jueves 26 de mayo de 2022
COLUMNISTAS OPINIÓN
10-04-2022 00:07

El elusivo poder internacional

10-04-2022 00:07

Al iniciarse la invasión de Ucrania pocos analistas podrían haber predicho el resultado actual. Evaluando cada elemento material del poder militar de ambos países la balanza parecía indefectiblemente inclinada en favor de Moscú. Sin embargo, a más de un mes de iniciada la invasión, nos encontramos con una Rusia con importantísimas bajas, tanto humanas como de material militar, con ingentes problemas logísticos, buscando reagruparse y retirándose de muchos puntos del país.

El presupuesto militar de la Federación Rusa es más de diez veces el de Ucrania (61.713 millones de dólares versus 5.924 millones, de acuerdo al Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo). Rusia se encuentra en la frontera tecnológica del armamento más moderno y es una potencia nuclear, si bien, como se ha visto en esta guerra, aún utiliza numeroso equipamiento de la época soviética. Asimismo, Ucrania no cuenta con una alianza que la pueda defender directamente. Si bien ha recibido armamentos y voluntarios de distintos países, no cuenta con socios formales. Putin ha podido operar desde su aliado Bielorrusia (que comparte frontera con Ucrania) y recibido tropas regulares de distintos aliados incluyendo al régimen sirio de Al Assad. 

Teniendo en cuenta todos estos datos, resulta contraintuitivo el estado actual del conflicto. ¿A qué se debe la coyuntura actual? Ésta se debe a la existencia de factores de poder inmateriales. Es aquí donde reinan las cambiantes condiciones morales y psicológicas de las naciones en pugna. Siguiendo a Hans Morgenthau, autor de Política entre las Naciones, podemos hacer referencia al concepto de “moral nacional”. La moral nacional es el grado de determinación con el que una nación apoya las políticas de su gobierno en la guerra y la paz. Esta se hace evidente sobre todo en épocas de crisis, como lo es la actual guerra, en la que los ciudadanos de Ucrania, viviendo tanto en su territorio como en el exterior, se alistaron como voluntarios a sus fuerzas armadas.

La política exterior argentina ante el conflicto

Morgenthau señala que la privación de derechos y aspiraciones vitales reduce la moral nacional. El reverso de los voluntarios y voluntarias ucranianos lo ofrece las deserciones que han sufrido las tropas rusas durante los presentes combates. Es muy difícil pelear una guerra cuando sus objetivos no están claros. 

Ahora bien, existe otra dimensión psicológica que se está jugando en el actual conflicto bélico y es el del prestigio, entendido como reputación de poder y más precisamente el del prestigio del poderío ruso. Apoyándonos otra vez en Morgenthau, las naciones buscan tener un prestigio tal que afecte los cálculos de poder de las otras potencias de manera favorable a sus intereses. La importancia del prestigio reside en que, si éste es lo suficientemente grande, termina eximiendo a la nación de tener que utilizar la fuerza para obtener sus resultados deseados. Si bien, y tal como lo señala Morgenthau, el prestigio no es fruto de tan solo una acción individual sino de su acumulación, los cálculos del actual poderío ruso por parte de las otras naciones se están ajustando claramente a la baja.

Finalmente, el prestigio ruso ante la opinión pública mundial se ve terriblemente afectado por las distintas matanzas de civiles que están saliendo a la luz. Esto se traduce también en cada vez más sanciones que dañan el desempeño económico de Moscú. El régimen de Putin no es un actor más en el sistema internacional, sino que ha buscado posicionarse como una alternativa política diferente frente a Occidente. El desprestigio y la condena internacional de la que es objeto no solo debilitan a Putin sino a sus distintos aliados y simpatizantes en otros países. Para terminar; podrán seguir cambiando los patrones tecnológicos y la forma en que se llevan cabo las guerras, pero lo que sucede en las mentes de los hombres es la dimensión más fundamental (y elusiva) de la política internacional.

**MA Global Governance University of Delaware, MA Estudios Internacionales UTDT.