Soleado
Temperatura:
25º
Ciudad:
Buenos Aires
jueves 21 de febrero de 2019 | Suscribite
CóRDOBA / GASTO PUBLICO Y EXPORTACIONES
domingo 13 enero, 2019

Cuáles serán los salvavidas de la economía cordobesa en el primer semestre

La concentración del gasto público y la expectativa de crecimiento en países de destino de las exportaciones, actuarán como alicientes en el corto plazo.

César Murúa

BUENA PERSPECTIVA. Un factor de particular interés para Córdoba es que los principales destinos de exportaciones tienen un panorama económico positivo en 2019. Foto: CEDOC PERFIL

En el final de 2018 los principales indicadores de desempeño de la economía evidenciaron múltiples resultados negativos. La sucesiva publicación de datos estadísticos sobre pobreza, desempleo, actividad industrial, consumo de las familias, patentamiento de vehículos, consumo de combustibles y otros, delinearon un panorama desalentador. El sector real de la economía se desploma mientras subsiste un esquema de contracción monetaria y altas tasas de interés que contienen al dólar, pero demuelen el consumo de las familias y el acceso al crédito de las pymes.

El presupuesto nacional para el corriente año aspira al déficit primario cero y estima una caída del PBI del 1,6%. Aún así, no sobrevino el estallido social que se vaticinaba para diciembre, fundamentalmente porque el Gobierno nacional contuvo –mediante transferencias directas– a las organizaciones sociales que cuentan con mayor presencia territorial y capacidad de movilización en el Conurbano bonaerense. Impacto local. Los indicadores socioeconómicos mostraron que Córdoba no resultó ajena a la recesión.

Datos gubernamentales y estudios privados arrojaron cifras preocupantes que activaron una mayor intervención del Estado provincial. En el cierre de 2018 el gobierno reforzó la estructura de desembolsos a través de programas como microcréditos, apoyo a la autoconstrucción y el adicional navideño de la tarjeta social. La recesión nacional indefectiblemente arrastra a la Provincia: el interrogante es hasta cuándo y con cuánta intensidad.

Por lo pronto, en el inicio del año queda descartada la posibilidad de que la recuperación se apuntale en el consumo privado. Sin embargo, hay dos sectores que podrían sostener la caída de la economía provincial en lo inmediato: la demanda externa y el gasto público.

El frente externo. La distención arancelaria acordada entre Estados Unidos y China durante la cumbre del G-20 en Buenos Aires disipó el riesgo de una guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo. A esta condición general se suma un factor de particular interés para Córdoba y es que los principales destinos de las exportaciones tienen un panorama económico positivo en 2019. La producción agropecuaria y las manufacturas industriales que se exportan desde la Provincia tienen como principales destinos a Brasil, China, Vietnam, Países Bajos, Chile y Argelia. Este conjunto de países proyectan para 2019 un crecimiento de su PBI que va desde el 6,5% de Vietnam, hasta el 2,6% de los Países Bajos.

Así, la demanda externa sostenida por el crecimiento de esas economías permitirá a los sectores exportadores locales amortiguar la crisis. Consideración especial merece el caso de Brasil. Es el principal destino de las exportaciones cordobesas y se espera que su economía crezca el 2,4% durante este año. Y si bien las primeras declaraciones del presidente Jair Bolsonaro sembraron dudas sobre el fututo del Mercosur, cualquier cambio en las reglas comerciales no sería inmediato. Aunque el nuevo presidente brasileño impulsa una perspectiva bilateral del comercio internacional, la reciente renegociación del Nafta entre Estados Unidos, Canadá y México impulsada por Donald Trump puede ser su modelo a seguir: tensar en lo discursivo y acordar en lo institucional. La inminente reunión Bolsonaro-Macri el próximo miércoles ayudará a dilucidar estos interrogantes.

Gasto electoral. Los tres niveles de Gobierno impulsarán el gasto público en el primer semestre. El gobierno nacional intentará llegar fortalecido a las Paso de agosto, donde se juega gran parte del resultado final. La Provincia y más de la mitad de los municipios y comunas elegirán sus autoridades tempranamente, durante la primera quincena de mayo.

El adelantamiento de la elección de gobernador en la provincia y el sucesivo acoplamiento de la mayoría de los gobiernos locales a ese calendario tendrán tres impactos económicos. El primero es que un volumen mayor de gasto público de los gobiernos locales y provincial se anticipará en su ejecución. En segundo lugar, el gobierno saldará cuanto antes las pujas salariales con trabajadores estatales para evitar la conflictividad gremial. Y por último, una parte de la incertidumbre electoral –que habitualmente pospone decisiones empresariales de inversión– se despejará pronto.

El presupuesto aprobado por la Legislatura provincial para este año se apoya sobre dos pilares: mantiene un volumen alto de recursos para finalizar las principales obras de infraestructura -cerca del 20% del gasto total- y casi duplica los fondos destinados a política sociales como programas de vivienda, empleo, capacitación y asistencia directa. Es de esperar que el grueso de las erogaciones del Estado se concentre en el primer semestre.

El calendario electoral multiplicará las inauguraciones y eventos de entrega de beneficios tanto a nivel provincial como municipal de aquí al 12 de mayo. De esta manera, la prematura actualización de salarios en el sector público y una probable sobre-ejecución del gasto mantendrán a flote el empleo, la demanda de materiales de construcción y el consumo de bienes de la canasta básica.

Azar, no estrategia. Como en otros ciclos que ha atravesado el país, el gasto público y la demanda externa actuarán como sostén. Estos componentes, que una década y media atrás funcionaron como anabólicos de la economía argentina, en el corto plazo conservarán protagonismo pero con el efecto más módico de apenas morigerar el impacto de la crisis en los próximos meses. Y adolecen de la debilidad de cualquier salvavidas: que se sobrecarguen de náufragos, que el rescate llegue demasiado tarde, o ambas. Si la producción exportable no gana en competitividad ni el mercado interno se recupera, el segundo semestre de 2019 puede ser muy complicado para la economía cordobesa.


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4547

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard