miércoles 25 de mayo de 2022
COLUMNISTAS Nuevo fenómeno
06-05-2022 23:55

Milei vs. las coaliciones

06-05-2022 23:55

Milei se ha convertido en un fantasma que asusta a lo que él denomina casta. Que no es otra cosa que la dirigencia política de la cual él también es parte aunque él diga que no. La plana mayor de Juntos le dedicó un comunicado de prensa y luego se peleó por ese mismo comunicado. Y en el Frente de Todos algunos se preguntan si no estamos ante un Bolsonaro argentino que pueda llegar a la presidencia y otros se refriegan las manos pensando que como le saca votos a Juntos ello beneficia al peronismo. Pero en mi opinión debiéramos preguntarnos algunas cosas básicas. ¿Por qué crece Milei? ¿Qué significa para la opinión pública? ¿Hasta dónde puede llegar?   

Cuando la población está enojada con la dirigencia política porque los problemas no se resuelven, busca caminos alternativos. Y ante una frustración económica que ya lleva más de diez años, agravada por una inflación que genera incertidumbre, desesperanza y desigualdad social, la mira se pone en un economista que cuestiona al Estado grande e ineficiente que cobra impuestos por servicios que no da, al Gobierno por no encontrar el rumbo y a la dirigencia política por ocuparse solo de sí misma. No es nuevo el fenómeno. Estamos viviendo un 2002 light. Pero si miramos más atentamente, veremos que Milei, si bien le toma votos básicamente al electorado de Juntos, también comienza a rascar un poco, entre los del Frente de Todos. Según nuestra última medición en un escenario PASO le toma 25 puntos de votos a los votantes de Macri 2019, pero en un escenario de primera vuelta toma 34% y 10% a los votantes de Alberto. En síntesis, dependiendo de la oferta que surja de las PASO será el porcentual de Milei. Por eso en Juntos están preocupados, sobre todo Macri y Bullrich, que creen que si fueran candidatos, podrían obturar al economista.

Mientras tanto en el Frente de Todos especulan que los votos del libertario les da oportunidad o de obtener muchos legisladores aunque pierdan el gobierno o quizás con un poco de fortuna retenerlo. Pero a pesar de lo que Milei predica a él también le caben las generales de la ley. En abril cayó la imagen de casi toda la dirigencia política y también la suya. Este había escalado desde 11 puntos de imagen de octubre a marzo de este año llegando a 47% pero en abril se dio un porrazo y cayó 6 puntos a 41% creciendo la negativa a 44%. Hoy ya no tiene balance de imagen positiva. A pesar de ello creció en votos.

Tenemos entonces un oficialismo cuestionado, presa de una interna que golpea al Gobierno pero también a los cristinistas que se dicen traicionados. Su electorado mira azorado como todo se disuelve en lo que lee como una puja de poder carente de sentido. Pero por el lado de Juntos sucede parecido. Sus dirigentes, al tiempo que discuten por candidaturas, caen en imagen y en votos. Cae Macri, cae Larreta. Solo queda en pie Manes, con balance de imagen positiva, que no tiene los votos pero podría crecer.

Finalmente la gran pregunta es cómo resolver el problema de representación de una sociedad fragmentada a tal punto que tenemos una parte de los ciudadanos dentro de la formalidad, que se piensa de clase media pero que lentamente se va empobreciendo y otra parte vive en la informalidad y básicamente es pobre. Ese es el problema a ser resuelto por la dirigencia. Para que haya democracia y haya república la mayoría debería poder ser representada y eso no lo está logrando ninguna de las dos coaliciones. ¿Termina aquí el crecimiento de Milei? No lo sabemos.

En abril tuvimos una primera señal. Difícil que la sociedad acepte la desaparición de todos los mecanismos de control del Estado, pero fácil que acuerde por la baja de impuestos y un Estado eficiente. Sí queda claro que ha habilitado una discusión respecto de qué tipo de sociedad y de Estado queremos. Este fenómeno ya lo vio Alain Touraine en Europa cuando se preguntaba si la pérdida de contenido de las instituciones sociales como la democracia, la educación o la familia representaba el fin de la sociedad civil tal como la conocimos durante el capitalismo industrial. Bienvenida la discusión.

*Consultor político.