Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
lunes 21 de octubre de 2019 | Suscribite
CóRDOBA / ENTRE LEY DE EMERGENCIA Y MARCHAS
domingo 17 febrero, 2019

El gremialismo empresario se divide en cómo enfrentar al Gobierno por la crisis

Para la UIC el Gobierno no tiene plan industrial y algunos socios pidieron marchar. Comercio ataca el “apriete fiscal” de Afip y Apyme pide una ley de emergencia semestral. Se reúnen esta semana.

por José Busaniche

RAZONES. Para los socios de la UIC la fuerte presión tributaria y las tasas para endeudarse y operar con los bancos, por encima de la inflación, explican la mala situación. Foto: Cedoc
domingo 17 febrero, 2019

Las respuestas del Gobierno nacional ante la recesión que atraviesa el país generan una notoria grieta en uno de los sectores que más apoyo brindó al oficialismo: el empresariado local. Las distintas posiciones sobre cómo encarar los reclamos a la administración de Macri, en primera instancia, y al gobierno provincial en segundo término, se evidenciaron la semana pasada, cuando las cámaras, asociaciones y federaciones empresarias retomaron las reuniones de trabajo. En concreto, las “bases” del gremialismo empresario, los socios de las cámaras pyme que componen varias de las entidades madre, plantearon que se agotó el tiempo de la diplomacia y la búsqueda de soluciones vía el diálogo. Así, llevaron a la mesa de análisis la necesidad de buscar medidas concretas más efectivas. Una de las entidades en las que se hizo carne esta fractura es la Unión Industrial de Córdoba. La organización que preside Marcelo Uribarren cobija a decenas de cámaras empresariales que llevan la preocupación de sus asociados, la mayoría pymes que vieron desplomarse el consumo interno y para las que dejó de ser negocio exportar pese al salto que mostró el tipo de cambio en 2018.

Sin plan. “Tuvimos una reunión compleja porque hay mucha desesperanza. Está la sensación, y un poco es la realidad, de que no hay un plan para la industria, sino que está todo enfocado a nivel nacional en energía, agro y minería. Y eso hace que, al no haber ningún estímulo para la industria, al haberse caído el consumo, combinado con las tasas altísimas que conviven todas las empresas más la presión impositiva, se llega a un combo muy difícil de afrontar”, comentó Gerardo Seidel, vicepresidente de la UIC. El empresario fue uno de los que intentó poner paños fríos en una reunión que por momentos se puso tensa, principalmente ante los pedidos de algunos dirigentes de acciones más contundentes. Para los socios de la UIC hay dos aspectos que están explicando buena parte de las tensiones que se generan y de la mala performance de las empresas: la fuerte presión tributaria y las tasas para endeudarse y operar con los bancos, que siguen muy por encima de la inflación.

La entidad llevó a cabo un relevamiento entre algunas entidades bancarias. De ese sondeo salió que el Banco Nación cobra un 50% de tasa de descuento de cheques para una firma cliente que ya emplea otros servicios y un 65% para los no clientes. En tanto, un descubierto está en torno al 70%. En los bancos privados esos valores son sensiblemente superiores. Van desde el 51% y el 60% para el descuento de cheques y el descubierto está por encima del 75%.

“Acá el problema es que todo el esfuerzo que hacemos para bajar costos, sumar piezas nacionales y prepararnos para exportar se va de un plumazo con la firma de un funcionario sentado en un escritorio en Capital Federal. Terminamos sin poder exportar o exportando impuestos”, contó un ejecutivo de la industria automotriz. “Yo tuve un encontronazo muy grande con Pancho Cabrera en mayo cuando empezaron a levantar la tasa y le dije en ese momento que las pymes no aguantan más de 60 días. Llevamos ocho meses y no vemos soluciones”, apuntó otro industrial cordobés.

Cambio de método. Con la idea de dejar deliberar a las cámaras y luego escucharlas, desde la UIC se propuso un nuevo encuentro para la semana que comienza a fin de volver a debatir las líneas de acción. Las mismas van desde emitir solicitadas y una carta abierta al presidente Macri y al ministro de Hacienda Nicolás Dujovne hasta posturas más radicalizadas, como salir a la calle y marchar.

Desde la Cámara del Plástico, socia de la UIC, se planteó un cambio en la metodología. “Le pedimos a la UIC que cambiemos el método de reclamo. Basta de reuniones donde no nos escuchan. Tenemos que ser más pujantes, tenemos que poder reclamar y lograr cambios grandes. Las medidas que se anuncian como la de elevar el mínimo no imponible a los aportes ayudan muy poco. Acá hay que hacer algo para reactivar el consumo”, apuntó Alfredo Osses, referente del Plástico. La entidad reúne 250 empresas en toda la provincia y da empleo a 17 mil personas. Afirman que tienen una capacidad ociosa que ronda, en promedio, el 45%. El fin de los tiempos de la diplomacia es la idea que está cobrando fuerza entre los empresarios.

“Hoy el industrial y el empresario argentino se tiene que movilizar, reclamar, salir a la calle. Esto no va a cambiar si no nos movilizamos de forma frenética. Cuando cualquier sector sale a la calle y se manifiesta se lo escucha y algo se logra. Siempre buscamos la diplomacia, pero el político se mueve en otra sintonía”, dice Osses.

Tasas negativas. Al margen de las medidas de protesta en la reunión de UIC también surgieron soluciones puntuales para plantear. Entre otras, un pedido al Gobierno nacional de que los bancos comiencen a prestar fondos a tasa negativa para incentivar la inversión en capital de trabajo: “Si los bancos no prestan los miles de millones de pesos que han ganado y no los vuelcan al mercado para que se conviertan en capital de trabajo la economía no va a reaccionar. Los bancos tienen en su cartera una cantidad infernal de dinero, hay que exigirles que presten a tasa negativa”, señalan los empresarios.

Pedido por ‘Ley respiro’ 
En la semana, la Cámara de Comercio de Córdoba adhirió a la posición de la entidad nacional. Sus pares nacionales solicitaron “mantener las tasas actuales para los planes de facilidades de pago de la Afip, también vinculadas con las tasas pasivas del Banco de la Nación Argentina” y “vincular la tasa de interés que reconoce la Afip ante devoluciones y repeticiones de impuestos con la misma tasa pasiva que aplica el Banco Nación elegida para la determinación de las tasas de interés resarcitoria y punitoria”. Apyme, en tanto, emitió un documento en el que pidió que se declare una Ley de Emergencia Pyme en Córdoba por seis meses. Esa Ley plantearía el subsidio del 30% del gasto energético, la reducción del 50% en el impuesto sobre los Ingresos Brutos, exención en 100% del impuesto a los sellos, reducción del 50% del impuesto inmobiliario, suspensión de todos los juicios ejecutivos entablados por Rentas, líneas de créditos especiales del Bancor para financiar a las pymes que requieran pagar aguinaldo, deudas previsionales o impuestos, quita del impuesto municipal sobre los servicios públicos y reducción de la tasa municipal de Comercio e Industria.


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4789

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.