lunes 06 de febrero de 2023
CóRDOBA INTERNA DEL FDT

Massa pasó por Villa María y Gill sigue en la construcción de su espacio

El ministro de Economía anunció el desembolso de más de 9.100 millones de pesos para los productores lecheros. Tras el acto, hubo una cena a la que asistieron cerca de los 100 intendentes invitados al acto con los cuales el intendente Martín Gill pretende construir una alternativa. También se sentaron a la mesa integrantes del Frente de Todos, como Eduardo Fernández y Marcos Farina.

08-01-2023 00:45

Martín Gill: Sergio, no hagamos actos políticos con puros discursos, hay que mostrar gestión, gestión y más gestión.

Sergio Massa: Estoy de acuerdo.

El breve extracto es parte del diálogo que mantuvieron el intendente de Villa María y el ministro de Economía, durante la visita del funcionario nacional a la ciudad que se encuentra en la principal cuenca lechera del país. A propósito, Massa anunció que el Estado desembolsará algo más de 9.100 millones de pesos para los productores lecheros, y que esos fondos serán distribuidos conforme a la producción y venta entre octubre de 2020 y setiembre de 2021.

Más de 100 intendentes cordobeses (en su mayoría de los departamentos de la zona) siguieron con atención el acto en el que se hizo el anuncio.

En un diálogo anterior, Gill le había pedido a Massa respuestas para el sector lechero y en ese momento el ministro le respondió que se estaba ocupando y que a la brevedad tendría una respuesta. Ahí, el intendente le sugirió que al anuncio viniera a hacerlo a Villa María. Hace 10 días, Massa lo llamó pidiendo fecha para el acto. Luego de ese encuentro institucional, Gill organizó una cena con Massa, los intendentes y otros dirigentes en el Sport Social Club de Villa María. A la comida asistieron el diputado nacional Eduardo Fernández y el riocuartense Marcos Farina, del Ministerio de Transporte de la Nación, ambos del Frente de Todos.

En privado, Massa dijo lo que todo el mundo imaginaba: que cuando asumió, hace 100 días, la situación era gravísima con dos problemas centrales: la inflación y la falta de reservas. Hoy, según el funcionario, poco a poco todo empieza a acomodarse.

Hasta ahora, ha rechazado tener aspiraciones políticas pero todo el kirchnerismo lo ve con probabilidades si la situación socioeconómica del país se mejora o, al menos, no continúa barranca abajo. En el peronismo creen que si no es Massa, será muy complejo establecer un escenario ordenado.

Por las dudas, la vicepresidenta Cristina Fernández ha organizado un diálogo con el embajador en Brasil, Daniel Scioli, lo cual puede verse como una alternativa o también como una presión sobre Massa, adversario interno del titular de la representación en Brasilia.

En los primeros minutos de ayer, decoló el Tango 03 que transportaba a Massa y su equipo con destino a la ciudad de Buenos Aires.

Gill ve el panorama muy abierto. El intendente de Villa María sigue sin definir su postura y dice que todavía el panorama sigue muy abierto. Tiene sus vínculos con el peronismo provincial y con el intendente de Córdoba y candidato a gobernador, Martín Llaryora, existen contactos.

Pero también es cierto que no ha cortado los lazos con el Frente de Todos. Es más, la presencia de Eduardo Fernández y Farina el viernes en Villa María es una prueba de ello. En su entorno, consideran que la apuesta es construir una alternativa más amplia que el Frente de Todos y que, como se puede intuir, contenga a otros sectores.

“Están todos los frentes muy abiertos”, repitió Gill cuando se lo consultó sobre el punto y consideró que el justicialismo no puede cometer los errores recientes que lo llevaron a sufrir duras derrotas en las legislativas pasadas (primero las Paso y posteriormente las generales) y después en Marcos Juárez. En los tres actos electorales, Juntos por el Cambio obtuvo contundentes victorias.

Se puede decir que el villamariense no dinamitó ningún puente pero tampoco selló ninguna alianza.

En esta Nota