martes 05 de julio de 2022
BLOOMBERG Guerra en Europa

Microsoft limita sustancialmente sus operaciones en Rusia por la guerra

Microsoft Corp. reduce sustancialmente su negocio en Rusia, uniéndose a la lista de grandes empresas tecnológicas que están recortando su operación o saliendo del país por completo después de su invasión a Ucrania.

08-06-2022 17:30

Microsoft Corp. reduce sustancialmente su negocio en Rusia, uniéndose a la lista de grandes empresas tecnológicas que están recortando su operación o saliendo del país por completo después de su invasión a Ucrania.

“Como resultado de los cambios en la perspectiva económica y el impacto en nuestro negocio en Rusia, hemos tomado la decisión de reducir significativamente nuestras operaciones en Rusia”, dijo la compañía en un comunicado enviado por correo electrónico, pero aclaró: “Seguiremos cumpliendo con nuestras obligaciones contractuales existentes con los clientes rusos mientras la suspensión de nuevas ventas siga vigente”.

Microsoft CEO Satya Nadella Speaks At The Microsoft Inspire Conference

Más de 400 empleados se verán afectados, dijo un portavoz de la compañía. “Estamos trabajando en estrecha colaboración con los empleados impactados para garantizar que sean tratados con respeto y tengan todo nuestro apoyo durante este momento difícil”, dijo Microsoft en el comunicado.

En marzo, la empresa suspendió las nuevas ventas de productos y servicios en Rusia, pero continuó apoyando a los clientes existentes y manteniendo oficinas allí.

Luego del éxodo de más de 300 empresas extranjeras, Rusia va camino al colapso económico

Las empresas estadounidenses en tecnología y otros campos han ido reduciendo las operaciones en Rusia después de Vladímir Putin invadiera a Ucrania. IBM dijo que está comenzando a suspender sus operaciones comerciales allí, una decisión anunciada en marzo. Apple Inc. y Nike Inc. han detenido las ventas. El fabricante alemán de software empresarial SAP SE dijo en abril que está dando pasos hacia una “salida ordenada” de sus operaciones en Rusia, con planes de dejar de ofrecer soporte para productos locales en el país mientras se reducen los servicios en la nube.