martes 29 de noviembre de 2022
BLOOMBERG Volvía de la COP27

Macron cuestionó una ley de EE.UU. que busca reducir los gases de carbono: “No es amistosa”

El presidente francés, Emmanuel Macron, calificó de “no amistosa” una pieza clave de la legislación estadounidense que ha generado preocupación en Europa por el impacto de miles de millones de dólares en incentivos para las empresas de energías renovables.

08-11-2022 17:02

El presidente francés, Emmanuel Macron, calificó de “no amistosa” una pieza clave de la legislación estadounidense que ha generado preocupación en Europa por el impacto de miles de millones de dólares en incentivos para las empresas de energías renovables.

Macron hizo el comentario frente a unos 50 líderes empresariales que representan a algunas de las empresas más contaminantes de Francia, como el fabricante de cemento Vicat SA, el fabricante de acero ArcelorMittal SA y los gigantes de la energía TotalEnergies SE y Exxon Mobil Corp.  

Macron 20221108
Las empresas invitadas al palacio presidencial representan el 54% de las emisiones industriales de gases de efecto invernadero.

Estados Unidos produce gas barato y, además, implementa programas masivos de ayuda estatal”, dijo Macron el martes, refiriéndose a la Ley de Reducción de la Inflación de EE.UU., que entre otras disposiciones ofrece subsidios para los autos eléctricos fabricados en Norteamérica . “Creo que esto no cumple con las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y creo que no es amistoso”, aseguró. 

Macron dijo que abordaría el tema durante su visita de Estado a Washington a principios de diciembre y renovó su pedido de una llamada “Ley Compre Europeo”, sin definir lo que esto implicaría. Macron también quiere que el sector industrial reduzca a la mitad sus emisiones de gases de efecto invernadero en una década, dijo un asesor.

La reunión se realizó justo después del regreso de Macron de la conferencia climática COP27 en Egipto, en momentos en que Francia equilibra el compromiso de reducir las emisiones netas de gases de efecto invernadero con la necesidad de mantener las empresas en Europa.

En la cumbre del cambio climático, los líderes comen carne y hacen enojar a los ecologistas

Las empresas invitadas al palacio presidencial representan el 54% de las emisiones industriales de gases de efecto invernadero de Francia, además de 30.000 puestos de trabajo, según la oficina de Macron.

El dilema entre la protección de las empresas y la reducción de las emisiones es especialmente evidente en el sector automotor, una de las industrias más importantes de Francia, que incluye al fabricante de Peugeot, Stellantis NV, a Renault SA y a sus proveedores. Aunque la UE llegó recientemente a un acuerdo para prohibir los nuevos vehículos con motor de combustión a partir de 2035, los funcionarios franceses apoyan una cláusula de revisión en 2026 para evaluar el impacto que el impulso de la UE hacia los vehículos totalmente eléctricos está teniendo en el empleo y el costo de los vehículos.