domingo 25 de septiembre de 2022
BLOOMBERG Invierno

Gobierno francés pide a la población reducir 10% el consumo de energía

La primera ministra, Elisabeth Borne, instó a hogares, empresas y autoridades locales y nacionales a limitar el uso de gas y electricidad para evitar cortes.

15-09-2022 16:45

El Gobierno francés acaba de aumentar fuertemente su objetivo para reducir el consumo de energía este invierno y evitar cortes de energía en un aparente intento de apelar a la conciencia pública.

La primera ministra, Elisabeth Borne, instó a los hogares, las empresas y las autoridades locales y nacionales a reducir su uso de energía en un 10% en comparación con el año pasado, según una presentación enviada a periodistas después de una conferencia de prensa. El Gobierno de Emmanuel Macron había propuesto anteriormente como meta reducir el consumo en esa cantidad dentro de dos años. Un asesor de la primera ministra confirmó el objetivo.

El objetivo es particularmente ambicioso: en 2020, un año marcado por la pandemia del covid y reiterados apagones, el consumo total de energía de los usuarios finales había caído un 5,6%, según el Ministerio de Ecología francés.

La Casa Blanca muestra preocupación por la crisis de energía en Europa

Francia ha gastado y presupuestado miles de millones de euros para limitar los aumentos de los precios de la energía y el gas y ayudar a los hogares más pobres a pagar sus cuentas de energía y gas para hacer frente a una inflación en aumento tras la invasión de Rusia a Ucrania.

Pero si bien las medidas financiadas con fondos públicos han brindado cierto alivio a los consumidores y han ayudado a moderar la inflación en comparación con el resto de la eurozona, el Gobierno ha advertido que se debe reducir el uso para evitar cortes de energía no programados.

Alertas para ahorrar electricidad

El miércoles, el operador de la red eléctrica nacional Reseau de Transport d’Électricité dijo que es posible que deba emitir alertas este invierno para pedir a los hogares, las empresas y los Gobiernos locales que reduzcan el consumo durante las horas punta.

Eso es un día después de que la ministra de Transición Energética, Agnes Pannier-Runacher, descartara cualquier riesgo de un apagón que resultaría en el colapso del sistema eléctrico de Francia, pero dijo que sería posible un desprendimiento de carga organizado en caso de un corte de energía, dependiendo del clima.

LM / MCP