jueves 18 de agosto de 2022
CóRDOBA Entre Buenos Aires y Santa Cruz

Córdoba, con una postura intermedia en materia de protocolos escolares

Para el regreso a clases la provincia no exigirá pase sanitario, pero sí habrá obligatoriedad en el uso de barbijo en niños desde los seis años. “La idea es no estigmatizar al niño no vacunado”, señala Barbás.

13-02-2022 00:51

La vuelta a clases en todo el país presenta diferentes modelos sanitarios, que abarcan reg iones que tendrán protocolos muy estrictos a otras con protocolos absolutamente relajados. En uno de estos extremos se encuentra la ciudad de Buenos Aires que eliminará por completo las restricciones imperantes en el último año. El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunció junto a la ministra de Educación, Soledad Acuña, que se eliminan las burbujas, no habrá aislamientos por contacto estrecho y tampoco se exigirá el pase sanitario. Además, el tapabocas regirá a partir del cuarto grado. “Hoy la situación sanitaria nos muestra que podemos dar nuevos pasos hacia la normalidad”, indicó ante la prensa Rodríguez Larreta.

En el otro extremo se encuentra Santa Cruz que profundizará medidas y este año exigirá pase sanitario. Esa provincia comunicó oficialmente que los chicos deberán vacunarse para asistir de manera presencial a las clases, mientras que quienes no se vacunen tendrán garantizada la educación a través de plataformas virtuales. Además, los docentes que no estén vacunados deberán presentar una declaración jurada y un test PCR negativo cada semana para poder trabajar.

En una posición intermedia, y muy cercana a lo propuesto por Nación, estará el Gobierno de la Provincia de Córdoba que este viernes oficializó el Protocolo de Prevención del Covid-19 en escuelas de los tres niveles de la educación general obligatoria. En Córdoba, el protocolo establece que habrá presencialidad plena y para tal fin se elimina el sistema de burbujas. En este sentido, las claves serán la promoción de la vacunación; el buen uso del barbijo quirúrgico en niños a partir de los seis años, y la higiene de manos, así como disponer de espacios limpios y ventilados.

Gabriela Barbás, secretaria de Promoción y Prevención de la Salud, indicó a PERFIL CÓRDOBA que no continuarán las burbujas, la toma de temperatura ni el aislamiento de todo el curso: “En cambio, seguiremos utilizando barbijos, haremos vigilancia epidemiológica, ya que ante un caso se va a confirmar y se lo va a aislar, y continuaremos con la ventilación cruzada en las aulas”. Barbás aclaró que continuará la campaña de vacunación en las escuelas, pero que Córdoba no impondrá pase sanitario: “Vamos a seguir yendo a las escuelas a informar de la importancia de las vacunas, pero la idea no es estigmatizar al niño no vacunado, sino priorizar la salud”, señaló. “Debemos integrar el Covid al resto de las infecciones respiratorias”, agregó.

Consultada por las medidas aperturistas que se viven en algunos países de Europa y la posibilidad de aplicarlas en Córdoba, Barbás consideró que no se puede comparar por la estacionalidad: “Ellos ya pasaron el invierno, nosotros estamos ingresando al otoño – invierno”.

 

 

"Los niños son los únicos que seguirán haciendo sacrificios”

La agrupación Padres Organizados cuestionó la obligatoriedad de utilización del barbijo en niños a partir de los seis años. Soledad Cabral, integrante del movimiento surgido en 2020 expresó: “A principios de enero el gobierno lanzó recomendaciones para la vuelta a clases que tendían a discriminar, pedían testeos semanales, lugares diferenciados para comer para vacunados; ahora sacaron esas medidas extremas y absurdas que tendían a segregar y discriminar. Nos alegra que no se pida la vacunación como requisito, ya que la vacuna es voluntaria y eso la convertiría en obligatoria”.

“También vemos bien que no haya más burbujas, porque la sociedad se está manejando así, en este punto el protocolo se baña de realidad. En el único sitio que se cumplía era en las escuelas. Este verano tuvimos un pico de contagios y no hubo medidas extremas en recitales, bares y estadios de fútbol. Sin embargo, el protocolo sigue estando en deuda en el tema del barbijo tricapas. Pedimos que se elimine para jardín y primaria. Nos basamos en sustento científico, de que es nocivo para la salud física como para el proceso de aprendizaje, ya que lo obstaculiza”, agregó. “El esfuerzo es solo de la comunidad pediátrica. Tenemos un avance en la situación sanitaria que vemos todos, en donde todos nos beneficiamos, menos los niños”, completó Cabral.

En la misma línea, Silvina Talamoni, de la misma organización, precisó: “Hay chicos que están ocho horas en el colegio. Creemos que el protocolo se puede seguir flexibilizando más. Esos niños necesitan expresarse después de 18 meses de encierro, les hace falta soltarse, madurar más y el barbijo no ayuda”, completó. “

En esta Nota