martes 29 de noviembre de 2022
CóRDOBA EL HUMOR AL PODER

Una alfombra que no asombra

02-10-2022 00:51

Cuando vi que pintaban una alfombra roja sobre el pavimento de algunas avenidas céntricas llegué a pensar que había mejorado la opinión pública de los habitantes de la capital de la provincia sobre el gobierno nacional, y que la ciudad se preparaba para recibir con honores dignos del rey Carlos III a Alberto Fernández, quien tiene previsto llegar de visita mañana.

También creí que podía ser una iniciativa de los comerciantes, quienes saludaban así con beneplácito el arribo de turistas brasileños que venían a ver la final de la Copa Sudamericana, a los que un coro debería haberles cantado: “Brasil, decime que se siente, comprar sin los precios mirar”.

Pero después me explicaron que esa pintura callejera era para que los automovilistas respeten a los peatones que cruzan; y que de no surtir efecto ese método, vestirían a los inspectores municipales con disfraces del Chapulín Colorado y los proveerían de chipotes chillones para que golpeen el capó de los autos que se detengan sobre la senda.

Los zorros grises, por su parte, habrían respondido que estaban muy ocupados diseñando los operativos de las vueltas olímpicas de los equipos cordobeses campeones: así como Belgrano lo hizo transitando la avenida Circunvalación, si Talleres gana la Copa Argentina pretendería celebrarlo formando una “T” gigante de automóviles entre la Avenida Colón y la Vélez Sarsfield, lo que provocaría un congestionamiento de tránsito digno de un relato de Julio Cortázar.

Con respecto a la venida del presidente, se informó que va a participar mañana de la firma de un convenio de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales, tal vez con la idea de enviar naves a la estratósfera que consigan alcanzar la altura a la que se encuentran el costo de la nafta, de los neumáticos y de las figuritas de Panini.

En tanto el mandatario se dedica a estas actividades protocolares, el ministro de Economía Sergio Massa amenazó con recortar los subsidios al transporte si los representantes de las provincias en el Congreso no le votan el presupuesto, lo que llevaría el valor del boleto urbano a una cotización que equipararía a la del Krugerrand sudafricano.

Tal vez previendo este colapso inminente en ese servicio público, el radical Facundo Manes ha programado para el próximo miércoles una caravana de Fititos, con la que recorrerá La Docta como parte de su campaña presidencial, aunque no pudo confirmarse que le haya ofrecido a Juan Schiaretti que lo acompañe como copiloto de su Cinquecento. El neurocientífico repite un mensaje en el que se proclama como “antigrieta”, por lo que si no consigue conformar una fórmula con el gobernador cordobés, buscaría completar el binomio con algún experto en la colocación de membranas líquidas para techos. Antes que Manes, vendrá otro postulante de la UCR, Gerardo Morales, a quien le habrían sugerido que vaya por los barrios montado sobre la moto Puma de Negrazón y Chaveta.

A pocas semanas del comienzo del Mundial de Fútbol, los políticos se apresuran a posicionarse, porque suponen que luego la gente entrará en modo Qatar y se preocupará más por meter un gol que por meter un voto.

Pero la falta de una fecha precisa para los comicios en la provincia y en la municipalidad, tiene a todos más ansiosos que influencer sin wifi. Algunos dicen que ambas elecciones irían juntas, otros que estarían separadas y hay quienes sostienen que se las convocaría para el mismo día, pero en dimensiones paralelas, lo que obligaría a los electores a encontrar el portal que les posibilite sufragar para gobernador e intendente.

En caso de ocurrir esto, no se descarta que se alteren algunos rituales típicos de esas jornadas en que los ciudadanos cumplen con su deber cívico: en vez de contratar remises o taxis que lleven a las personas hasta los centros de votación, se buscaría contar con los servicios del personaje de Eleven, de la serie “Stranger Things”, o en su defecto del científico loco de “Rick & Morty”, que además podría garantizar un triunfo rotundo en el multiverso.

En esa realidad alternativa, donde la discusión sobre la pertinencia de las PASO es más importante que la espiral inflacionaria, viven algunos dirigentes que aseguran conocer cómo resolver los problemas más acuciantes, pero que sólo revelarán ese secreto si  los ungimos como nuestros representantes, con menos garantías que un taladro eléctrico importado de Kamchatka.

(*) Sommelier de la política

En esta Nota