martes 05 de julio de 2022

Un magnate de la construcción sacude la previa a las elecciones presidenciales en Colombia

Un empresario de 77 años, famoso por haber agredido a un oponente, ha conmocionado la carrera presidencial de Colombia en los últimos días antes de las elecciones.

24-05-2022 11:15

Un empresario de 77 años, famoso por haber agredido a un oponente, ha conmocionado la carrera presidencial de Colombia en los últimos días antes de las elecciones.

Pero ahora, súbitamente, todos hablan de Rodolfo Hernández tras un improbable aumento de popularidad de último minuto que podría impulsarlo a una segunda vuelta en junio, y de allí a la presidencia.

Hernández, un empresario que hizo su fortuna en el negocio de la construcción, ha aprovechado con éxito la rabia de los votantes criticando a los partidos políticos de Colombia por ser corruptos y derrochadores. Su sencillo mensaje es que Colombia está siendo desangrada por “100.000 ladrones” dentro y alrededor del Gobierno.

Tenso debate presidencial en Colombia

Ha prometido convertir el palacio presidencial en un museo y vender la mayoría de los aviones y automóviles utilizados por altos funcionarios y legisladores.

“Rodolfo ha podido contar una historia que a nosotros los colombianos nos la vienen contando toda la vida: que este país es rico por su biodiversidad, por sus recursos naturales, y que seríamos ricos todos si no fuera porque todo se lo roban”, dijo Pablo Lemoine, director del Centro Nacional de Consultoría, o CNC. “Lo hace además en un lenguaje que todo el mundo entiende”.

Los colombianos irán a las urnas el 29 de mayo, con una probable segunda vuelta el 19 de junio.

Vídeos de TikTok

En debates y entrevistas, Hernández ha insistido en que la mayoría de los problemas de Colombia se reducen a una cuestión de sobornos de funcionarios.

Se comprometió a reducir los impuestos, incluida la tasa del impuesto al valor agregado, del 19% al 10%. Esto, dice, sería financiado por una reducción de la corrupción.

“Cuando nadie roba, la plata alcanza”, dijo en una entrevista radial el lunes.

Rodolfo Hernández
Hernández se presenta a si mismo como la opción para luchar en contra de los partidos políticos "corruptos y derrochadores".

A pesar de su avanzada edad, Hernández ha demostrado una gran habilidad para transmitir su mensaje anticorrupción a través de plataformas de redes sociales populares entre los jóvenes colombianos, como TikTok.

Más allá de su mensaje anticorrupción, no es fácil decir lo que representa, señala Silvana Amaya, analista de la consultora Control Risks.

“Le pueden preguntar sobre educación pero termina hablando de corrupción. Pregúntele sobre minería y ocurre lo mismo”, dijo Amaya.

Un portavoz de la campaña de Hernández no respondió a un mensaje solicitando comentarios para este artículo.

Adolfo Hitler

Hernández ha demostrado una gran habilidad para capear escándalos que terminarían con la carrera de la mayoría.

Después de elogiar a “Adolfo Hitler” como “un gran pensador alemán”, pidió disculpas a la comunidad judía y dijo que confundió al líder del Tercer Reich con el científico Albert Einstein.

Como no tenía la costumbre de elogiar al nazismo, mucha gente aceptó que había sido un lapsus, y el comentario no le provocó gran daño.

Hernández se dio a conocer por primera vez fuera de su ciudad natal, Bucaramanga, en el este de Colombia, cuando se hizo viral un vídeo en el que abofeteaba la cara de un oponente a fines de 2018.

Hernández, quien era alcalde en ese momento, fue suspendido temporalmente por la agresión, pero le dio un nivel de reconocimiento nacional que lo ayudó a lanzar su candidatura presidencial.

Las elecciones en Colombia

También fue suspendido en otra ocasión, por supuestamente influir en los votantes en las elecciones para elegir a su sucesor.

Actualmente está siendo investigado por la Procuraduría General de la Nación por presuntamente ayudar a una empresa a ganar una licitación para el tratamiento, transformación y disposición final de las basuras mientras era alcalde. Hernández niega haber actuado mal.

Hernández en ocasiones pierde los estribos durante las entrevistas. Recientemente, amenazó con dar por terminada un reportaje cuando se le preguntó por la investigación de la Procuraduría.

En las últimas semanas, la elección se había visto como una carrera de dos contrincantes, entre el candidato de izquierda Gustavo Petro y su rival conservador Federico “Fico” Gutiérrez. Pero el reciente aumento del apoyo a Hernández podría permitirle superar a Gutiérrez para enfrentar a Petro en la segunda vuelta.

La autoridad electoral de Colombia prohíbe informar datos de encuestas en la última semana antes de la votación.

‘Outsider’ populista

Las desigualdades exacerbadas por la pandemia han sacudido la política latinoamericana, y los electores en Chile y Perú eligieron el año pasado candidatos antisistema.

Esto sugiere que “no sería prudente descartar el impulso tardío de un ‘outsider’ populista”, escribió la semana pasada en una nota el economista Ben Ramsey de JPMorgan Chase & Co.

El Fondo Monetario Internacional pronostica que, entre las principales economías de las Américas, Colombia será la que más crecerá este año, gracias al aumento de los precios de sus exportaciones de energía. Pero muchos votantes no sienten los beneficios de ese crecimiento, ya que el desempleo supera el 12% y la inflación se encuentra en su nivel más alto en más de dos décadas.

Rodolfo Hernández
Hernández rompería con la idea de que la votación se centre en la disputa Petro vs Gutiérrez.

Petro, de 62 años, se presenta por su parte con una plataforma que se centra en un cambio radical del modelo económico de Colombia, alejándose del petróleo y el carbón. Mientras que Gutiérrez, de 47 años, que dice que liderará un Gobierno favorable a los inversionistas, lucha por no ser visto como la continuación de la impopular Administración del actual presidente Iván Duque.

“Muchos ven una opción de cambio sin llevarlo a un extremo como lo representa Petro”, dijo Amaya.

Hernández no tiene mucho apoyo en el Congreso, y lograr que se aprueben leyes en Colombia implica hacer acuerdos con los mismos partidos que él dice que son corruptos.

Mucho dependerá de su “capacidad para hacer alianzas con partidos que, en su visión del mundo, representan a la clase política contra la que ha hecho campaña”, dijo Ramsey de JPMorgan.