lunes 05 de diciembre de 2022
CóRDOBA IMPORTACIONES

De Mendiguren anticipó que están abiertos a revisar las nuevas licencias no automáticas

Luego de que se ampliaran a más de 2.000 la cantidad de productos bajo el régimen de licencias no automáticas, el secretario de Industria de la Nación dijo en Córdoba que los criterios se pueden revisar para no frenar la producción. Y remarcó que la preocupación central es que la industria tenga dólares para no frenar. “Por turismo se van US$ 500 millones por mes, nos cuesta lo mismo que la guerra”, dice.

09-10-2022 00:56

La semana pasada el Gobierno nacional oficializó su decisión de cerrar aún más el ingreso de productos importados, en un claro intento por contener la fuga de dólares y reforzar las reservas del Banco Central.

El nuevo cepo a las importaciones implicó ampliar el régimen de Licencias No Automáticas (LNA) a más de 2.000 productos, mediante la Resolución 26/2022.

“A partir del análisis de la actual situación económica y productiva, se estima que existen innumerables licencias para la importación que no representan necesidad ni urgencia para su ingreso al país”, dice la resolución.

La medida fue uno de los puntos de debate y reclamo que escuchó por parte de industriales el secretario de Industria y Desarrollo Productivo de la Nación, José Ignacio de Mendiguren, en su paso por el Coloquio de la UIC. Tras su discurso, en diálogo con los medios, dijo: “Lo que buscamos en estos últimos 60 días es estabilizar las variables. Porque había expectativas de devaluación, de default, nadie vendía, nadie compraba, nadie fijaba precios o lo multiplicaba por tres. Algo de ese resabio quedó. Pero nada de eso pasó finalmente”. 

Y amplió: “Ahora que estabilizamos, tenemos que procurar ir detrás de los dólares que la economía necesita. Si la economía argentina no cambia esa matriz primarizada de exportar trigo e importar fideos, no sale más. Nosotros apuntamos a la estabilidad, pero mirando un cambio estructural. Eso implica salir a buscar dólares sobre los ejes que a vos te permitan agregar valor”. 

—¿Qué implican estas licencias automáticas que dejan de serlo?
—Las medidas que estamos tomando de fondo es cómo generamos el mayor ingreso de dólares. Mientras tanto, tenés un problema concreto: los dólares que tenemos no alcanzan. Creo que importamos cosas sin prever que podría venir la crisis que vino. Además, tenemos que trabajar con la brecha, muchos se sobrestoquearon, de forma legítima, por el dólar barato y,  por otro lado, hubo actos ilícitos de todo tipo, gente que trianguló, inventó importaciones y nos sacaban los dólares baratos. 

Luego tenés que el but de US$8 dólares se te fue a US$50 por la guerra. Nos costó US$ 4.600 millones. Podríamos haber optado por el equilibrio fiscal, pero se paraba la industria. Decidimos que no se tenía que parar y creció 10,5%. Por cada punto, crecen tres las importaciones y te llevan un montón de dólares. Ahora estamos parando el tema de la energía, vamos a cortar los suntuarios y queremos terminar con los amparos. 

—¿Del listado que se anunció estos días puede haber correcciones?
—Sí, sí. Es muy difícil determinar qué es final o qué es producto intermedio. Una tela es un producto terminado del textil o un insumo para el fabricante de ropa. Lo que estamos buscando es que no se nos caiga el nivel de actividad, de empleo y de exportaciones. A pesar de todo, la economía argentina está generando dólares, pero bueno, no los suficientes. 

—Hay muchas pymes que siguen con problemas para importar bienes de capital e insumos, ¿va a cambiar el criterio para esto?
—A ver, sí, pero estamos contemplando el tema pymes. Entre darle US$100 millones a Techint que puede financiar los caños trayéndolos por el BNDES, prefiero dárselos a las pymes. Ahora agarramos un terremoto, entonces empezamos a ver por donde se iban los dólares. Primero tenemos que cumplir con el refuerzo de reservas que nos comprometimos con el Fondo. Sergio (Massa) tiene como objetivo llegar a los US$ 10 mil millones de reservas.

—¿Qué salga el dólar turista les da aire?
—En turismo se te van casi US$500 millones por mes, te cuesta casi lo mismo que la guerra. No te digo que la gente no viaje, pero hay que darle prioridad a la producción, y lo vamos a hacer, y te pegan por derecha o te pegan por izquierda. Hoy lo claro es que los dólares que tenemos los vamos a destinar a no parar la producción. 

—Repuntó la actividad, ¿cómo se baja este núcleo duro de pobreza?
—Bueno, acá los economistas te dicen lo que pasa, pero ninguno sabe cómo se sale. Creo que hay que cambiar la matriz. Si vos exportás por US$400, pero importas por US$1.000 qué magia querés hacer. No es espontáneo, es un plan, y el plan es el que estoy contando, sector por sector. Yo me mato de risa con Lacunza que nos critica o nos habla del peligro del reperfilamiento cuando lo inventó él, es Jack el Destripador hablando de cirugía estética. Un poco de decoro, muchachos. Todos nosotros fracasamos. 

En esta Nota