29 sep 2020
CORONAVIRUS |Coronavirus
martes 5 mayo, 2020

Héroes a domicilio: médicos que luchan contra la desnutrición en Santiago del Estero aún en cuarentena

Instauraron un nuevo protocolo para que las familias más vulnerables respeten el #Yomequedoencasa en la provincia del norte argentino.

SANTIAGO DEL ESTERO. Los médicos siguen trabajando en el tema desnutrición pese a la cuarentena. Foto: CEDOC
martes 5 mayo, 2020

Ante de la irrupción sorprendente del coronavirus Covid-19, hay cosas que se transformaron de una manera sustancial en la vida de todos. Pero antes —y aún más seguramente después— había una situación social de enorme gravedad. Los índices de pobreza venían en aumento. Más de 40% de pobres era el escenario previo a la cuarentena, números generales que se hacen aún más preocupantes en dos focos: el conurbano bonaerense y el norte. La pobreza no es un número: son personas. Personas que padecen. Y que, precisamente por esa situación, se enferman, se nutren mal. Son niños que crecen menos. En un reportaje publicado por PERFIL , el filósofo Peter Singer señaló los riesgos de la tensión entre pobreza y coronavirus (un tópico encerrado, pero no totalmente incluido en la cuestión de economía y coronavirus). 

Lo cierto es que la desnutrición, situación que se da en el norte argentino, donde trabaja la Fundación Dignamente, por dar solo un ejemplo “implica hablar también de riesgo inmunitario. Por eso es tan importante no dejar de ocuparse de la salud de los sectores más vulnerables en períodos del pandemia —explica Heriberto Roccia, su Director Ejecutivo—”. Esa es la labor que realizan cotidianamente.

4 reflexiones de un psiquiatra para combatir efectos negativos del coronavirus

Los médicos y el personal de salud trabajan precisamente en temas de nutrición. Su trabajo es con mil personas, entre madres, embarazadas y niños, a los que se les brinda desde alimentos, atención médica. Su trabajo es pleno monte santiagueño. Y la irrupción de la enfermedad y la cuarentena alteró sus planes. Se debe seguir alimentando a los niños y a las madres. Pero con un nuevo protocolo.

Insumos. "Frente al COVID-19 no hemos frenado las 2 actividades principales de Dignamente, por un lado el tratamiento médico de los niños con desnutrición y por otro en los hogares continua la producción de alimentos del Programa de Seguridad Alimentaria, donde cada familia cosecha su sus verduras", explica Roccia.

El principio básico de la acción es que mientras antes los y las pacientes deberían ir hacia los centros de atención, ahora son los propios profesionales quienes se acercan, casa por casa, para que nadie quede desatendido, cumpliendo con el #Yomequedoencasa.

"En estos momentos es trascendental cuidar la salud mental de las mamás o tutores de los niños y niñas, ya que son ellos los principales agentes de protección y cuidado de los pequeños. Por ello, creamos junto al área de promoción humana kits con materiales y recursos que enviamos a domicilio con el fin de continuar con los aprendizajes de los talleres de oficios que empoderan y aumentan la autoestima. Además, diseñamos con el equipo de desarrollo infantil manuales de juegos caseros adaptados a la realidad de nuestras familias dándoles así herramientas simples que fomenten el desarrollo de cada niño/a y fortalezca el vínculo madre-hijo", explica Soledad Scheurer, Directora de Fundación Dignamente.

África podría morir de hambre ante el brote de COVID-19

Y agrega: "Cada familia tiene designado un acompañante que mantiene contacto frecuente para estar atentos a las necesidades, procurando así que puedan quedarse en sus casas".

Los profesionales de la salud llegan muñidos de barbijos y equipamiento especial a atender a las familias. Más de 300 niños se recuperan nutricionalmente, recuperaron a más de 100 embarazadas de desnutrición fetal, 875 niños actualizaron sus controles de salud, 719 ya tienen calendarios de vacunación al día, 421 mujeres se capacitaron en oficios, 154 huertas familiares y 740 hogares hicieron mejoras edilicias en sus viviendas.

Ana Mónaco Czekaj, médica de la fundación explica que al llegar a los hogares se respira tranquilidad, alegría, "es un sentimiento de no sentirse abandonado, eso nos manifiestan". "Al llegar a los domicilios vamos con guantes, barbijos, alcohol en gel y mantenemos las distancias recomendadas. Solicitamos a esas familias que mantengan limpio su hogar con las recomendaciones semanales que cada acompañante familiar realiza", precisa.

Sobre el fin de la cuarentena, los profesionales alertan que en las zonas vulnerables hay que tener particular cuidado, dado que la mala alimentación puede incidir en las condiciones de salud de una persona.

MC


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5133

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.