su metodología para contar casos, excluyendo por completo a las personas sin síntomas, y apenas el martes agregó más de 1.500 casos asintomáticos a su total.

Murió el primer bebé por coronavirus en Estados Unidos

Pilas de miles de urnas fuera de las funerarias en la provincia de Hubei han generado dudas públicas sobre los informes de Pekín. Incrementar el rol de Pekín en la pandemia podría ser políticamente útil para el presidente Donald Trump, quien ha tratado de desviar la culpa del brote en EE.UU. lejos de los retrasos de su administración para lograr pruebas generalizadas para el virus y movilizar una mayor producción de suministros como máscaras faciales y ventiladores de hospital.

“La afirmación de que Estados Unidos tiene más muertes por coronavirus que China es falsa”, dijo el senador Ben Sasse, republicano de Nebraska, en un comunicado después de que Bloomberg News publicara su informe. “Sin comentar ninguna información clasificada, esto es dolorosamente obvio: el Partido Comunista Chino ha mentido, está mintiendo y seguirá mintiendo sobre el coronavirus para proteger al régimen”.

Deborah Birx, la inmunóloga del Departamento de Estado que asesora a la Casa Blanca sobre su respuesta al brote, dijo el martes que los informes públicos de China influyeron en las suposiciones en otras partes del mundo sobre la naturaleza del virus.

“La comunidad médica interpretó los datos chinos como: esto fue grave, pero más pequeño de lo que nadie esperaba”, dijo en una conferencia de prensa el martes. “Porque creo que probablemente nos faltaba una cantidad significativa de datos, ahora que vemos lo que le pasó a Italia y vemos lo que le pasó a España”.

 

Mapa del coronavirus

 

China no es el único país con informes públicos sospechosos. Los funcionarios occidentales han señalado a Irán, Rusia, Indonesia y especialmente a Corea del Norte, que no ha reportado un solo caso de la enfermedad, como posibles subconteos. Otros, como Arabia Saudita y Egipto, también pueden estar minimizando sus números.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Michael Pompeo, ha instado públicamente a China y otras naciones a ser transparentes sobre sus brotes. Ha acusado repetidamente a China de encubrir el alcance del problema y de ser lento para compartir información, especialmente en las semanas posteriores a la aparición del virus, y de bloquear las ofertas de ayuda de expertos estadounidenses.

“Este conjunto de datos es importante”, dijo en una conferencia de prensa en Washington el martes. El desarrollo de terapias médicas y medidas de salud pública para combatir el virus, “de modo que podamos salvar vidas, depende de la capacidad de tener confianza e información sobre lo que realmente ha sucedido”, dijo.

“Instaría a todas las naciones: hagan su mejor esfuerzo para recopilar los datos. Hagan su mejor esfuerzo para compartir esa información”, dijo. “Eso estamos haciendo”.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5011

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.