martes 04 de octubre de 2022
BLOOMBERG Consecuencias de la guerra

Una vieja conocida de Argentina lideraría la negociación del FMI con Ucrania

Ucrania será una negociación compleja después de que la invasión de Rusia desencadenara la mayor guerra en tierra en Europa desde la creación del FMI en 1945.

17-08-2022 19:11

El Fondo Monetario Internacional busca que las conversaciones con Ucrania sean lideradas por la economista que dirigió las negociaciones con Argentina para rescatar su crédito récord. El banco de última instancia busca ayudar al país europeo agitado por la invasión de Rusia.

Julie Kozack estaría a punto de supervisar y guiar al equipo que se ocupa de Ucrania después de que se convierta en subdirectora del departamento europeo el próximo mes, según el fondo.

“El FMI continúa apoyando los esfuerzos de Ucrania para superar la actual crisis económica”, dijo la oficina de prensa de la institución en una respuesta por correo electrónico a preguntas. “Nuestro equipo dirigido por Ivanna Vladkova Hollar, la directora de misión, bajo la dirección de Julie Kozack, está trabajando en estrecha colaboración con las autoridades en sus planes económicos”.

Para el FMI la inflación global no dará tregua por la guerra, la demanda y los mercados de trabajo

Vladkova Hollar se ha desempeñado como directora de misión de Ucrania desde principios de 2020. Ella, al igual que Kozack, es una veterana del fondo que trabajó anteriormente en países como Moldavia y dirigió el equipo que negoció un crédito de US$5.000 millones para Ucrania hace dos años.

Ucrania será una negociación importante y compleja después de que la invasión de Rusia desencadenara la mayor guerra en tierra en Europa desde la creación del FMI en 1945. El Gobierno de Kiev ha dicho en repetidas ocasiones que enfrenta una brecha financiera pública mensual de alrededor de US$5.000 millones, mucho más de lo que sus aliados han podido prometer hasta ahora.

El país solicitó formalmente un nuevo programa especial de créditos del FMI, dijo este mes el primer ministro, Denys Shmyhal, y prevé recibir fondos alrededor de noviembre o diciembre.

La Eurozona crece menos de lo previsto en el segundo trimestre y aumenta el riesgo de recesión

No está claro que Ucrania pueda obtener dinero del FMI en absoluto, basado en un principio institucional central de que un país que toma prestado del fondo tiene definido claramente su plan de pagos a la organización para que pueda prestarle a la siguiente nación. Eso está en duda ahora que Rusia ocupa partes de Ucrania, que se prevé que la producción se reduzca en un tercio este año y que partes de la economía como fábricas y puertos están destruidas.

El FMI anunció el mes pasado que Kozack se convertiría en subdirectora para Europa, sin mencionar su papel en Ucrania. Un portavoz del FMI calificó el mes pasado su traslado al nuevo departamento como una rotación institucional de rutina del personal sénior.

El liderazgo en las negociaciones puede variar entre directora de departamento, subdirectora y directora de misión, según el país en cuestión. En una prioridad máxima como lo es Ucrania, también es probable que la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, se involucre en algún momento en las decisiones políticas.

Vladimir Putin premiará con 1 millón de rublos a las "Madres Heroínas" que tengan diez o más hijos

Kozack, de 50 años, pasó gran parte de su carrera en temas relacionados con Europa. Fue trasladada al departamento del Hemisferio Occidental y asignada a Argentina a fines de 2019 como presidenta cuando el presidente entrante, Alberto Fernández, dijo que la nación sudamericana buscaría renegociar su préstamo de US$57.000 millones —el mayor crédito otorgado por el FMI hasta la fecha— poniendo en duda su 000pago.

Luego dirigió al equipo del FMI para lograr un nuevo acuerdo por los US$44.000 millones que quedaban por desembolsar del programa anterior de Argentina.

Kozack, quien obtuvo un doctorado en Economía de Columbia University y ha trabajado en el FMI durante más de dos décadas, también trabajó anteriormente en el apoyo del fondo a Islandia después de su colapso financiero de 2008 y ocupó puestos relacionados con Rusia, Polonia, Lituania y Alemania, según su perfil de LinkedIn.