lunes 21 de junio de 2021
CóRDOBA FARRÉ DT
23-05-2021 00:33

¿El discípulo del ‘Ruso’?

El flamante entrenador de Belgrano asumió hace unas horas y ya los hinchas anhelan que sea como Zielinski.

23-05-2021 00:33

Hay una frase inmortal siempre recordada en Belgrano. Sucedió en octubre de 2013. El ‘Pirata0 se medía ante River en el estadio Monumental por el torneo de Primera División. El elenco Celeste ya se había instalado en la elite del fútbol argentino y los “grandes” lo sufrían. Atrás había quedado el partido histórico de junio de 2011 cuando Guillermo Farré clavó un gol eterno. El ambiente estaba caldeado en Núñez.

“Belgrano no es menos ni más que nadie. Pero somos el equipo más hijo de puta, el equipo más difícil si jugamos a lo Belgrano”, la dijo Farré en el túnel, antes de entrar al terreno de juego, en la arenga previa de los futbolistas dirigidos por Ricardo Zielinski. El resultado es anecdótico, empataron 0-0, pero esa sentencia se hizo leyenda.

Y ahora, siete años y medio después, toma un nuevo significado. El otrora mediocampista central, que jugó durante 10 años 327 partidos con la Celeste, es el flamante entrenador del plantel profesional del ‘Pirata’. Claro, la pregunta es si su equipo jugará como él decía en aquella arenga.

“Tenemos que tener el rótulo de equipo difícil, que para vulnerarlo el rival tenga que hacer mucho... Complejo y sólido. Es la esencia de Belgrano. Necesita que el equipo transmita algo dentro de la cancha, se lleva muy bien con un estilo como ese”, expresó Farré en su presentación formal en barrio Alberdi.

El oriundo de la localidad bonaerense de Colón se retiró a fines de diciembre del 2020 vistiendo la casaca de Estudiantes de Río Cuarto. Pero ya desde hacía mucho tiempo se le observaba pasta de entrenador. Incluso la ‘Pepona’ Reinaldi, profesor de la escuela de DT en Córdoba, supo decir tiempo atrás que fue uno de los mejores alumnos que pasaron por esa institución. En la cancha se veía dando indicaciones.

Está muy asociado al ‘Ruso’ Zielinski; y los hinchas del ‘Pirata’ anhelan que tenga un destino similar en el club. Cabe recordar que cuando el ahora DT de Estudiantes de La Plata asumió en Alberdi, el club estaba última de la tabla de posiciones en la B Nacional y lo llevó a Primera, y luego lo consolidó. Farré asume con Belgrano, también, en los últimos puestos en la segunda división.

“Estuve cinco años bajo las órdenes del Ruso y fueron cinco años maravillosos, con un estilo de juego que hacía que fuéramos muy respetados en el fútbol argentino. Entonces no puedo dejar de lado esa enseñanza... Tendría que a esa misma idea darle mi impronta, pero sin dudas que esa forma que me enseñó el Ruso como entrenador, y ahora en el cuerpo técnico, me la instaló... Las comparaciones son supuestos, me encantaría decir que quiero el mismo desenlace, pero todo necesita un proceso”, afirmó Farré a su llegada. Vale recordar que el DT fue ayudante de campo de Zielinski en el ‘Pincha’ en los últimos cinco meses.

"Las formas que me ha enseñado el Ruso hacen que la esencia del equipo sea de uno sólido y ordenado.”

  • Una experiencia personal
  • El 16 de marzo de 2017 este cronista tuvo el privilegio de compartir varias horas charlando de fútbol con Guillermo Farré en un bar. Durante ese diálogo el ahora DT relataba: “Gran parte de mi vida transcurrió en Belgrano y vi pasar de todo. Cosas buenas y malas. Lo más importante fue compartir vestuario con chicos que habían visto el Belgrano de antes, como Juan Carlos Olave y Gastón Turus, que trasmitían lo que era la época donde no tenían ropa ni lugar donde entrenar. Tuve la suerte de nutrirme de la historia de Belgrano. Llegué a un Belgrano ordenado, pero con la necesidad de conseguir cosas. Me integré en un segundo plano, como una alternativa, aunque siempre trabajé para ser importante”. Hablaba de fútbol y su historia ‘pirata’ mientras repasaba los entrenadores que había tenido en Alberdi: “Ferraro, Mario Gómez, Dalcio Giovagnoli, Omar Labruna, Griguol, Chiche Sosa, Jorge Guyón, Zielinski, Teté González, Madelón y ahora Sebastián Méndez”. El diálogo se extendió. Cuando estábamos terminando, me dijo: “Discúlpame que me suene tanto el teléfono, es que hoy es mi cumpleaños”.

Farre y Villalobo

 

En esta Nota