martes 29 de noviembre de 2022
CóRDOBA INTERNA JUNTOS POR EL CAMBIO

De Loredo encolumna a la UCR detrás del proyecto provincial de cara al 2023

El deloredismo viene dando pasos firmes en su proyecto provincial. Hay fuerte presión interna para que sea el candidato a gobernador de la Unión Cívica Radical. Se viene el acto que encabezará el diputado evolucionista con presencia de Martín Lousteau, Alfredo Cornejo y Facudno Manes, y toda la dirigencia provincial. Discurso de fin de ciclo del PJ en el poder y la demostración de fuerza para avivar la llama interna en los boina blanca.

25-09-2022 00:52

El acto del próximo sábado en el Comedor Universitario organizado por el espacio de Rodrigo de Loredo activó las expectativas en la UCR de mostrar proyecto para la provincia y músculo territorial en la interna de Juntos por el Cambio de cara al 2023. La convocatoria promete ser masiva acompañada por la presencia de referentes nacionales y provinciales que aportarán volumen político al cónclave radical.

Pese a las tensiones y roces en la coalición, propios de esta etapa de posicionamiento, en el deloredismo le bajan la espuma a la interna con Luis Juez y los otros socios que quieren disputar la candidatura a gobernador. En el juecismo también le bajan los decibeles al ruido de la disputa.

Por lo pronto, De Loredo no hablará de candidatura, mientras que Juez ya está lanzado y en el PRO se anotan Gustavo Santos, Laura Rodríguez Machado y Pedro Dellarossa, que tras el triunfo de su delfín (Sara Majorel) en Marcos Juárez, renovó su deseo de competir.

Hay conciencia de “unidad” en el frente opositor -mientras existan reglas de juego en la interna- para lograr la meta de arrebatarle el poder al peronismo después de 24 años de gobierno. El desafío es mantenerse unidos, pero el PJ seguirá metiendo la cola para dividir.

En este marco, la mesa chica de JxC afina el reglamento como soporte de las “reglas claras” que todos demandan para elegir a los candidatos del espacio. Las encuestas serían un elemento (¿no vinculante?) a la hora de ensayar un acuerdo. Si no lo hay, habría internas.

En este caso, el deloredismo ya fijó su condición: una elección entre los candidatos que estén en condiciones de ganar la provincia. Toda una definición en sí misma puertas adentro de la coalición. Por su parte, el juecismo sigue firme con su tesitura de que se abre paso a una “jugarreta” del PJ, mientras en una parte del radicalismo y el PRO defienden el mecanismo.

¿De dónde saldrán los abultados fondos? Es la pregunta que se hacen varios dirigentes. En su última visita, Mauricio Macri prometió los recursos para la interna.

Músculo radical.  El cónclave que preparan en filas deloredistas con figuras nacionales -viene Martín Lousteau y esperan la confirmación de Alfredo Cornejo y Facundo Manes- y referentes provinciales de los núcleos internos de la UCR, representará un mojón en el proyecto provincial con el cual se ilusiona el radicalismo de “volver a gobernar Córdoba”, traccionado por De Loredo y aglutinando a la tropa.

Hay aroma de lanzamiento, aunque en su entorno contienen la prisa y prefieren no hablar de candidaturas. No obstante, la prédica está centrada en el proyecto con un único objetivo: “Volver a gobernar la provincia”, un enunciado que ya repica con fuerza en el mundo radical rumbo al 2023.

“El radicalismo quiere gobernar Córdoba. Si es a través de un candidato radical bárbaro, y si no será quien garantice el triunfo. Queremos gobernar Córdoba”, enfatizó el titular de la UCR, el negrista Marcos Carasso.

Algunos dirigentes boina blanca hablan de una demostración de fuerza ante los socios de JxC, mientras que desde el núcleo íntimo de De Loredo le bajan la espuma a la interna. Será un acto radical, pero señalan que se están cursando las invitaciones a las otras fuerzas de la coalición opositora. “El acto tiene como sentido ponderar toda la potencia del radicalismo de la provincia, su acervo cultural, su potencial territorial y engrandecerlo”, le dijo a PERFIL CÓRDOBA De Loredo y resaltó: “Lo mismo tiene que hacer cada partido de la coalición de Juntos por el Cambio”.

En su posición aliancista, el radical afirmó que “el ‘secreto’ de la coalición es poder sustituir al peronismo después de 24 años de gobierno”. Así trazó el rumbo en torno al diseño de la “plataforma alternativa para Córdoba” mientras se pulen las reglas de la interna en el espacio frentista.

De todos modos, el referente evolucionista fue claro: “El mantra nuestro es que el candidato a gobernador tiene que ser el que pueda ganar. Y para eso tenemos que tener un proceso virtuoso en donde cada dirigente no deje de recorrer la provincia con su agenda”.

“Lo único que cambia es el paso del tiempo. Lo que dijimos que íbamos a hacer, es lo que estamos haciendo”, remarcó De Loredo acerca de la estrategia de darle músculo al proyecto provincial que ya despliega junto a intendentes aliados en el interior cordobés, a lo que se suma la foto con Juan Negri en la Capital.

Trabajo en territorio. Su principal espada en el interior, el intendente de Río Tercero, Marcos Ferrer, le dijo a este medio que las fotos del último tiempo junto a los jefes territoriales apuntan al trabajo de base “para que Rodrigo sea el candidato a gobernador”.

De todas maneras, sostuvo que llegado el momento “en la toma de la decisión final va a depender de muchas variables”. “La variable inexorable para cualquier dirigente es que la gente te quiera votar”, aseveró.

Ferrer manifestó que “todas las fotos” que uno ve en las últimas semanas apuntan en ese sentido, incluida la que lo mostró junto a Juan Negri, y su apuesta fuerte de ser el candidato a intendente de la ciudad.

Hay allí “una excelente relación” y “un vínculo generacional” de dos actores políticos del radicalismo que van a convivir de aquí para adelante, señaló el riotercerense.

“Lo vemos como algo natural. Somos dos dirigentes de 42 años, y cada uno en su espacio viene rompiéndose el lomo para que el radicalismo vuelva a recuperar poder real”, destacó Negri.

Por lo pronto, en su “vínculo muy genuino” –subrayó el edil– hay un eje que los convoca a ambos que es el problema de la inseguridad en la ciudad. “Habrá más cosas así”, apuntó en cuanto a próximas actividades y propuestas conjuntas.

De cara al 2023, ambos buscan potenciarse, cada uno desde su aspiración política que a todas luces muestran un camino a transitar que no se choca. Negri lo resume así: el objetivo es “devolverle la esperanza a Juntos por el Cambio de que gobierne Córdoba y de que recuperemos la ciudad”.

En esta Nota