domingo 03 de julio de 2022
CóRDOBA CAJA EN CORTOCICUITO

La deuda de Epec se disparó a $13.400 millones, el 90% de sus ingresos totales

El aumento del dólar y la toma de nuevo endeudamiento en pesos desataron un crecimiento explosivo de los compromisos que enfrenta la Empresa Provincial de Energía de Córdoba.

07-10-2018 00:49

A fines de septiembre de este año, el 73,7% del total de la deuda de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (Epec) corresponde a títulos denominados en dólares. Se trata del Bono Bicentenario (valor residual por US$ 160 millones) y Títulos de Deuda Pública Garantizados (US$ 100 millones). Considerando la devaluación de la divisa norteamericana y su virtual estabilización en torno a los $38, la deuda en dólares de la empresa trepa hoy a $9.880 millones. “Adicionalmente, la compañía tomó un préstamo con Banco de la Provincia de Córdoba por $200 millones garantizado con los fondos de coparticipación de la Provincia y un préstamo con la Provincia de Córdoba por $ 2.777 millones que utilizará para financiar su capital de trabajo y reducir la deuda con Cammesa”, indica un informe de la agencia FixScr (Fitch Rating), fechado el 27 de septiembre.

De este modo, el arrastre de deuda en pesos de ejercicios pasados ($544 millones) sumado al impacto de la devaluación sobre los compromisos en dólares y a los nuevos créditos tomados en moneda nacional durante 2018 escalaron el total del endeudamiento de Epec a $13.400 millones. Si se compara el monto con las ventas netas anuales reportadas para el ejercicio 2017 -que fueron de $14.867 millones- se observa que la deuda ya es el 90% de los ingresos.  

La gravedad de la situación financiera que enfrenta la empresa queda claramente expresada en la relación Deuda/Ebitda, es decir entre los compromisos y el beneficio bruto de la explotación. Según FixScr, esta relación arroja un indicador en torno a 5.0x, considerando exclusivamente la deuda en pesos ($3.520 millones) y el Ebitda obtenido en el primer trimestre del 2018 ($771 millones). Vale aclarar que un valor de hasta 2.0x es considerado “razonable” y superior a ese nivel es de “alto riesgo”.

Además, “existe un descalce de moneda por US$100 millones, correspondiente a los títulos de deuda garantizados”, advierte la calificadora. “Esto es producto de que la empresa tiene 92% de sus compromisos asumidos en dólares y el 100% de sus ingresos, por transporte y distribución, son en pesos”, explica el analista Pablo Cianni. Dado que el Estado provincial responde como garante de última instancia, “no existe riesgo de default”, sostiene Cianni.

No obstante ello, la situación de Epec implica para el Tesoro provincial una carga cada día más difícil de soportar como consecuencia del proceso devaluatorio. “En el pasado, la Provincia ya ha desembolsado (entre préstamo y fondos provenientes de la coparticipación federal) más $ 1.900 millones para el pago del Bono Bicentenario”, recuerda FixScr.

Extrema tensión. A marzo de este año,  mucho antes de que impactara en los fondos disponibles de la empresa el conflicto con Luz y Fuerza, su caja e inversiones liquidas ascendían a $488 millones y la deuda de corto plazo a $2.936 millones. Esto demuestra que, no solo el volumen total del endeudamiento, sino también sus plazos de vencimiento en relación a la capacidad para generar flujos complica el presente y el horizonte próximo de Epec.

Esta tensión entre ingresos y deudas a pagar está llevando a la empresa a un espiral de endeudamiento como consecuencia de las obligaciones que asumió al tomar préstamos en moneda extranjera. En efecto, al lanzar el Bono del Bicentenario la empresa se comprometió a limitar la toma de nuevo endeudamiento, y si lo hace debe pagar a los tenedores del título una compensación. Como debió recurrir en dos oportunidades a la toma de nuevas deudas, Epec ya lleva pagados US$1,2 millón en concepto de waiver a los tenedores del Bicentenario.

“En el pasado, el flujo generado por las operaciones ha sido insuficiente para cubrir las inversiones de capital y las variaciones de capital de trabajo. La compañía debió recurrir a mayor endeudamiento financiero, aportes de capital y financiamientos por parte de Cammesa para obtener financiación. Fix espera que EPEC continúe teniendo un flujo de fondos libre negativo durante 2018 debido a las inversiones y a las necesidades de capital de trabajo”, concluye la agencia calificadora.

 

CONFLICTO EN PUERTA POR CONSUMO ESTIMADO Y DOBLE FACTURA

En la Unicameral, esta semana ingresó un nuevo pedido de informes respecto de la gestión de Epec.  El legislador Juan Pablo Quinteros (Frente Cívico, integrante del interbloque Cambiemos) solicitó al Gobierno y directorio de la empresa información en relación a “las estimaciones y fallas cometidas en la facturación”,  en los últimos meses.  La Resolución General ERSeP N° 26/2018, del 1 de junio había habilitado a la empresa a estimar los consumos de dos meses consecutivos ante el conflicto suscitado en abril con el gremio de Luz y Fuerza.

“Los consumos que se podían estimar de acuerdo a dicha resolución eran solamente los correspondientes a abril y mayo. Adicionalmente, en julio, Epec decide tercerizar la lectura de medidores a las empresas EMA y Conectar. Claramente, la resolución del ERSeP y la tercerización de la lectura, terminaron generando innumerables reclamos por malas lecturas y estimaciones de consumos”, argumenta Quinteros. Por otro lado, a fines de septiembre y principios de octubre comenzaron a distribuirse las facturas con la novedad de que llegan dos de mantera conjunta, como si se hubiera regresado a la facturación bimestral.

“Pero, esto se hace de manera especulativa y artera porque, de esta forma, se entrega una factura vence a los 15 días de su recepción y la segunda a los 45 días”, puntualiza Quinteros. “Este criterio genera, como ya se vio con el sistema de facturación de Aguas Cordobesas (el que solicitamos que se modifique), que una importante masa de usuarios, por cuestión de desconocimiento o por un principio de practicidad, abone ambas boletas de manera inmediata, lo que deriva en que la empresa perciba el pago de los usuarios con más de 30 días de anticipación al vencimiento real. Esto denota la intención de un manejo financiero interno de la Epec con el dinero de los usuarios”, concluye el legislador.

En esta Nota