miércoles 12 de mayo de 2021
BLOOMBERG
11-08-2020 12:13

Reino Unido y Francia arman un plan para evitar inmigración

Funcionarios británicos y franceses elaborarán un plan conjunto para evitar que migrantes crucen el canal de la Mancha para llegar al Reino Unido, dijo el ministro de Inmigración de Boris Johnson tras conversaciones en París.

11-08-2020 12:13

Tomaremos medidas ahora para hacer inviable esta ruta, y ese es un compromiso que comparte el Gobierno francés”, dijo a Sky News Chris Philp tras reunirse el martes con su homólogo francés. El ministro declinó comentar la manera en que se financiará la nueva estrategia, pero dijo que los detalles se conocerán en los próximos días y que el Reino Unido “apoyará en todas las formas necesarias para que esto resulte un éxito”.

El Gobierno de Johnson está bajo presión para detener el ingreso de pequeñas embarcaciones, en las que han llegado más de 4.000 inmigrantes a las costas británicas en lo que va corrido del año. De acuerdo con información dada a conocer por los medios de comunicación el fin de semana, el Reino Unido quiere que Francia detenga la llegada de más barcos y que los lleve de regreso al puerto, mientras que las autoridades francesas están buscando 30 millones de libras (US$39 millones) para cubrir los costos.

Reino Unido quiere que Francia detenga la llegada de más barcos

El tema es delicado para el Gobierno de Johnson, que sacó al Reino Unido de la Unión Europea con el compromiso de recuperar el control de las fronteras británicas. El primer ministro lideró la campaña a favor del brexit que logró la victoria en 2016, en parte gracias a la preocupación pública por la descontrolada migración desde la UE.

Los inmigrantes, una carga política 

Muchos de los migrantes que llegan a las costas británicas buscando asilo provienen de países como Siria, y las imágenes televisivas de embarcaciones repletas de personas que hacen el viaje, a menudo peligroso, siguen teniendo una carga política en Gran Bretaña.

El lunes, Johnson prometió volver a redactar leyes que, según dice, hacen que sea “muy difícil” deportar a migrantes y solicitantes de asilo sin derecho a permanecer en el Reino Unido. El Gobierno también envió un avión de vigilancia militar para identificar embarcaciones que intenten realizar el viaje para que las autoridades puedan interceptarlos.

Johnson se comprometió a trabajar con el Gobierno francés para hacer frente a las “crueles bandas criminales” responsables del transporte de migrantes que cruzan el canal. El Gobierno también debe “observar el marco legal que tenemos, que hace que cuando la gente llega aquí, es muy difícil enviarla de regreso”, señaló.

El tráfico de personas es un problema creciente en toda Europa 

Según el Convenio de Dublín de la Unión Europea, los refugiados deberían buscar asilo en el primer país seguro al que ingresen. Pero muchos no lo hacen, sino que viajan a otros destinos europeos. Miles de personas acampan en Calais para intentar llegar al Reino Unido.

Philp dijo que el Gobierno no esperará hasta que el Reino Unido ya no esté sujeto a las regulaciones de la UE a fin de año para tomar medidas, y dijo que las cifras actuales de migrantes que cruzan el canal de la Mancha son “inaceptables”.

“Las autoridades francesas están haciendo un gran trabajo”, indicó Philp. “Vigilar las fronteras es siempre una responsabilidad compartida entre Estados nacionales y las discusiones que sostuvimos hoy fueron con ese espíritu”.

En esta Nota