sábado 08 de mayo de 2021
ECONOMIA Crisis económica
02-05-2020 16:28

Argentina fue considerada como uno de los mercados emergentes de mayor riesgo

El semanario británico The Economist ubicó a la Argentina entre los diez países que se encuentra ante un mayor peligro financiero.

02-05-2020 16:28

El semanario británico The Economist consideró este sábado 2 de mayo que la Argentina es uno de los diez países que se encuentra ante un mayor peligro financiero.

El ranking contempla la clasificación de 66 naciones y expone cuáles son los países que están en "peligro" y cuáles son "relativamente seguros". Y el medio ubicó a la Argentina en el décimo lugar. En el listado también aparece Venezuela, que encabeza el ranking.

La publicación apuntó así a los mercados emergentes del mundo y sostuvo que en conjunto deben de deuda pública el 24 por ciento del total mundial.

Crece la preocupación por la economía, pero se "desacopla" de la imagen de Alberto Fernández

Al referirse a la Argentina, catalogada como uno de los diez países con más riesgo, evaluó que si el Gobierno "no puede persuadir a los acreedores para que cambien sus valores por otros menos generosos antes del 22 de mayo, estará en incumplimiento por novena vez en su historia".

El peor lugar para la clasificación fue para Venezuela, seguido por Líbano y Zambia. A su vez, Angola, Túnez, Mongolia y Omán fueron otras de las naciones seleccionadas por el medio británico con un elevado riesgo financiero.

En medio de la pandemia del coronavirus y el parate económico que significó para la Argentina realizar la cuarentena, el Gobierno anunció en abril la propuesta de reestructuración de deuda externapero hasta el momento todo indica que los acreedores no aceptarían.

"Empresarios autoconvocados" respaldan al Gobierno por la deuda

La propuesta implicaría la emisión de nuevos bonos con una tasa de interés promedio de 2,33% y un período de gracia de tres años, según anunció el ministro de Economía, Martín Guzmán. Además, incluye una reducción de capital de US$ 3.600 millones -que equivale a una quita del 5,4% sobre el stock total de deuda- y una reducción de pagos de intereses de US$ 37.900 millones, lo que equivale a una quita de 62%.

A pesar de la negativa de los bonistas a aceptar la propuesta, el Gobierno argentino aseguró que no negociará y que no presentará otra propuesta. En caso de que ambos actores persistan en esta postura, el país entrará en default.

ED/FeL