Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
jueves 17 de octubre de 2019 | Suscribite
CULTURA / afrodita de capua
sábado 12 enero, 2019

Memorias de Adriano

Proveniente del Museo de Arqueología de Nápoles, el Museo Nacional de Bellas Artes presenta “Afrodita de Capua”, escultura realizada durante el imperio de Adriano (117 al 138 d.C.), inmortalizado por la más bella novela de Marguerite Yourcenar.

por Laura Isola

Detalles. El cabello dividido en la frente y recogido en la nuca; la cabeza gira, leve, hacia la izquierda. Foto: MNBA
sábado 12 enero, 2019

En una lección de arte clásico se ha transformado el hall del Museo de Bellas Artes. Primero fue el Doríforo, esa copia en mármol del original que Policleto realizó en bronce en el siglo V, y en su cuerpo se mostraron algunas de las principales características del arte clásico: concepto de belleza, la influencia griega en la supremacía romana y la atribución de autor. La armonía en la proporción y la medida, el contrapposto, ese descubrimiento del escultor contemporáneo de Fidias que balancea tensión y relajación a cada uno de los lados del cuerpo, y la puesta en funcionamiento del canon de belleza, también pensado por el artista, que consiste en que la medida de la cabeza es un séptimo de la altura total.

La Afrodita de Capua es la segunda gran clase maestra. No solo por la importancia de esta pieza, una escultura en mármol realizada durante el Imperio de Adriano (117 al 138 d.C.) sino, nuevamente, por el correlato que su composición tiene en la historia del arte griego y romano. Es muy probable que esta escultura sea la copia de una realizada en bronce por Lisipo que, entre otras cosas, fue el escultor preferido de Alejandro Magno. Asimismo, en esa época de gran expansión, no solo estaba dispuesto a conquistar el mundo sino a desperdigar y repartir cultura griega por todos lados. De hecho fue lo que se conoce como Helenismo, el gran momento global del Imperio Griego, que pone un punto y aparte a la Antigüedad y se proyecta en lo que vendrá en Roma.

En el arte se ve con claridad este momento en sus cambios y condiciones. En la figura de Lisipo, en particular, ya que fue el renovador del canon de Policleto. Tal y como se puede ver en esta escultura, en todas las del artista nacido en Sición en el 390 a.C., la proporción de siete veces el tamaño de la cabeza se incrementa a ocho. Esto estiliza las figuras y consigue un alargamiento de las proporciones. Hay una busca de escenificar y teatralizar a los dioses.

Además, lo que Lisipo introdujo en la manera de concebir las obras fue la ruptura con el punto de vista único y de frente: sus trabajos fueron hechos para rodearlos, mirarlos desde muchas perspectivas. Su interés fue dotar a sus figuras de una perspectiva múltiple, que invite al observador a rodearla, viéndola desde distintos puntos de vista. Por eso el Apoxiómenos, la talla de un atleta quitándose el sudor y el polvo con un elemento para ese fin, también llamado El raspador, extiende sus brazos hacia el espectador: esa misma razón explica la mano “escondida” del llamado Hércules Farnesio.

Afrodita o Venus, según la mitología griega o romana, es la diosa del amor pero no en un sentido romántico sino erótico. Es la surgida de la espuma, ya que surgió del mar. El mito cuenta que Crono le cortó los genitales a Urano y los tiró al mar. Según Hesíodo, en Teogonía: “A su alrededor surgía del miembro inmortal una blanca espuma y en medio de ella nació una doncella ya adulta”. En este caso, la escena no sugiere su nacimiento, tal y como se puede ver en Boticelli, por ejemplo, la diosa Venus elevada desde una valva, sino que tendría que ver con otro episodio en su trayectoria: su amor por Ares. El dios de la guerra, Marte para los romanos, fue su amante, mientras ella estuvo casada con Hefestos. Los brazos extendidos podrían estar sosteniendo un elemento faltante: el escudo del guerrero en que Afrodita se mira como si fuera un espejo o la lira que estaba asociada a su imagen.

Esta versión de Afrodita fue hallada en 1750 en el Anfiteatro Campano de Capua –el segundo en importancia después del Coliseo–, donde formaba parte de la decoración arquitectónica. En 1820, fue restaurada en los brazos, en parte del drapeado y en la nariz, y actualmente pertenece al Museo de Arqueología de Nápoles.

Afrodita de Capua

Museo Nacional de Bellas Artes
Avda. del Libertador 1473
Hasta el 17 de febrero


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4785

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.