miércoles 12 de mayo de 2021
BLOOMBERG
13-10-2020 07:00

Soja cae de máximo de dos años ante posibles lluvias en Brasil

Los futuros de soja cayeron desde un máximo de dos años, debido a que el pronóstico de lluvias en Brasil, el principal exportador, ayudará a acelerar las siembras de la cosecha del próximo año, que se había retrasado por una sequía.

13-10-2020 07:00

Los futuros de soja cayeron desde un máximo de dos años, debido a que el pronóstico de lluvias en Brasil, el principal exportador, ayudará a acelerar las siembras de la cosecha del próximo año, que se había retrasado por una sequía.

El modelo meteorológico europeo de 14 días agregó lluvia al pronóstico tanto en Brasil como en Argentina, lo que ayudará a sembrar cultivos de soja, asegura Chris Robinson, director gerente de agricultura y productos básicos de TJM Institutional Services en Chicago. Los retrasos en las plantaciones de América del Sur podrían empujar a China a comprar aún más a Estados Unidos, reduciendo aún más los suministros.

El enfoque en este momento va a ser este clima de Brasil”, dijo Richard Buttenshaw, director de ventas de granos en Marex Spectron Group, por teléfono. Las lluvias en Brasil pueden estar proporcionando una razón para que algunos estén “tomando ganancias”, dijo.

soja

Estados Unidos comenzó la temporada actual con ventas récord de soja a China en los libros. Eso llega en un momento en que los suministros de EE.UU. disminuyen, y el Departamento de Agricultura de EE.UU. pronostica las existencias finales por debajo de las expectativas de los analistas. Los comerciantes también tienen problemas de espacio en las terminales de exportación para abastecer a China, que también ha comprado una cantidad récord de maíz estadounidense.

Los mercados podrían volverse volátiles a medida que los operadores valoren la oferta potencial necesaria para satisfacer la fuerte demanda china, dijo Robinson en un informe el lunes.

La soja para entrega en noviembre cayó hasta 2,7% a US$10,3725 por bushel en Chicago Board of Trade, la mayor caída para uno de los contratos más activos desde abril. La caída se produce después de que los precios alcanzaran el viernes su nivel más alto desde marzo de 2018. Los futuros del maíz cayeron 1,5% a 3,89 dólares el bushel, mientras que el trigo experimentó pocos cambios. El grano utilizado para hacer pan alcanzó un máximo de cinco años la semana pasada.

Los inventarios mundiales de maíz están por debajo de los niveles previstos anteriormente. También están comenzando a emerger preocupaciones por el clima seco en Rusia, el gigante exportador de trigo, el cual no permitiría que algunas plantas jóvenes se desarrollen lo suficiente como para sobrevivir al invierno, aunque ahora se pronostica algo de lluvia para la región del Mar Negro.

Los precios mundiales de los alimentos podrían seguir subiendo a medida que se profundiza el impacto económico de la pandemia de coronavirus y millones de personas pierden sus trabajos. Ya se prevé que hasta 132 millones más de personas en todo el mundo caerán en las garras del hambre este año.

Naciones Unidas publicó la semana pasada su índice de los precios mundiales de los alimentos, el cual muestra que los costos subieron 2,1% en septiembre, impulsados principalmente por los cereales y los aceites vegetales. El índice se acerca a un pico de varios años establecido en enero.