jueves 22 de abril de 2021
BLOOMBERG Coronavirus
06-04-2021 17:40

Movimientos antivacunas toman fuerza en plena pandemia

En el octavo mes de la pandemia mundial, estaba claro que los activistas habían encontrado su momento: el mundo nunca había sido más receptivo a su mensaje.

Kristen V. Brown
06-04-2021 17:40

En octubre de 2020, un quién es quién del movimiento contra las vacunas se reunió en una conferencia virtual. Un orador tras otro llegó al mismo punto: la pandemia proporcionó la oportunidad perfecta para expandir el movimiento, y no planeaban desperdiciarlo.

En el octavo mes de la pandemia mundial, estaba claro que los activistas habían encontrado su momento: el mundo nunca había sido más receptivo a su mensaje.

En el cuarto episodio de “Doubt”, una nueva serie del podcast Prognosis que explora la reticencia a las vacunas, observamos cómo los extremistas antivacunas han utilizado la pandemia para ampliar su base.

Por años, los opositores a las vacunas habían argumentado que los problemas de seguridad con las vacunas se ignoran con demasiada frecuencia por parte de fabricantes y reguladores gubernamentales y que creían que estaban dispuestos a lanzar vacunas para su propio beneficio. Luego, de repente, los principales científicos estaban entre los que argumentaban que una vacuna respaldada por Trump estaba siendo apresurada, a tiempo para el día de las elecciones.

Facundo Moyano: "No soy antivacuna"

Ese mes, la entonces candidata a la vicepresidencia Kamala Harris expresó su propio escepticismo sobre una vacuna ordenada por Trump. De repente, la confianza en la vacuna cayó significativamente entre los demócratas.

“Todas las verdades que hemos estado tratando de transmitir durante muchos, muchos años, hay personas que las escuchan y el impacto y todas las semillas están aterrizando en un terreno muy fértil”, dijo Robert F. Kennedy Jr., uno de los líderes del movimiento antivacunas, dijo en la conferencia.

Kennedy terminó su charla con un grito de batalla. “Vamos a la guerra”, dijo.

Un informe del Centro para Contrarrestar el Odio Digital (CCDH, por sus siglas en inglés) dice que las aproximadamente 150 principales cuentas de redes sociales antivacunas ganaron más de 10 millones de seguidores, principalmente en Instagram y YouTube, entre 2019 y diciembre de 2020.

Nicolás Kreplak: "No sé por qué CABA bajó el ritmo de vacunación a la mitad"

Desde entonces, las plataformas han tomado medidas para frenar la desinformación, incluida la eliminación de algunos de los nombres más importantes de los movimientos. Kennedy, sobrino del presidente John F. Kennedy, fue expulsado de Instagram en febrero.

Kennedy respondió en el sitio web de su organización que “Facebook, la industria farmacéutica y sus reguladores cautivos usan el término ‘desinformación de vacunas’ como un eufemismo para cualquier afirmación de hecho que se aparte de los pronunciamientos oficiales”.

Mientras tanto, proveedores de salud alternativa y teóricos de la conspiración de QAnon se han unido, al igual que cada vez más personas preocupadas por la extralimitación del Gobierno.

El CCDH dice que estos grupos se han organizado en torno a una narrativa maestra: covid no es peligroso, la vacuna es peligrosa y no se puede confiar en los defensores de la vacuna.

Axel Kicillof: "Conseguir vacunas es una odisea"

Todo eso, por supuesto, es falso. Pero la realidad de cómo se desarrollaron las vacunas tan rápidamente es más complicada que las teorías de conspiración simplistas que los grupos antivacunas están impulsando: la tecnología de ARNm ya había estado bajo estudio durante años antes de que los fondos masivos del Gobierno y la investigación global aceleraran su progreso.

“Su mensaje está llegando”, dice Imran Ahmed, jefe del CCDH. “Hemos sido ingenuos como sociedad al no entender que hay una oposición organizada”.

En esta Nota