jueves 07 de julio de 2022
CóRDOBA Refugio de la historia

En julio inaugura el nuevo Centro Cultural de la UNC

El flamante espacio denominado Paseo Córdoba de la Nueva Andalucía contó con una inversión de 450 millones de pesos. Tendrá un museo, plaza arqueológica jesuita, auditorio y paseo peatonal. Será uno de los emblemas de gestión del rector saliente Hugo Juri.

12-06-2022 00:49

La Universidad Nacional de Córdoba se prepara para inaugurar en las próximas semanas, una de las obras más emblemáticas de los últimos años. Se trata del Centro Cultural de la UNC, ubicado en la esquina de las calles Duarte Quirós y Obispo Trejo, el cual se enmarcará en el denominado “Paseo Córdoba de la Nueva Andalucía”.

El rector Hugo Juri, será el encargado de dejar inaugurada esta obra, que marcará un hito de su gestión al frente de la Casa de Trejo, y que contó con una inversión superior a los 450 millones de pesos.

Este nuevo espacio, que jerarquizará el área central de la ciudad, más específicamente a la zona de la Manzana Jesuítica, reunirá una serie de obras entre las que se incluirán un centro cultural de más de 3.100 metros cuadrados, un auditorio para la realización de múltiples eventos, una plaza arqueológica jesuítica y un museo. Además, habrá un paseo peatonal desde el cuál se podrá apreciar, sin ingresar, algunas de las excavaciones realizadas en el lugar.

Refugio de la historia. Ian Dutari, secretario de Planificación Estratégica de la UNC destacó, en diálogo con PERFIL CORDOBA, que la obra completa, contará con la aprobación de la Comisión Nacional de Museos, Monumentos y Lugares Históricos, y señaló que a través de la misma se podrá observar la evolución de la arquitectura en Córdoba, entre ellos el antiguo Refectorio o comedor jesuítico, que data del siglo 17 (año 1650), una de las primeras construcciones que tuvo la ciudad de Córdoba.

La singularidad e importancia del Refectorio radica en que se trata del último espacio en el que los “Hermanos de la Orden” convivieron cuando fueron detenidos en 1767, y desde el cual partieron hacia su expulsión del territorio americano.

Centro Cultural UNC 2

“Es el ultimo lugar donde estuvieron los jesuitas en Córdoba. Cuenta con una riqueza cultural e histórica muy importante para la ciudad”, señaló Dutari. El ex decano de la Facultad adelantó que la misma estará inaugurada en las últimas semanas de julio. “Es una obra extremadamente compleja. Es un proyecto que debió pasar muchas instancias de aprobación, intervino arqueología de la provincia, hubo licitaciones muy importantes, y además una pandemia en el medio. Hay trabajos de restauración que son milimétricos, uno ve los videos y hay instancias en las que se trabajaba con un cepillo de dientes. Es una obra que es ejemplar en cuanto al tratamiento del patrimonio. El ritmo de un trabajo de este tipo lo marca el edificio”, comentó Dutari al ser consultado acerca de los tiempos de este proyecto.

El trabajo implicó estudios con georradares para la demarcación de las zonas a excavar, además de numerosas herramientas y materiales, así como una minuciosa tarea de relevamiento, restauración, cálculo estructural y completamiento de obra.

Para que el público pueda observar de la manera más amplia la riqueza cultural del lugar, se instalaron pasarelas sobre la plaza arqueológica desde las cuales los visitantes podrán no sólo apreciar los muros y pisos, sino también el trabajo de arqueólogos y arqueólogas que continuarán en el lugar.

Dutari resaltó que esta obra “tiene el valor de ser patrimonio cordobés. Esto no se repite en otro lugar. Las estancias jesuíticas fueron algo muy particular, un modelo social que sostuvo económicamente a la universidad en el siglo 17. Esta obra tiene que ver con la identidad de nuestra sociedad, con la trayectoria de los jesuitas en Córdoba. Que la universidad se encargue de poner en valor un patrimonio que estuvo abandonado 400 años es muy importante. Esto estuvo aquí siempre, pero nadie se tomó el trabajo de hacer un pozo”.

Centro Cultural UNC 4

El renombrado arquitecto destacó además que este nuevo espacio público aportará un elemento más al turismo receptivo de la ciudad, integrándose al circuito de las peatonales. “Son elementos que se integran a la oferta cultural que tiene nuestra ciudad y todo fue hecho por manos cordobesas”, completó.

Arqueólogos. En las obras participaron arquitectos, historiadores, biólogos, restauradores, especialistas en patrimonio y un equipo de arqueólogos y arqueólogas coordinados por el área de Arqueología de la provincia de Córdoba que fueron quienes tuvieron a cargo el avance de los trabajos para dejar al descubierto las huellas arquitectónicas jesuíticas. Estos equipos desarrollaron las labores junto a especialistas de la Agencia Córdoba Cultura y de la propia UNC.

Alfonso Uribe, jefe de Arqueología de la Provincia explicó a este medio que “se han excavado y descubierto estructuras del período jesuítico y del período posterior, luego de que fueran expulsados en 1767, momento en que se hicieron cargo del Colegio Máximo (actual UNC), los franciscanos. Allí podemos ver el Patio de la Botica, donde se encontraba la enfermería y el área de farmacia del Colegio Máximo”, detalló el profesional.

“Después tenemos el sector de Refrectorio, el cual era el comedor, el cual aún no se ha excavado en su totalidad; esa área seguirá en excavación durante los próximos dos años y la gente podrá apreciar como trabajan los arqueólogos. Hemos encontrado también un canal de agua que llevaba a una cisterna. Todos estos restos arqueológicos nos permiten entender como era la Manzana Jesuítica en esa época. Estamos trayendo a la luz a edificios que estuvieron soterrados durante unos 400 años y que el visitante podrá recorrer”.

El lugar servirá también de escuela de campo para los estudiantes de historia y antropología que se especialicen en arqueología y arqueología histórica.

Piezas. Uribe contó que además de las estructuras construidas que muestran la evolución de Córdoba se hallaron un gran número de objetos de esa época, entre ellos amuletos de origen africano que usaban los esclavizados que habla sobre la religión ancestral. Además se descubrieron platos, cuencos, candelabros, y objetos traídos de Europa como platos, porcelanas, canicas de niños, caras de porcelana, vasos, botellas.

“Encontramos una multiplicadad de objetos que nos muestran la evolución de este sector de la ciudad”, cerró el arqueólogo.

 

Centro Cultural UNC 3

Contribuye a redescubrir la riqueza y variedad de nuestro patrimonio”
 

Teresa de Anchorena, presidenta de la Comisión Nacional de Monumentos, Lugares y Bienes Históricos (CNMyBH), y encargada del resguardo del patrimonio que se encontraba en el sitio consideró que “la obra de restauración, reciclaje y puesta en valor de esta parte olvidada de la Manzana Jesuítica es un logro de la Universidad Nacional de Córdoba que ha rescatado el patrimonio tangible e intangible de un sector muy importante del centro histórico de la ciudad”.

Por tal motivo la Comisión Nacional amplió la declaratoria de Monumento Histórico Nacional a este predio para que también sea incorporado a la Lista de Patrimonio Mundial como parte integrante de la Manzana Jesuítica.

“Es un trabajo en conjunto que contribuye a redescubrir la riqueza y variedad de nuestro patrimonio y la importancia de la integración entre arquitectura nueva y construcciones históricas”, destacaron desde la Comisión.

En esta Nota