sábado 25 de septiembre de 2021
CóRDOBA A LAS PUERTAS DE DICIEMBRE
08-11-2020 00:57
08-11-2020 00:57

Schiaretti y los últimos 50 días del año más complicado

El control de la calle, la mesa política para encarar la última parte del 2020, la mira puesta en Río Cuarto y la relación con Nación. La contención de los sucesores, clave.

08-11-2020 00:57

Todo por Zoom. No habla cara a cara con nadie; los únicos encuentros personales con sus funcionarios son aquellos que se producen en la explanada del Centro Cívico y ahí recién se ve fuera de lo virtual con aquellos que forman parte de su gobierno. El resto, todo vía videollamada. 

Así transita la última parte de este complejo 2020 el gobernador Juan Schiaretti; uno de los años más duros en los tres mandatos no consecutivos a cargo de la Provincia y con la última parte enfocada en un diciembre que habitualmente es difícil. 

No obstante, cerca del primer mandatario provincial, aquellos que detallan que las personas que lo contactan con asiduidad lo hacen “vestidos de astronautas” y respetando todos los protocolos sanitarios, aseguran que el GPS está programado para transitar el final del año sin sobresaltos. Esa agenda que tiene cargados como temas principales las elecciones en Río Cuarto, el protagonismo de aquellos funcionarios que le transmiten al gobernador el pulso de la calle y el rumbo de lo que será la temporada de verano con la nueva normalidad. Esto, sin descontar el clima netamente político, ese que está más allá de lo que sucede en la órbita de la gestión y que conlleva la contención de los sucesores, el diálogo con la Nación y conservar el perímetro del alambrado. 

El control de la calle. Hay tres funcionarios provinciales que tienen línea directa con Schiaretti y le transmiten qué está sucediendo en los barrios: Carlos Massei, Laura Jure y Alfonso Mosquera, ministros de Desarrollo Social, de Promoción del Empleo y de Seguridad, respectivamente. A ellos, se les suma la diputada nacional Alejandra Vigo. 

Camino a diciembre, y después de algunos acontecimientos que se vivieron como el de esta semana con el camión que volcó en Circunvalación, esa mesa está activa y es la primera que pinta el escenario de la nueva normalidad. 

Massei, histórico schiarettista, no solo transmite lo que pasa en los barrios. Sino que también es el que tiene buen diálogo con su par nacional, Daniel Arroyo, sigue de cerca cuántas partidas de los próximos programas llegarán desde Casa Rosada y fortalece el diálogo con los intendentes. Con algunos, en muy buena sintonía. 

Además, juega hacia adelante y algunos dirigentes del PJ Capital sostienen que empezó a trabajar hacia el 2023. “Le armó a Martín (Llaryora) una reunión con las 62 Organizaciones hace unos días y motorizó el respaldo de algunos intendentes por lo del Suoem”, sostuvo un conocedor de la relación entre la Provincia y el Municipio. 

Jure, de origen cercano al legislador provincial Francisco Fortuna, pasó hace un tiempo por las filas del viguismo y ahora reporta directamente a Schiaretti. Con el pico de la pandemia encima, el gobernador le pidió presencia en el sector de la salud, territorio que pisa a través de dos familiares cercanos; ahora, la orden es la contención en los barrios. 

Con varios programas en su órbita, también estuvo en la semana en diálogo con Arroyo junto a Massei y, según aseguran algunos, es una de las que tiene la llave para contener a los que se van cayendo del mapa laboral. 

Mosquera, por su parte, recuperó algo de aire con los cambios en la Policía. Varias fuentes coinciden con que fue acertada la maniobra de sostenerlo de cara a diciembre; pero también están los que destacan que “quedó ahí”. “Fin de año siempre es complicado, no se puede cambiar a un ministro de Seguridad en un momento así. Aparte, tampoco hay mucho hacia abajo”, sostuvo un conocedor del clima en El Panal. 

Lo de Vigo está enfocado en lo político, las aspiraciones 2021 y el territorio. La parlamentaria tiene dirigentes en los barrios con mucho conocimiento y el peso lo marcarán con las chances de una candidatura de la esposa del gobernador el año próximo. “Está obligada a jugar para contener a los propios y estirar la transición de toda una generación”, dijo a PERFIL CORDOBA un peronista. 

 

_20201108_massei_llaryora_jure

La escala Río Cuarto. Lo que pase el 29 de este mes en Río Cuarto es la gran preocupación del Centro Cívico y así lo evidencian el desembarco a diario de funcionarios provinciales. Nadie quiere relajarse, el intendente Juan Manuel Llamosas recibe llamados y visitas; aunque el schiarettismo sabe que también es sondeado desde Balcarce 50. 

Una victoria ahí no tendrá foto conjunta por la pandemia, aunque como sintetizó un dirigente del PJ: “puede ser un triunfo para valorar en el tiempo”. Además, después de los comicios en el Imperio, puede venir un acuerdo express por la interna partidaria en Córdoba y plegarse a las definiciones del PJ nacional. 

Sucesión y alambrado. Por último, cerca de Schiaretti aseguran que observa el movimiento de las piezas en las nuevas generaciones. Y está al tanto de lo que algunos manifiestan, entre los sub-50, sobre que será fundamental ver cómo se arman las listas para el 2021. “Si predominan algunos por la experiencia, puede haber ruidos”, sintetizó un armador. 

El final del año tendrá a todos presentes, pero durante el verano volverá el equilibrio de la primera parte de este 2020. Después de unas serias diferencias de Schiaretti con el vicegobernador Manuel Calvo, el hombre del departamento San Justo tendrá presencia en la temporada de verano que algunos vaticinan como “buena” en el marco de la pandemia. “Va a ser una temporada corta, pero buena. Y Calvo va a ser el que la milite”, sostienen. 
 

En esta Nota