viernes 13 de diciembre de 2019 | Suscribite
BLOOMBERG /
viernes 22 noviembre, 2019

Retorno de Lula podría complicar agenda de reformas de Brasil

El regreso del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva al centro de la política en Brasil agrega otra capa de complejidad al ambicioso programa de reforma del gobierno, dicen los legisladores.

Martha Viotti Beck, Simone Preissler Iglesias y Murilo Fagundes

Lula da Silva, tras ser liberado de la cárcel. Foto: AFP

El regreso del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva al centro de la política en Brasil agrega otra capa de complejidad al ambicioso programa de reforma del gobierno, dicen los legisladores.

Ahora que los miembros del Congreso apoyan ampliamente los planes del presidente Jair Bolsonaro para reducir el gasto público, pocos esperan que el carismático izquierdista logre descarrilar la agenda por completo. Pero bajo su influencia, los legisladores pueden retrasar proyectos de ley urgentes, lo que podría complicar los asuntos dada la ventana ya estrecha para aprobar la legislación antes de las elecciones regionales en octubre de 2020.

Desde que salió de la cárcel a principios de este mes, Lula ha impulsado una oposición flagrante y sigue en buena posición para capitalizar la lenta recuperación de Brasil y el alto desempleo. “No saben cuánto quiero luchar por este país y por los trabajadores”, dijo a una multitud de seguidores un día después de su liberación. “Ya hemos demostrado que es posible gobernar para los más necesitados, llevar a los pobres a las universidades, generar empleo y prosperidad”.

El hombre clave de las reformas en Brasil apunta a la presidencia

“Lula todavía importa, pero aún no es un obstáculo para la agenda económica”, dijo Marcelo Ramos, un congresista del Partido Liberal a favor de las reformas. “Si alguien ha perjudicado las propuestas del ministro Paulo Guedes recientemente, ha sido el presidente Bolsonaro y su decisión de abandonar su partido”, dijo.

Después de la aprobación de una importante reforma de pensiones en octubre, el gobierno ahora quiere centrarse en medidas para garantizar un mayor control sobre el presupuesto federal y recortes en el gasto público. El equipo económico de Bolsonaro también ha anunciado planes para impulsar la creación de empleo que requieren el respaldo del Congreso. Pocos esperan mucho progreso en estos aspectos este año.

Lula libre

Lula salió de prisión tras una sentencia por corrupción y lavado de dinero cuando la Corte Suprema dictaminó que los delincuentes condenados solo podían ser encarcelados después de haber agotado todas sus apelaciones.

Enfurecidos por la decisión de la corte, un grupo de senadores y miembros de la cámara baja ahora buscan cambiar la ley. El fallo también ha reforzado el apoyo a la legislación pendiente durante mucho tiempo, como el llamado paquete “contra el crimen” presentado por el ministro de Justicia, Sergio Moro.

Si bien esta legislación representa una distracción de la agenda económica del gobierno, el Congreso sigue comprometido a revisar las reformas en 2020.

“La prioridad en el Congreso en este momento es el paquete contra el crimen y el encarcelamiento después de la primera apelación”, dijo el legislador Marcel Van Hatten, del Nuevo Partido. “La agenda económica no se votaría en 2019 de todos modos. Pero ciertamente avanzará el próximo año”.

La liberación de Lula no hace nada para cambiar la composición del Congreso. Con solo el 20% de los 513 diputados en la cámara baja, la oposición carece de los votos para detener muchas de las propuestas del gobierno.

Elecciones regionales

Si bien el propio Partido de los Trabajadores de Lula, conocido como el PT, cree que el carisma y la comprensión política del expresidente siguen siendo potentes, sus miembros reconocen que es poco probable que tenga mucho impacto hasta el periodo previo a las elecciones regionales del próximo año.

“Lula cambia el escenario político del país porque puede movilizar a las personas que realmente sienten los efectos de las reformas de Bolsonaro, y eso puede presionar a los congresistas contra el gobierno”, dice Alexandre Padilha, diputado del PT.

El PT pasará este fin de semana en reuniones para decidir una estrategia para las elecciones regionales y también cómo renovar la oposición política ahora que Lula está fuera de la cárcel. El partido del expresidente solía ser el tercero más grande del país en términos de alcaldes electos, un indicador clave del poder de un partido en Brasil. Ahora solo ocupa el décimo lugar, después de los escándalos de corrupción y la destitución de Dilma Rousseff.

Los comentarios oficiales de la administración sobre la liberación de Lula han sido escasos, incluso cuando los partidarios de Bolsonaro están enfurecidos y convocan protestas contra los jueces de la Corte Suprema.

“Por supuesto, Lula es un ser político activo que desempeñó un papel importante en la historia reciente de Brasil”, asegura el ministro general de Seguridad Institucional, Augusto Heleno. “Pero parece que, al menos por ahora, su prestigio después de salir de la cárcel no es lo que esperaban sus seguidores”.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4842

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.