30 sep 2020
CóRDOBA |CRISIS DEL SISTEMA
domingo 5 julio, 2020

El Transporte de Córdoba tuvo el peor semestre de su historia

Afectado por la pandemia pero también por problemas estructurales que arrastra desde hace décadas. Los números muestran una estadística catastrófica.

Nicolás Gerchunoff

RENDIMIENTO. Según datos de Fetap, el sistema de transporte urbano de la ciudad capital está realizando el 15% de los viajes que debería tener para hacer mínimamente sostenible el servicio. Foto: Cedoc_Perfil
domingo 5 julio, 2020

La pandemia de coronavirus ha generado una crisis sin precedentes en casi todos los ámbitos de la economía y plantea enormes desafíos para los gobiernos y las personas que van más allá de la cuestión estrictamente sanitaria.

El transporte público en Córdoba, tiene históricos problemas irresueltos en cuanto a costos, financiación del sistema y calidad de la prestación del servicio y la pandemia no hiso más que profundizar la crisis general a niveles nunca antes vistos.

Servicios resentidos

En el caso de los servicios interurbanos, los trabajadores de las empresas llevan adelante un paro de actividades que hoy cumple 84 días, si a eso se suma una jornada de medida de fuerza dispuesta en febrero pasado por el atraso en el pago de los haberes de enero, los cordobeses de toda la provincia estuvieron con el servicio resentido durante 85 días.

Esto significa que, durante el primer semestre del año, los colectivos interubanos sólo trabajaron con normalidad el 53% de los días. Más allá de las restricciones propias de la pandemia, hace tres meses que miles de usuarios de toda la provincia no pueden movilizarse con el servicio indispensable del transporte.

Las protestas gremiales tienen que ver con la falta de pago de los salarios y el medio aguinaldo y el incumplimiento de un acuerdo mediante el cual los trabajadores habían aceptado cobrar el 75% de sus haberes normales, como una medida de aporte ante la gravedad de la situación general.

“Nos toca afrontar el mayor desastre en la historia del sistema de transporte del interior y lamentablemente vemos que algunos empresarios y sectores políticos se han olvidado de sus empleados y de la gente”, sintetizó Emiliano Gramajo, titular de la Asociación Obrera de la Industria del Transporte Automotor (AOITA), para graficar la situación que atraviesan.

En el caso de los colectivos urbanos de la ciudad de Córdoba, prácticamente no funcionaron por medidas de fuerza durante un mes, es decir que sólo trabajaron cinco de los seis primeros meses de este año.

El servicio está hoy con un paro de actividades en curso, también por reclamos salariales, que fue anunciado “por tiempo indeterminado”.

Los números del sistema

El sistema completo de transporte urbano de la ciudad de Córdoba, cuenta con 800 unidades y 3.250 empleados. Mientras que el interurbano, emplea a 4.200 personas.

De acuerdo a las proyecciones de la Federación de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (FETAP), el sistema de transporte urbano de la ciudad capital está realizando sólo el 15% de los viajes que debería tener para hacer mínimamente sostenible el servicio.

Si se toma una jornada estándar, es decir un día hábil con escolaridad y todos los servicios y comercios de la ciudad funcionando, el sistema completo de la capital debería realizar unos 650.000 viajes por día.

Sin embargo, en lo últimos meses sólo se promediaron 90.000 viajes diarios, lo que marca una caída del 85% en cantidad de viajes.

Las proyecciones realizadas antes de la pandemia, preveían entre abril y junio más de 15 millones de viajes por mes, la crisis hiso que el semestre se cierre con una perdida en junio de casi 13 millones de boletos ya que apenas se llegaron a efectuar unos 2.250.000 traslados.

“Es por lejos la peor crisis en décadas, nunca se vivió una situación similar. Lo último que se recuerda como conflicto grande fueron los diez días de paro en el año 2017, pero en ese momento fue diferente, porque apenas se superó la situación se volvió a la normalidad y se recuperaron los viajes rápidamente”, le dijo un alto directivo de una empresa de transporte a PERFIL CÓRDOBA.

En el caso del transporte interurbano la situación es más grave aún, ya que la paralización es total desde hace prácticamente tres meses, por lo que no hay ningún tipo de actividad en cuanto a servicios y viajes.

Los subsidios

La siempre polémica distribución de los subsidios al transporte, es otro de los puntos clave del sistema donde las miradas y las posturas de los gobiernos, los empresarios y los trabajadores suelen tener lecturas diferentes respecto de las cifras concretas de aportes al sistema.

A mediados de junio, el gobierno central firmo un acuerdo con la mayoría de las provincias donde se estableció que la nación 6.500 millones de pesos casa 120 días. Esto implica que las empresas cordobesas recibirán 3.500 millones de pesos en 2020, casi el triple de lo percibido el año pasado.

De acuerdo a los datos de la FETAP, el sistema urbano de Córdoba Capital recibe un total de 209 millones de pesos por mes en concepto de subsidios; 91 millones que aporta la Provincia y 118 millones que llegan desde el gobierno nacional.

Estos subsidios representaban el 40% de ingresos de las empresas en épocas normales.

Sin embargo, los empresarios aseguran que los fondos no son suficientes para poder afrontar la excepcionalidad de la pandemia.

“Antes de la pandemia las empresas presentaron un informe donde se requerían unos 250 millones para cumplir con todos los requerimientos del sistema. Con la brutal caída de los ingresos, el sistema urbano debería contar ahora con unos 600 millones de pesos mensuales para funcionar. Si sumamos los ingresos por recaudación y los subsidios hoy estamos en la mitad de esa cifra”, aseguró una alta fuente de la Federación al ser consultada.

En ese sentido, reiteraron las diferencias históricas que existen entre Córdoba y el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) donde la compensación tarifaria por unidades es de casi el doble que la de Córdoba.

Desde el empresariado cordobés toman como parámetro para sus reclamos el hecho de que en AMBA se inyectaron 1.700 millones más de subsidios desde abril, por la falta de actividad durante la cuarentena, lo que llevó a que cada unidad del sistema reciba allí un promedio de 573.000 pesos por cada unidad mientras que en Córdoba la compensación tarifaria por unidad es de 260.000 pesos.

“Valoramos el aumento de subsidios que se ha hecho desde la Nación, pero se calcularon en base a datos de diciembre. Necesitamos una nueva inyección de dinero urgente, no hay muchos otros caminos para salvar el sistema. La situación excepcional de caída de ingresos no tiene ninguna otra posibilidad”, aseguró un empresario.

Futuro incierto

El panorama no es alentador hacia adelante en cuanto a una solución definitiva para la actual situación que vive el transporte, porque nadie sabe aún cómo y cuándo se iniciará la “nueva normalidad” que permitirá replantear los números del sistema en cuanto a cantidad de viajes, unidades y requerimientos de subsidios.

“Las empresas están virtualmente quebradas, por ahora nos salva el hecho excepcional que afecta a todos por igual, pero en condiciones normales las compañías no podrían haber subsistido con estos números. Las empresas se mantendrán en la medida en que los acreedores no pidan la convocatoria”, advirtió un empresario del sector.

Por el lado de los Sindicatos, el panorama es similar ya que la deuda de las empresas con las entidades gremiales se acumula.

“El sistema está quebrado, en el caso de AOITA los empresarios ya nos deben 134 millones de pesos por aportes de obra social y cuota sindical, se hace muy difícil mantener el sistema solidario de nuestra obra social para los afiliados”, explicó Gramajo.

En ese sentido, y ante el panorama que se avecina, desde el Gremio ya trabajan en una red de contención para los empleados y para la preservación de las fuentes de trabajo, que anunciarán en los próximos días.

En el caso de UTA Córdoba, aunque la situación es similar desde el punto de vista financiero, los problemas internos y la falta de respaldo de algunos sectores a la actual dirigencia complican aún más la situación de la entidad que en las próximas semanas podría atravesar nuevamente tiempos convulsionados hacia adentro de la institución, en medio de la negociación que mantienen con las autoridades municipales de Córdoba.-

 


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5134

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.