lunes 03 de octubre de 2022
CóRDOBA Salud

Hemoderivados inicia semana clave en el tratamiento contra el Covid-19

En el Laboratorio de la UNC trabajan contrareloj en los avances técnicos del proyecto. Se definen interlocutores de Provincia y Anmat para acelerar tiempos vinculados a la recolección de plasma.

12-04-2020 00:48

En su edición del domingo pasado, PERFIL CORDOBA anticipó de manera exclusiva el tratamiento que proyecta el Laboratorio de Hemoderivados de la Universidad Nacional de Córdoba para pacientes afectados con COVID-19. Del tema se hicieron eco tanto medios nacionales como internacionales, que remarcaron el trabajo que se desarrolla en la institución, galardonada por la ONU en 2019.

Esta semana, el proyecto de Hemoderivados recibió un espaldarazo contundente por parte del gobernador Juan Schiaretti, quien en su cuenta de Twitter comunicó que firmaba un convenio con el rector de la UNC para trabajar de manera conjunta.

“Hemos firmado dos convenios con el rector de la UNC Córdoba, Hugo Juri, para trabajar juntos contra el coronavirus, poniendo a disposición todos los recursos del Laboratorio Central de la Provincia, del Instituto virológico José María Vanella y del Laboratorio de Hemoderivados”, escribió Schiaretti en un primer tuit. “Con el Instituto José María Vanella se trabajará en la detección de anticuerpos neutralizantes contra el virus COVID-19... Con el Laboratorio de Hemoderivados se trabajará el plasma de personas que son convalecientes para generar inmunoglobulinas enriquecidas y tratar a pacientes que están en etapa crítica”, completó el funcionario.

El anuncio fue recibido con entusiasmo en Hemoderivados. “El apoyo de la Provincia es fundamental. Sería imposible hacer esto nosotros solos, principalmente en lo que respecta al manejo de donantes de plasma, que es un punto clave. La intervención de la salud pública es importantísima”, expresó Daniel Allemandi, doctor en Ciencias Químicas y gerente de Operaciones del Laboratorio de Hemoderivados a este medio.

“La Provincia tiene todos los datos de los pacientes enfermos y los recuperados. La logística de la extracción de sangre, aquí en la provincia, no la vamos a realizar nosotros porque vamos a estar abocados a las tareas dentro del Laboratorio”, agregó y consideró que esta semana será deteminante para los avances, ya que seguramente se designará al interlocutor del Ministerio de Salud con quien comenzarán a trabajar en conjunto.

Avances en Anmat. Son varias las líneas en las que se trabaja de manera incesante en Hemoderivados. Otro de los temas en marcha tiene que ver con la aprobación por parte de Anmat, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica. Cualquier medicamento debe ser aprobado por dicho organismo.

El pasado jueves ingresó a Hemoderivados el formulario oficial para la aprobación del medicamento. Además, se mantienen contactos permanentes con Anmat ya que un tratamiento de origen biológico como el de la inmunoglobolina enriquecida requiere aún mayores validaciones. Por tal motivo esta semana también debería definirse el interlocutor que acompañe todo el proceso de aprobación.

Técnicos contrarreloj. En paralelo a las cuestiones más burocráticas, técnicos de Hemoderivados trabajan en conjunto con investigadores independientes en desarrollar a escala de laboratorio la técnica de cuantificación de anticuerpos, que permitirá determinar si el plasma extraído es adecuado para generar inmunoglobulina enriquecida. “Estamos avanzando firmemente en la puesta en marcha pero antes hay que tener una serie de conocimientos para darle forma al desarrollo. Si bien tenemos experiencias en la inmunoglobulina, aquí hay un montón de incógnitas porque es una enfermedad nueva. Por ejemplo, aún debemos determinar cuál es el mejor momento para la extracción de plasma: en qué momento la persona ha desarrollado más anticuerpos”, explicó Allemandi.

Trabajos a menor escala. Habitualmente Hemoderivados trabaja con lotes de 600 kilos de plasma sin embargo para adecuarse a la situación actual de salud a la que los expertos califican como una primera etapa en el Laboratorio de la UNC se encuentran adaptándose en trabajar en lotes más pequeños que requieran unos 200 o 300 kilos de plasma. Esta tanda podría obtenerse con la donación de unos 200 pacientes. En caso de contar con el plasma, los técnicos de Hemoderivados estiman que el primer lote de inmunoglobulina enriquecida podría estar disponible en 60 días.

En esta Nota