martes 28 de septiembre de 2021
CóRDOBA GUSTAVO MARCHETTI
25-07-2021 00:58
25-07-2021 00:58

Quién es el ‘sheriff’ de Carlos Paz, el fiscal investigado en tres causas

El TSJ acaba de abrirle el tercer sumario administrativo. Dueño de una personalidad extravagante y polémica, realizó pesquisas exitosas pero también recibió cuestionamientos por excesos en las detenciones que ordenaba.

25-07-2021 00:58

El 14 de julio, en plena feria judicial, la fiscal Jorgelina Gómez abrió de oficio una investigación porque una mujer que fue asistida en un intento de suicidio señaló haber sido víctima de abuso sexual por parte del fiscal de Instrucción Gustavo Marchetti. Inmediatamente, el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) generó un sumario administrativo, el tercero en el que se analizan las conductas del magistrado.

Así, Marchetti volvió al centro de las polémicas. No es la primera vez. Es la tercera investigación penal que se abre en su contra, ya que tiene elevada a juicio una causa por violencia familiar y otra por presunto abuso de autoridad con requerimiento de investigación de una fiscalía.

“Está en una olla a presión”, comentó una fuente de la Legislatura, cerca de los despachos del Jurado de Enjuiciamiento. “No hay quien lo sostenga”, respondió ante la consulta sobre qué paraguas político lo cobija. Y agregó: “Está en una situación casi insostenible porque hay cuestionamientos sobre el trato que dispensa a los abogados. La opinión no es buena”.

Con todo, Marchetti sigue al frente de la Fiscalía de Instrucción N.º 1 de Carlos Paz. Hace unos cuatro años debió enfrentar una patología crónica y pudo sobreponerse. Los médicos le dieron el alta, pero desde entonces la fiscalía a su cargo no ingresa a la rueda de turnos con las otras dos de la sede Carlos Paz. Solo sus colegas Ricardo Mazzucchi y Jorgelina Gómez intervienen en los hechos nuevos. A Marchetti le quedan las causas que tiene en trámite.

Polifacético. “Un gran trabajador”. Así lo define un colaborador cercano al recordar los inicios de su trayectoria en Carlos Paz. “Autoritario”, lo caracterizan quienes lo cruzaron en los expedientes a lo largo de los años y le colocaron el mote de “el sheriff”. Otros, más benévolos, señalan que en algunas ocasiones “se excedía en sus funciones”. “Extravagante”, lo caracterizan los asistentes a las fiestas de la temporada veraniega que reúnen en la villa serrana a la farándula porteña y a las cuales asistía religiosamente. “Competitivo”, lo describen sus compañeros de fútbol en la juventud, cuando disputaban torneos del gremio de judiciales, quienes recuerdan que “caminaba la cancha, se acariciaba el pelo hacia atrás y todos lo cargaban señalando que lo hacía para mirar su sombra”.

Marchetti llegó a Carlos Paz para asumir como fiscal de Instrucción en 2004. Antes había estado en Córdoba. Fuentes políticas consultadas por PERFIL CÓRDOBA señalaron que es un funcionario del palo judicial y el único trato cercano con (José Manuel) De la Sota y (Olga) Riutort —cuando eran pareja— fue cuando vivieron en Carlos Paz. Pero eso dista de que tenga una banca externa a los tribunales.

Logros. Hubo varias investigaciones que condujo Marchetti que resultaron exitosas. Los secuestros extorsivos en los que participó Martín ‘el Porteño’ Luzi terminaron con fuertes condenas. Como fiscal también investigó las estrafalarias compras que realizaron tribunos de Cuentas del municipio, de pétalos de rosa, dulces y champagne. Ese caso también terminó en sanciones, incluso pecuniarias, que debieron afrontar los exfuncionarios condenados por peculado.

El día en que los reporteros terminaron presos. En los pasillos de tribunales y en algunos medios de prensa lo caracterizan de “mediático”. Señalan que solía estar atento a las publicaciones o transmisiones radiales y televisivas y, cuando se referían a causas donde él intervenía, levantaba el teléfono y llamaba para aportar algún dato importante.

Pero también tuvo un traspié con reporteros gráficos. Fue en abril de 2006, cuando se encontró el cuerpo del joven Lucas Maldonado en el cauce del río San Antonio, dos días después de que su familia denunciara la desaparición. Santiago Berioli, fotógrafo que trabajaba en La Voz del Interior, llegó hasta el lugar del hallazgo, pero se ubicó en la ribera de enfrente.

“Él estaba del otro lado –recuerda– cuando vienen de golpe dos policías para decirnos que nos detenían porque habíamos traspasado el perímetro. Nos llevaron a la comisaría. Después, llegó un fotógrafo del diario Clarín y le sucedió lo mismo. Nos pintaron los dedos a los tres; en realidad no había ninguna valla”.

Fue un escándalo y resultó inentendible la decisión intempestiva del fiscal. Según recuerda Berioli, “a las pocas horas llegó la orden desde Córdoba y fuimos liberados”.

Protesta
DETENCIONES ARBITRARIAS. En 2012 hubo manifestaciones por detenciones que ordenaba, aparentemente, sin motivos suficientes. Eso creó tensión con el juez de Control de la jurisdicción.

En 2012, ciudadanos realizaron manifestaciones públicas pidiendo “seguridad jurídica” por lo que consideraron detenciones arbitrarias de varias personas. Algún memorioso recuerda que hubo contrapuntos con el Juzgado de Control, a cargo de Daniel Strasorier. “Es el juez de los delincuentes y yo el fiscal de la gente”, señalan que llegó a decir Marchetti.

LOS EXPEDIENTES: Violencia familiar, amenazas y ahora abuso sexual

Los expedientes penales en los que se investigan las conductas del fiscal Gustavo Marchetti son tres.

  • El más antiguo se abrió por la denuncia de su exesposa, Nora Sartori, por hechos de violencia familiar en el contexto de un divorcio. El entonces fiscal de Cosquín, Martín Bertone —actualmente camarista—, solicitó en 2018 que se abra la investigación y el juez de Control lo imputó por el delito de amenazas. “Te va a pasar lo mismo que a Nora Dalmasso”, fue la expresión que habría utilizado en medio de una discusión por la división de bienes. El año pasado, la fiscal que sucedió a Bertone, Paula Kelm, firmó el requerimiento de elevación a juicio efectuado por el juez. En diálogo con este medio, el defensor Darío Vezzaro señaló que la decisión jurisdiccional fue apelada y se encuentra en la Cámara del Crimen de Villa Dolores, que debe resolver sobre un planteo de nulidad.
  • El segundo expediente en el cual se lo investiga se abrió por la entrega a la Justicia de un procedimiento policial en noviembre del año pasado, cuando estaba prohibido mantener locales gastronómicos y bailables abiertos en horarios nocturnos. El operativo de la Policía se realizó en el bar Cocotte por infracción a normas sanitarias por la pandemia de Covid-19. Según el parte policial, Marchetti —presente en el lugar— enfrentó a los efectivos y a un inspector municipal. La causa avanzó. La fiscal de Cosquín, Paula Kelm, requirió al Juzgado la investigación jurisdiccional en principio, por los delitos de amenazas y abuso de autoridad. El Juzgado de Control de Cosquín debe resolver si hay pruebas para imputarlo.
  • La última causa es la abierta de oficio el 14 de julio último, durante la feria. Sucedió a partir de un procedimiento preventivo por una alerta a raíz de un intento de suicidio. La mujer asistida dijo en sede policial que había sido abusada sexualmente por Marchetti. Esa noticia generó una comunicación a la Justicia, donde la presunta víctima no radicó su denuncia. La fiscal Jorgelina Gómez ordenó las primeras medidas y lo más probable es que se inhiba de seguir interviniendo porque trabajó en la Fiscalía de Marchetti. Luego de que tomó estado público la apertura de la investigación, Marchetti hizo declaraciones en Cadena 3. Dijo desconocer el hecho de abuso que le endilgó la mujer y afirmó: “No estoy al tanto de ninguna información que me involucre, pero sé que hay una persona desequilibrada mentalmente que en un intento de suicidio me nombró”. La frase no cayó bien en tribunales.
Marchetti en el boliche
NOCTÁMBULO. Marchetti (de camisa) es un asiduo concurrente a pubs, boliches y las fiestas de la temporada veraniega que reúne a la farándula porteña en la villa serrana.

Disciplinarios. A la par de cada pesquisa penal reseñada, la Oficina de Sumarios que depende del Tribunal Superior de Justicia abrió investigaciones administrativas. La última fue a raíz de la causa por presunto abuso sexual de la cual se conocen escasos detalles. Sin embargo, cada intervención va reuniendo las novedades y el sumario se mantiene abierto a la espera de las decisiones jurisdiccionales.

¿Se jubila? La defensa técnica, encabezada por Darío Vezzaro, comentó a este medio que Marchetti reúne los requisitos y está en condiciones de jubilarse, pero no dijo que vaya a hacerlo. Renunciar para acogerse a la jubilación es una posibilidad.

Las causas penales contra jueces, fiscales y asesores letrados pueden avanzar sin causar la destitución a través de un jury hasta el momento del juicio o si hay orden de detención. Son las únicas instancias en que es necesario desplazarlos de sus funciones.

Pero una vez abierto el proceso de destitución quien es sometido al Jury pierde el beneficio jubilatorio como magistrado. No son pocos los que se preguntan por qué, ante el panorama que tiene por delante, Marchetti no da un paso al costado.

En esta Nota