sábado 12 de junio de 2021
CóRDOBA POBREZA EN ALZA
06-06-2021 00:56

En cuatro años 100 mil cordobeses menores de 14 años cayeron en la pobreza

En el segundo semestre de 2016 había 368.924 menores en situación de pobreza en Córdoba. Para 2020 ya eran 464.780. El número de cordobeses pobres, de todas las edades, creció 38% en ese período.

06-06-2021 00:56

El crecimiento de la pobreza en los últimos años en la Argentina en general y en Córdoba en particular, una provincia que podría considerarse rica en muchos sentidos, es escandaloso. No hay una sola razón que explique la desastrosa trayectoria de empobrecimiento que condena año a año a caer en esa situación a miles de cordobeses. Hay condiciones que responden a la macro, hay sin dudas condicionantes de la micro y hay falencias estructurales, en torno al nivel de la educación, a la imposibilidad de acceder a empleos calificados y a la siniestra distribución y gestión de los recursos.

Con todo, conforme aparecen los números de las condiciones de vida, de ingresos o de empleo de los argentinos, pareciera activarse cada vez con mayor naturalidad una capa de naturalización hacia una situación que amerita todo lo contrario. Pero la inmoralidad de los números de la pobreza sigue avanzando y se robustece con cada actualización de la Encuesta Permanente de Hogares del Indec, el Observatorio Social de la UCA o el espacio que dedique su tiempo a diagnosticar este mal endémico.

Intentando apartar la mirada del cortísimo plazo y buscando un análisis con un registro más amplio de la evolución de la pobreza, de la pobreza infantil y de sus manifestaciones en Córdoba es que el economista e investigador en el Conicet, Alfredo Schclarek Curutchet aceptó la propuesta de PERFIL CORDOBA, de indagar sobre las formas en que se manifestó la pobreza en los últimos años.

Y con esa mirada que se aparta de la comparación entre trimestres o hacia el año inmediato anterior, los datos son, claramente, más lastimosos. Partiendo desde la situación del segundo semestre de 2016 y contrastándola con una de las últimas fotos completas, la del mismo período del año pasado se evidencia un crecimiento exponencial de la pobreza en Argentina, un fenómeno de igual magnitud para la Provincia y una réplica con el mismo tenor doloroso para la situación de pobreza que atrapa a los menores de entre 0 y 14 años.

En base a datos oficiales, Schclarek Curutchet destaca que la pobreza total en Argentina pasó del 30,3% en el segundo semestre de 2016 a un apabullante 42%. Son 12 puntos porcentuales de crecimiento, que representan un crecimiento fatal en tan solo 4 años. A la vez, hacia 2016 estaban en situación de pobreza el 45,8% de los menores de 14 años a nivel nacional. Ese valor trepó al 57,7% en 2020.

“Es un aumento brutal. Acá hay aspectos macroeconómicos y micro. El macro es la brutal crisis que tuvimos desde 2018 a esta parte, el aumento de la inflación, la caída del nivel de la actividad, etc. Después, el problema a largo plazo es que muchos de estos niños, si no tienen buena educación o no están bien alimentados, evidentemente no les estamos dando las herramientas para que puedan salir de esta situación. La caída del poder adquisitivo del salario ha sido muy fuerte. Pero que haya aumentado tanto en tan poco tiempo se explica por la crisis que venimos arrastrando. Macri agarró una situación económica que no era buena, pero la empeoró notablemente. Su gestión económica fue desastrosa, es increíble que en tan poco tiempo hayan dejado esto”, dice Schclarek Curutchet.

Y en Córdoba las cosas no están mejor. La pobreza afectaba, en el segundo semestre de 2016 a 1.002.589 cordobeses, pero creció hasta los 1.389.728 cordobeses a fines del año pasado. Un salto que oscila el 38%. En tanto, en 2016 había 368.924 menores de 14 años en situación de pobreza. Y para el segundo semestre de 2020 ya eran casi 100 mil más: 464.780. Así, el número de menores pobres en Córdoba tuvo un incremento del 26%, también en un puñado de escasos años.

Sobre la situación de Córdoba también se desprenden varias reflexiones. “El punto acá es que está aumentando la pobreza y esto es un problema de largo plazo que va a requerir una serie de soluciones también a largo plazo. Se necesita asistencia obviamente, pero hay que hacer foco en qué está haciendo la pobreza. Estos chicos y las familias de estos chicos, es evidente que han caído en la trampa de la pobreza y que por sí solos no pueden salir. Hoy esa trampa es mala educación, mala alimentación y obviamente falta de oportunidades laborales cuando sean más grandes. Por eso, la solución no pasa solo por ´hay que crear trabajo´, porque muchos de estos chicos, al recibir una educación tan mala, tampoco van a ser empleables en un sector formal y se los destina a las changas, a la informalidad. Así se perpetúa la pobreza”, plantea el economista.

“Argentina tiene que crecer, crear más trabajo, pero también hay que trabajar fuertemente sobre la alimentación y la educación de los niños. Es cierto que has aspectos de la macroeconomía, y que son asuntos que deben resolverse desde un enfoque y un nivel nacional, pero acá la Provincia es la que está a cargo de la educación, tiene un rol importantísimo, central en todo esto. Y yo no veo ninguna preocupación en este sentido”.

 

 

En esta Nota