Soleado
Temperatura:
13º
Ciudad:
Buenos Aires
sábado 21 de septiembre de 2019 | Suscribite
CóRDOBA / MERCADO FINANCIERO
domingo 30 junio, 2019

Aumenta la dolarización, pero estiman que la ‘pax cambiaria’ llega a las Paso

La compra de divisas duplica el período de mayo de 2011, previo a las elecciones. El poder de fuego del Central mantendrá en regla al dólar. Incertidumbre tras agosto.

por José Busaniche

ARTILLERIA. Hasta ahora, el cambio de estrategia y el ingreso de divisas respondieron bien y el Central logró contener la volatilidad del dólar. Foto: Cedoc

Ayer se cumplieron dos meses desde el 29 de abril, cuando el presidente del B a nco Central, Guido Sandleris y su equipo decidieron cambiar la estrategia monetaria al abandonar la idea de las zonas de no intervención para el tipo de cambio. Pasaron dos meses de ‘pax cambiaria‘, pese a que hubo muchos sacudones provenientes de un frente del que poco se puede controlar desde la trinchera de una mesa de operaciones de un banco central. El primer cimbronazo llegó el 18 de mayo con la confirmación que Cristina Fernández participaría de las elecciones, pero como vice de Alberto Fernández. El segundo movimiento sísmico de la política fue la incorporación del alternativo-federal Miguel Ángel Pichetto a la fórmula oficialista del presidente Macri. Y luego llegaron las réplicas menores: la implosión del peronismo no K, la soledad de Lavagna, el eterno zigzagueo de Massa con retorno al kirchnerismo. En abril y mayo la inflación sumó dos datos con tendencia a la baja, el riesgo país bajó 200 puntos tras hacer un pico y el tipo de cambio confirmó su cambio de ritmo: de volatilidad extrema, a tranquilidad e incluso algo de descenso en las últimas semanas.

¿Qué sustento tiene la estabilidad monetaria alcanzada? A comienzos de abril, antes de las semanas de mayor volatilidad y previo al timonazo del Central el Instituto de Investigaciones Económicas de la Bolsa de Comercio de Córdoba simuló algunos escenarios en función de demanda y oferta de dólares esperable para el resto del año. Ese ejercicio les marcaba que aún en situaciones de alta dolarización (pase de letras o de un gran porcentaje del stock de plazos fijos en pesos a dólares) la oferta de dólares sería suficiente para enfrentar la demanda. “Después vino una volatilidad fuerte hasta fines de abril y luego se anuncia la facultad del Central para intervenir en el mercado cambiario. A partir de ese momento, el mercado entró en una fase de calma muy importante. Antes el dólar se movía con saltos muy bruscos y de manera muy volátil.

Esa medida ha dado resultado hasta el momento porque la plata del Fondo era como un perro guardián, pero estaba atado, entonces seguían entrando a robar a tu casa. Ahora que lo soltaste el perro anda dando vuelta, pero no entra nadie ni ha tenido que morder a nadie, lo que sería el equivalente a vender reservas”, explica metafóricamente Lucas Navarro, director del IIE. Y recuerda, en esa línea, que el mercado tomó ambas candidaturas bastante bien. La de Fernández-Fernández como una moderación y la de Macri-Pichetto como una señal de mayor apertura y conciliación que cambió las expectativas políticas: “Ese cambio tuvo un impacto en los mercados. La incertidumbre política persiste y va a continuar, pero ha habido un cambio en el humor en ese sentido”, dice.

Desde otra trinchera, en relación con la actual ‘pax cambiaria’, el economista y gerente de Desarrollo de Mercado de Capitales de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Claudio Zuchovicki afirma que se trata, por ahora, de una realidad: “Hoy tenés superávit comercial por 10 meses consecutivos, está bien, por recesión y se cayeron las importaciones, pero está. Y el Central está comprando dólar futuro, tiene herramientas. Lo que vende se vende por Tesorería, apenitas y para cubrir su déficit fiscal. El tipo de cambio es este, no hay un cepo ni está el Central interviniendo. Después vemos, si la incertidumbre política avanza y hace que haya más dolarización y el Central tiene que salir a vender. Pero hoy por hoy, este es el tipo de cambio”.

La dolarización llegó. El mes pasado, la formación de activos externos del sector privado no financiero llegó a casi US$ 2.500 millones, siendo el valor más alto desde agosto de 2018. En concreto, la dolarización está activa. Navarro aporta una foto más amplia y con contexto histórico para dimensionarla: “Desde la última elección de medio término, en 2017, hasta el último informe de balance cambiario que salió el miércoles pasado se han dolarizado US$41.400 millones. Y la mayor dolarización pre eleccionaria que tuvimos antes fue entre 2009 y mayo de 2011 que fue de US$19 mil millones. Eso te da la evidencia que hay una dolarización muy grande”.

En la city. Desde la plaza local, Lucas Croce, de la firma DLC Asesores Financieros, suscribe a la idea de que, tanto por razones políticas como económicas, el Gobierno y el Central necesitaban imprimir un freno a la volatilidad cambiaria. “Mientras el país no haga las reformas estructurales para crecer de forma sustentable lo que tenemos es un tipo de cambio que se mueve así, con saltos y luego con descansos en los escalones. A veces, esos descansos duran un poco más. Lo que el mercado ve como positivo es que haya bajada la volatilidad en el tipo de cambio. Es bueno porque con volatilidad se suspenden las decisiones económicas de todo tipo y en lo único que se piensa es pasarse al dólar”, remarca.

Momento bisagra. Pasada la prueba de fuego que significaban las alianzas y las candidaturas presidenciales, el próximo desafío para la estabilidad monetaria son las Paso. “Hay elementos internos y externos para seguir esperando un mercado cambiario calmo hasta las Paso, después de eso no está claro y va a depender mucho de lo que se vea en términos políticos. Si los resultados son muy desfavorables para el Gobierno vamos a tener una presión cambiaria muy importante. Hoy la economía está mostrando datos algo mejores. El interanual y el mensual de algunas variables sectoriales comienzan a dar mejor. Las perspectivas para las próximas seis semanas las veo más favorables”, remarca Navarro.

“La gran montaña que tenemos que cruzar ahora son las Paso. Del resultado de estas va a depender cómo sigue esta historia. No digo que si hay un mal resultado en las primarias el dólar se dispare, pero si va a haber una mayor presión alcista y va a volver, aunque sea en parte, la volatilidad. No sabemos si el dólar se va a $50 porque va a depender del mercado y la contrarreacción del Central, pero va a haber presión”, opina Croce. ¿Qué es un mal resultado en las Paso para el Gobierno? El ‘consenso’ en la city es que el oficialismo pierda por cinco o seis puntos.

Cómo sigue el segundo semestre 
En un trabajo difundido esta semana el economista Gustavo Reyes del Ieral señala que la mejora en los indicadores financieros permitió estabilizar el mercado cambiario y redujo las cotizaciones del dólar futuro y las expectativas de devaluación de la moneda doméstica. Sobre lo que puede esperarse para el segundo semestre advierte: “La prima de riesgo país de Argentina es el doble que la del promedio de los emergentes; a pesar de no experimentar atraso cambiario, las expectativas de devaluación continúan en niveles superiores al 50% anual; como consecuencia de los dos puntos anteriores, la tasa de las Leliq sigue siendo muy alta y generando inestabilidad en el balance del Banco Central. Estos interrogantes sumados a la incertidumbre sobre el rumbo económico que pudieran tomar las autoridades económicas en 2020, hacen que sea difícil descartar un posible aumento en el atesoramiento de divisas en momentos previos a las elecciones como sucedió en otros años”.


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4759

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.