Despejado
Temperatura:
24º
Ciudad:
Buenos Aires
domingo 17 de febrero de 2019 | Suscribite
CóRDOBA / ESTRATEGIA OFICIALISTA
domingo 20 enero, 2019

En el arranque del año, Schiaretti fija el GPS en Capital, Sierras Chicas y Punilla

Con mayor presencia de Llaryora, apuesta a estos territorios para el primer trimestre del año, con fondos y obras en terreno de Cambiemos.

Por Gabriel Silva

DESPLIEGUE CAPITALINO. Schiaretti con Llaryora y Siciliano en Villa El Libertador. El líder de Pensando Córdoba no se baja de la carrera municipal. Foto: Cedoc Perfil

El peronismo oficial está decidido en concentrar todas sus fuerzas en un objetivo de máxima: la reelección del gobernador Juan Schiaretti. De manera tal que en la ingeniería oficialista, el resto de las candidaturas y armado son postas preliminares para contribuir a cuatro años más de Unión por Córdoba en El Panal. 

Por lo tanto, y para alcanzar esta meta, la mesa chica del schiarettismo dividió el “año corto”, consecuencia de los comicios en mayo próximo, con una fuerte presencia en distritos que le resultaron adversos en las últimas elecciones y donde se concentra la mayor parte del padrón electoral: Capital, Sierras Chicas y Punilla

Precisamente estas dos últimas regiones, con localidades que conforman el llamado Gran Córdoba y que en comicios anteriores desplazó al departamento Río Cuarto como el segundo en cantidad de votantes. 

En los tres distritos, el schiarettismo perdió en las Legislativas de 2017, incluso apelando, en el caso del departamento Colón, a dos referentes con territorio: el intendente de Colonia Caroya, Gustavo Brandán, ocupó el séptimo lugar en la lista (no entró); y el intendente de La Calera, Rodrigo Rufeil, fue el jefe de la campaña que tuvo a Martín Llaryora al tope de aquella boleta. 

El número que aportaría Llaryora. Cada vez son más continuas las apariciones de Llaryora junto a Schiaretti en cada recorrida que hace el gobernador por la Capital. Esta semana, al diputado nacional se lo vio con un alto perfil en una visita a la obra de cloacas en Villa El Libertador y luego en un acto con entrega del plan “Vida Digna” en Agec, el gremio liderado por Pablo Chacón, el sindicalista que tras la muerte de José Manuel de la Sota se acercó al calor schiarettista.

 Todos estos indicadores abren la puerta para que varias fuentes en el Centro Cívico se encarguen de filtrar fotos y mensajes dando prácticamente por hecho que el parlamentario será el hombre del peronismo que encabece el binomio municipal. 

La estrategia no es antojadiza. Como se dijo hace unos meses en PERFIL CORDOBA, el exintendente de San Francisco le permite asegurar a Schiaretti un número cercano al 30% que le daría el espaldarazo a UPC en busca de la reelección provincial. En diálogo con este medio, una fuente del PJ mostró optimismo y habló incluso de un 35%. Sin embargo, un funcionario con despacho en El Panal se animó a bajar el optimismo: “con menos también alcanza. Hay que acercarse a los 30 puntos”, afirmó y comparó la última elección que le dio un nuevo mandato a Ramón Mestre al frente del Palacio 6 de Julio con un poco más del 32% de las voluntades y una oposición dividida. De la misma manera que puede ocurrir ahora.

 Los opositores como aliados. En el departamento Colón, de los distritos que más creció en los últimos años al igual que departamentos como Punilla y Santa María, el despliegue del PJ provincial también se hace de a poco. 

En realidad, el desembarco lo vienen realizando con la buena sintonía con los intendentes de la oposición, donde más de uno decidió adelantar las elecciones y despegarlas de la puja provincial. Tal es el caso del macrista Eduardo “el Gato” Romero y el radical Daniel Salibi, intendentes de Villa Allende y Mendiolaza, respectivamente. 

Los dos tienen en común el enfrentamiento con las cúpulas de sus partidos y el llamado a elecciones para el 14 de abril, despegadas de Nación y Provincia. El exgolfista confirmó la intención a los referentes de Cambiemos que lo visitaron la semana pasada en un festival; mientras el radical entiende que puede ir por un sexto mandato porque la reforma al código electoral en la Unicameral se lo permite.

En el departamento hay otras dos localidades en las que el schiarettismo pone la lupa: Jesús María y La Calera. La ciudad de Sierras Chicas es gobernada por el peronista Rufeil, de relación distante con El Panal después del enfrentamiento con algunos alfiles por la elección 2017, y de quien esperan que pegue el 12 de mayo. 

La capital de la doma es administrada por la macrista Mariana Isipizúa, encargada de completar el período del diputado Gabriel Frizza. Sin carta orgánica en el municipio deben votar dentro del mes anterior o posterior a la elección provincial, pero dependerá de la definición de las candidaturas en Cambiemos. 

La carta de Avilés. Punilla fue otro escenario adverso para el PJ provincial en los últimos años. Por lo tanto, sin la aparición de una figura de peso en el departamento que tiene como referencia al presidente del partido, el senador Carlos Caserio, Schiaretti decidió concentrar obras de cloacas y gas en Carlos Paz y alrededores. 

Sin embargo, y ante la posibilidad de que no se traslade a votos, la aparición de afiches de Esteban Avilés, el intendente carlospacense que no tendrá chance de reelección, son un indicador que parece confirmar el rumor de que será “el candidato que parta el voto opositor”. 

Con buena imagen en la región y elecciones el 30 de junio, la próxima parada de Avilés es negociar el camino allanado para su sucesor en la Perla de Punilla. Construcción que buscará obstruir Cambiemos, mucho antes de la elección municipal. 


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4543

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard