jueves 05 de agosto de 2021
BLOOMBERG
16-07-2021 17:11

Para los creadores, el dinero de Facebook no lo es todo: Tae Kim

Facebook Inc. está apostando fuerte para obtener su parte de la economía creadora. Pero incluso para una plataforma tecnológica dominante, el dinero por sí solo no garantiza el éxito.

16-07-2021 17:11

Facebook Inc. está apostando fuerte para obtener su parte de la economía creadora. Pero incluso para una plataforma tecnológica dominante, el dinero por sí solo no garantiza el éxito.

El miércoles, la empresa anunció que planea pagar más de US$1.000 millones a creadores hasta fines de 2022 por desarrollar contenido en sus plataformas, desde capital semilla hasta bonificaciones basadas en ciertos hitos. La iniciativa es posterior a medidas de financiación de creadores comparables presentadas el año pasado por TikTok de ByteDance Ltd., YouTube de Alphabet Inc. y Snap Inc.

La inversión de Facebook es una medida competitiva. Su objetivo es contrarrestar la creciente popularidad de TikTok con nuevos influencers y el rápido crecimiento de otras startups que permiten a los artistas y escritores monetizar boletines, podcasts y videos por correo electrónico. Y la compañía de redes sociales ciertamente no quiere perderse lo que podría ser la próxima gran tendencia de internet. Según SignalFire, más de 50 millones de personas ya se definen como creadores de contenido, una cifra que probablemente aumentará en los próximos años.

Facebook batió un nuevo récord: tras 9 años vale más de un billón de dólares

Por supuesto, Facebook pone grandes ventajas sobre la mesa. Su plataforma principal tiene casi tres mil millones de usuarios activos mensuales y cuenta con vastos recursos para financiar cualquier desarrollo de ingeniería que se requiera. Pero a pesar de todas sus ventajas, se desconoce si la compañía puede ayudar a los creadores a desarrollar audiencias leales y de pago para las nuevas ofertas periféricas. Hasta ahora, sus esfuerzos iniciales de economía creadora no han sido impresionantes.

Por ejemplo, el lanzamiento de mala calidad del clon de Substack de Facebook llamado Bulletin. A pesar de la fanfarria por su lanzamiento en junio pasado, parece que la compañía no comprende completamente qué es lo que hace que funcione el negocio actual de suscripción a boletines informativos por correo electrónico: el conocimiento profundo y de alta calidad en nichos de información específicos por los que los lectores están dispuestos a pagar. Curiosamente, Facebook tomó la ruta opuesta y reclutó una variedad de celebridades orientadas a la corriente principal. Lo peor de todo es que muchos de los escritores no pusieron mucho esfuerzo en sus publicaciones iniciales, dando una primera impresión que deja mucho que desear.

Facebook comprará una startup que busca controlar las computadoras con la mente

Este tipo de errores no ocurrirían en startups que viven y mueren en función de su producto principal. Es por eso que empresas emergentes como Substack, TikTok, Patreon y Clubhouse tienen claras ventajas sobre Facebook para ganar a partir de la economía creadora. Al estar más cerca de las necesidades de sus clientes, las startups desarrollan funciones de forma más rápida y tienen mejor ejecución que las grandes burocracias corporativas. Y una vez que alcanzan un cierto impulso y crean una comunidad lo suficientemente grande en sus respectivas áreas, se vuelve más difícil alcanzarlas.

La ejecución del producto y el enfoque obsesivo son mucho más importantes que el dinero o incluso que una gran plataforma tecnológica. Puede que US$1.000 millones sea una suma adecuada, pero no es suficiente.