7th de March de 2021
BLOOMBERG CRISIS MIGRATORIA
05-09-2019 00:11

EEUU: los chicos migrantes separados de sus familias sufrieron estrés postraumático

La política del presidente Donald Trump de separar a los menores de sus padres causó que los niños sufrieran miedo, estrés postraumático y otros problemas de salud mental, descubrió un organismo de control.

Jordan Fabian
05-09-2019 00:11

La política del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de separar a los niños migrantes de sus familias causó que los niños sufrieran miedo, estrés postraumático y otros problemas de salud mental, descubrió un organismo de control.

Los trabajadores de los centros de acogida para migrantes informaron que "los niños separados experimentaron una mayor sensación de ansiedad y pérdida como resultado de su abandono inesperado” con mayor frecuencia que los niños que fueron detenidos después de cruzar la frontera entre EE.UU. y México, según un informe publicado el miércoles por el organismo de control interno del Departamento de Salud estadounidense.

Algunos de los niños separados lloraron "desconsoladamente" y otros creyeron que sus padres los abandonaron y estaban "enojados y confundidos", según el informe del inspector general del Departamento de Salud y Servicios Humanos. El informe recomendó una capacitación más extensa en salud mental para el personal en los centros de detención y el inspector general dijo que la administración estuvo de acuerdo con las propuestas.

Además, el informe proporcionó la contabilidad más completa hasta el momento sobre los efectos de la política de "tolerancia cero" de Trump que provocó la condena de demócratas y defensores de los derechos de los inmigrantes. Una reacción violenta respecto al trato de los niños desencadenó una crisis para la administración Trump hasta que el presidente finalmente se retractó de la política.

Condiciones inseguras

El organismo de control del Departamento de Salud había encontrado anteriormente condiciones inseguras e insalubres en las instalaciones que la agencia contrata para alojar a los niños no acompañados capturados al cruzar la frontera sur de EE.UU.

Antes de 2012, menos de 8.000 niños al año fueron alojados en los centros de detención. Sin embargo, la población ha crecido rápidamente desde entonces, hasta llegar a un máximo de más de 59.000 en el año fiscal 2016. Según el Departamento de Salud, había más de 49.000 niños alojados en los refugios en algún momento del año fiscal 2018. A diferencia de los adultos que cruzan la frontera ilegalmente, las personas menores de 18 años deben ser transferidas a la custodia del programa del Departamento de Salud.

La agencia tuvo problemas para cuidar a los niños no acompañados desde que el número de cruces comenzó a aumentar durante el segundo mandato del expresidente Barack Obama. El problema se exacerbó por la política de "tolerancia cero" de Trump que separaba a los niños de sus padres que cruzaban la frontera ilegalmente. Trump firmó una orden que pone fin a las separaciones en junio de 2018, aunque los grupos de defensa de inmigrantes dicen que ha continuado a un ritmo más lento.

En un informe el mes pasado, el inspector general dijo que los niños fueron puestos en "riesgo" dentro de más de una docena de instalaciones operadas por Southwest Key, una organización sin fines de lucro de Texas que alberga a la mayoría de los niños en el programa del Departamento de Salud. Un centro de detención mantuvo jeringas usadas en un basurero abierto dentro de un consultorio médico y en dos instalaciones, los niños podían acceder a un cortacésped y a un contenedor de gas en un área de almacenamiento desbloqueada, descubrió el inspector general.

Southwest Key tampoco pudo proporcionar evidencia de haber verificado a todos los tutores adultos que se quedaron con los niños una vez liberados en las bases de datos de abusadores sexuales. El director ejecutivo del grupo, Juan Sánchez, renunció en marzo tras las críticas por las condiciones dentro de los refugios del grupo, así como por el escrutinio de la compensación financiera pagada a él y a otros ejecutivos de la organización sin fines de lucro.

La investigación abarcó desde julio hasta noviembre de 2017, durante el primer año de Trump en el cargo. También incluyó registros de personal del último año de Obama como presidente en 2016.

En esta Nota