jueves 06 de octubre de 2022
BLOOMBERG Mejor, en casa

Todos aprecian el trabajo remoto, pese a que Wall Street lo odie

A medida que las empresas de Wall Street ordenan a los empleados que regresen a la oficina, la opción de trabajar desde casa sigue siendo más popular que nunca en todo el mundo, según un nuevo estudio.

08-09-2022 10:24

A medida que las empresas de Wall Street ordenan a los empleados que regresen a la oficina, la opción de trabajar desde casa sigue siendo más popular que nunca en todo el mundo, según un nuevo estudio.

Más de dos años después de la pandemia, muchas empresas han flexibilizado las normas de vacunación, pruebas y uso de mascarillas, y han reabierto sus oficinas a tiempo completo.

Goldman Sachs Group Inc. y Jefferies Financial Group Inc. se encuentran entre los gigantes financieros de Estados Unidos que han liderado un agresivo retorno al trabajo presencial en las últimas semanas.

7 consejos para viajar y trabajar de forma remota simultáneamente

El problema es que los trabajadores no quieren volver, y eso es cierto en todos los países e industrias, según un artículo de investigación publicado el miércoles por un equipo de economistas, incluido Nicholas Bloom de la Universidad de Stanford, que ha estado recopilando datos sobre el trabajo remoto desde los primeros días de la pandemia.

Según el estudio, los trabajadores dicen que son más productivos en casa, que renunciarían a sus trabajos o buscarían otro si se ven obligados a regresar a tiempo completo y que aceptarían recortes salariales para mantener la opción de trabajo remoto. La investigación se basa en encuestas realizadas a mediados de 2021 y principios de 2022 a personas en 27 países, con un sesgo hacia los empleados de mayores ingresos.

Remote Work | Typical paid full days working from home during the week

 

 

El cambio al trabajo remoto “beneficia a los trabajadores”, escribieron los investigadores. “La razón es simple: la mayoría de los trabajadores valoran la oportunidad de trabajar desde casa parte de la semana, y algunos la valoran mucho”.

Aquí se presentan las cinco conclusiones principales de la investigación.

En promedio, las personas encuestadas por el equipo de investigación actualmente trabajan alrededor de 1,5 días desde casa cada semana. Los empleados en países donde los viajes al trabajo suelen ser más largos tienden a valorar más el tiempo de trabajo desde casa. En India y China, por ejemplo, los tiempos de viaje promedian más de 90 minutos, aproximadamente el doble de la duración del viaje de los trabajadores estadounidenses.

Los trabajadores dijeron que aceptarían un recorte salarial del 5%, en promedio, para seguir trabajando desde casa. Las mujeres, que tienen más probabilidades de ser las cuidadoras principales de los niños u otros miembros de la familia, valoran la opción remota más que los hombres, encontró el estudio.

La mitad de las compañías en Estados Unidos despidió empleados o planea hacerlo

En muchos países, los trabajadores quieren trabajar desde casa con más frecuencia de lo que lo hacen ahora. Los encuestados en Brasil y Singapur dijeron que quieren trabajar más días de forma remota, mientras que en algunas naciones, como India, quieren pasar más tiempo en la oficina.

Alrededor de un tercio de los trabajadores de EE.UU. renunciarían o comenzarían a buscar otro trabajo si se les dijera que deben volver al lugar de trabajo cinco días a la semana, más que el promedio mundial. La tasa fue más alta en el Reino Unido.

Los trabajadores no sienten que sean menos productivos cuando trabajan desde casa, según el estudio, lo que subraya investigaciones anteriores realizadas por académicos, incluido Bloom de Stanford.

El nuevo artículo del equipo de investigación sobre el trabajo remoto se basa en encuestas en línea que probablemente tengan un sesgo hacia los trabajadores bien educados y de mayores ingresos, que tienen mejor acceso a la tecnología y más tiempo para responder encuestas, según los académicos.

Por ejemplo, alrededor del 90% de los encuestados en China dijeron que tenían títulos universitarios, mientras que solo alrededor de una cuarta parte de la población general los tiene.