lunes 27 de septiembre de 2021
BLOOMBERG
09-09-2020 19:59
09-09-2020 19:59

Los premios Oscar desnudan la brecha entre inclusión y negocio

A partir de 2024 una película que aspire al Oscar a Mejor Película deberá incluir mujeres, diversidad cultural, discapacitados y LGBTQ+. El tema divide a Hollywood.

09-09-2020 19:59

Una nueva regla que exige que las películas que compiten por el Óscar a la mejor película a partir de 2024 tengan elencos y equipos más diversos demuestra cuán dividido está Hollywood en el tema de la inclusión.

El mandato, realizado en un anuncio sorpresa de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas el martes por la noche, generó críticas y elogios rápidos. La actriz Kirstie Alley lo llamó “dictatorial” en un tuit, mientras que el actor James Woods dijo que la regla era una “locura”.

Los críticos de cine elogiaron la medida; uno escribió en Variety: “el acto más valiente que he presenciado en un órgano de premios que he amado toda mi vida”.

Aunque la mayoría en Hollywood está de acuerdo en que tener películas que cuenten una amplia gama de historias, con un conjunto diverso de personajes, es una meta digna, la industria ha tenido dificultades durante mucho tiempo para hacerla realidad. Algunos, como Alley, se oponen a las cuotas, mientras que otros han argumentado que son la única forma de efectuar cambios.

El debate refleja un reconocimiento más amplio del tema de la inclusión en todo Estados Unidos, que ha ganado más atención después de la muerte de George Floyd –un hombre negro desarmado– bajo custodia policial.

“Estamos en una época hiperpolítica. Estoy seguro de que algunas personas protestarán”, dijo Patrick Gómez, editor en jefe de A.V. Club, un sitio web de cultura pop. “Tengo fe en que esto se hizo en un esfuerzo por crear un cambio duradero”.

En realidad, las nuevas reglas no descalificarían a muchos ganadores anteriores. Los nominados a mejor película a partir de 2024 deberán calificar en al menos dos de las cuatro categorías de diversidad: representación en pantalla; liderazgo creativo y equipo de proyecto; acceso a la industria; y desarrollo de audiencia.

Técnicamente, una película puede calificar para el premio a la mejor película incluso si todos sus actores son hombres blancos, siempre que los otros componentes de la película sean diversos.

Las ganadoras de los últimos años, incluidos “Parasite”, “Green Book” y “Moonlight”, probablemente seguirían siendo las ganadoras con el nuevo sistema. Todas incluían actores principales que no eran blancos.

Sin embargo, la nueva regla funciona como una línea en la arena, según Gómez. Los estudios se verán obligados a pensar en la diversidad en todos los componentes de su negocio, incluida la ampliación del acceso a mujeres, discapacitados y personas LGBTQ+, si quieren competir por el mayor honor de Hollywood.

Sin embargo, eso puede crear otra división. Probablemente será más fácil para los grandes estudios hacer frente a los requisitos, mientras que los estudios independientes que financian sus películas con muy poco dinero y luchan por ganar audiencia pueden estar aún más en desventaja, según Clayton Davis, editor de premios cinematográficos de Variety. Sin embargo, a más personas se les puede ofrecer la oportunidad de ingresar a las organizaciones de élite de la industria.

“Es hora de que Hollywood se salga de sí mismo y mire más allá de los códigos postales de Sherman Oaks, Brentwood y Beverly Hills en busca de sus próximos protegidos”, dice Davis.