1st de March de 2021
ECONOMIA El análisis de especialistas
26-05-2020 19:26

La recuperación de la actividad pos cuarentena será más lenta que la caída

"La velocidad de la recuperación no igualará la de la caída", según advierte un informe del IAE Business School, la escuela de negocios de la Universidad Austral. 

26-05-2020 19:26

Tras dos años de recesión, el deterioro de la economía argentina se agudizó a un ritmo vertiginoso por el impacto del aislamiento social y obligatorio. La actividad económica cayó en marzo 11,5%, la mayor retracción desde 2009, y los analistas advierten que el cimbronazo será peor en abril por el pleno impacto de la cuarentena

.Según el último Relevamiento de Expectativas de Mercado del Banco Central, los analistas privados proyectaron una caída del PBI para este año 7%, y por el impacto del confinamiento esperan en el segundo trimestre una retracción de 9% con respecto a los primeros tres meses del año, y preven que se inicie la recuperación en el tercer trimestre con un crecimiento estimado de 2%.

También juega un rol clave el resultado de la reestructuración de la deuda. Para la consultora Analytica, si se llega a un acuerdo por la deuda, la economía podría registrar en mayo un piso de la caída de la economía. 

Recuperación. Pero, una vez superado el confinamiento, “la velocidad de la recuperación no igualará la de la caída", según advierte un informe del IAE Business School, la escuela de negocios de la Universidad Austral. 

En el editorial del análisis, el economista Juan José Llach, destaca el debilitamiento de la mayoría de monedas, los bonos del Tesoro de EEUU en niveles récord, el riesgo emergente sin variaciones relevantes, los commodities firmes, encabezados por el petróleo, pero con la excepción de la soja, y la mayoría de las bolsas recuperándose. 

Argentina fue considerada como uno de los mercados emergentes de mayor riesgo

“Si en el tercer trimestre hay señales claras de que (la pandemia) está bajo control, puede darse la salida en V asimétrica, primero en los mercados de cotización diaria, y luego, más lentamente, en la economía real”, señaló sobre el escenario global.

Respecto al panorama de la Argentina, Llach evaluó que que si se llega a un acuerdo con los acreedores, nuestro país se beneficiaría por una cierta recuperación de la inversión y de las exportaciones. 

“Esta es una condición necesaria, pero no suficiente para empezar a encarrilar a nuestro país. Para ello sería necesario poner en marcha un plan más integral, que incluyera una estabilización drástica y una profunda reestructuración de la política tributaria y de gasto público”, fundamentó.

Llach sostuvo que “estas políticas se potenciarían significativamente si se orientaran con un enfoque de productividad inclusiva, o sea aumentando simultáneamente la inclusión y la productividad, idealmente acordados entre las principales fuerzas políticas y sociales”. 

El informe remarcó que “como ocurrirá en toda la región, nuestro país caerá mucho este año”. 

Una calificadora puso a la Argentina en 'default restringido'

En términos de actividad económica, el número más conservador proyecta una contracción del PIB del orden del 6% y, el escenario más crítico y peor que el año 2002, se sitúa en un descenso del 11%”, indicó.

Entre las previsiones más preocupantes a nivel país, el economista Eduardo Luis Fracchia sostuvo en el informe que “si bien se está flexibilizando la actividad productiva, la pandemia hace muy difícil pronosticar el segundo semestre".

"Se estima que el tejido productivo va a quedar muy castigado con un proyectado de 50.000 firmas en quiebra de un stock de 800.0000”, advirtió

En relación a la incertidumbre que genera la variable de la inflación, Fracchia consideró que “no parace lógico un episodio inflacionario que supondría pasar del 3% mensual al 50% mensual. 

En cuando el dólar, prevé que el paralelo empujará al oficial y éste último a los precios: “Será una corrida que, de imponerse, puede generar un estallido de precios". 

Asimismo, plantéo que que "el déficit fiscal es creciente y se alimenta del mayor gasto público y de la reducción de la recaudación impositiva; las erogaciones públicas son necesarias para contener las adversidades de la pandemia en el sector productivo y en los ingresos de los trabajadores, especialmente en los informales.”

El sector externo enfrenta un dólar oficial parcialmente retrasado y, dadas las retenciones, hay incentivos a no concretar operaciones de venta del campo.

"En definitiva, estamos en un contexto crítico con pocos sectores a pleno, la mayoría se encuentra a un tercio de capacidad plena. Tal coyuntura obliga a las empresas a trabajar con diversos escenarios.  La sinergia entre medidas sanitarias y producción es un equilibrio difícil y de prueba y error: estamos aprendiendo con el fenómeno. El Ministro de Economía Martín Guzmán tiene como objetivo la sustentabilidad de la deuda, tranquilizar la economía y desdolarizarla, son objetivos bien difíciles de conseguir", concluyó.