ECONOMIA
milei asumirá con una brecha cambiaria de 153%

Alberto F se despide con un blue que aumentó más de 1.300% en su gobierno

El dólar informal cerró el jueves, último día hábil de la semana, a $ 990 después de haber tocado los $ 1.000. Representa una suba de 1.324,4% respecto de la cotización del 9 de dicembre de 2019, en el momento de la asunción de Alberto Fernández. Antes del recambio de autoridades, el Ministerio de Economía devaluó el peso otro 5,9%: llevó el dólar mayorista a $ 385, un aumento de $ 21 en un solo día. El dólar minorista cotizó así en el Banco Nación a $ 400,50.

20231209_dolar_cedoc_g
Dólares. Se espera un fuerte salto en el tipo de cambio con la llegada del nuevo gobierno. | cedoc

El gobierno de Alberto Fernández entra en sus horas decisivas. Quien llegó al poder tras imponerse en las elecciones del 2019 ante Mauricio Macri, se despidió de la Casa Rosada este miércoles y atravesó, el jueves, su último día hábil previo a entregarle la banda presidencial a Javier Milei en el Congreso, algo que ocurrirá mañana.

Ya ingresando en tiempos de balances, el dólar blue cerró, en la última jornada cambiaria, a $990, apenas por debajo de los cuatro dígitos. El mayorista aumentó $21 y se posicionó en $385, y el dólar minorista alcanzó los $ 400,50. Milei asume con una brecha entre el dólar mayorista y el blue de 153%.

En estos cuatro años la moneda norteamericana fue tema de discusión permanente a nivel económico. Cabe remarcar que, aunque no forma parte de la billetera o la cartera diaria, es la divisa que se utiliza a la hora de comerciar a nivel internacional y la que fija parámetros referenciales para bienes, como un smartphone, servicios, como la tarifa de streaming, y materias primas, como el petróleo, la soja y el trigo, entre otros, lo que puede tener su impacto en la suba de precios y, por ende, en los índices inflacionarios.

Milei desplegará los números de la “catástrofe” y moderará expectativas

El 10 de diciembre, cuando asumió la presidencia, el minorista se encontraba a $63, tras una devaluación del 540% durante la gestión de Juntos por el Cambio. Mientras que el blue se podía conseguir, en el informal, a $69,5, tras una suba del 379,3% entre 2015 y 2019.

Si comparamos las variantes del 9 de diciembre del 2015 con las de este jueves, 7 de diciembre del 2023, podremos notar una suba del 534,9% en el oficial y del 1.324,4% en el tipo de cambio paralelo, un número muy superior al también impactante 800% que, según la Fundación Libertad y Progreso, se proyecta como la inflación de gestión, a falta aún de los datos del Índice de Precios al Consumidor mensuales de noviembre y diciembre.

En el Congreso de la Nación, el propio presidente Alberto Fernández remarcó la suba en la divisa como parte de las causas de una, denunció, “caída libre” en la economía. “En su discurso de asunción quedó en claro que él quería ayudar a la gente. Sin embargo, con todos los condicionantes que podamos poner, como la pandemia, deja un gobierno con variables completamente descontroladas”, sostuvo el economista Gastón Lentini.

Dos de sus promesas de campaña estuvieron relacionadas con esta temática: la búsqueda de un “dólar competitivo”, algo que no ocurrió si comparamos el peso de la moneda local en este sentido frente a otros países de la región, y la “acumulación de reservas”, otro aspecto en el que el balance es deficitario.

Es que, durante las horas posteriores a la asunción de la dupla Fernández-Fernández, con Cristina Kirchner como vicepresidenta, las reservas internacionales del Banco Central se ubicaban en US$ 43.785 millones. Y aunque tuvo lapsos de subas, con un techo de US$46.300 en agosto del 2021, lo cierto es que el gráfico en la gestión siempre marcó una tendencia clara: a la baja. En la actualidad, se encuentra en US$ 21.329, el valor más bajo desde marzo del 2006.

Esto puede entenderse –entre otras razones–, no solo a los desajustes macroeconómicos provocados por las distintas disposiciones llevado adelante sino también a los compromisos de deuda con el Fondo Monetario Internacional.

El 8 de mayo del 2018, Mauricio Macri anunció, en cadena nacional, el inicio de las conversaciones con el organismo casi una década y media después de que se saldara la histórica deuda previa por parte del expresidente Néstor Kirchner. Con esto, la entidad financiera volvía a la Argentina con una ‘valija’ de US$ 57 mil millones, en el que es el préstamo más grande en la historia del FMI, casi cuatro veces más que lo solicitado por Ucrania en inicios de este año, para afrontar la crisis producto del conflicto bélico con Rusia.

Para el Jefe de Research de Ecolatina, Santiago Manoukian, el accionar del Gobierno, en este aspecto, “fue paupérrimo”. “En 2021 comenzaron a verse ciertas inconsistencias y hubo correcciones que no se llevaron adelante, cuando el mundo marcaba condiciones a favor. En 2022 tuvimos crisis de deuda en pesos y comenzaron los desdoblamientos cambiarios, con el primer dólar soja. Y la renuncia de Martín Guzmán generó un overshooting del dólar. Allí apareció la figura de Sergio Massa”, dijo, en diálogo con PERFIL.

Los números que se encontrará Milei

El economista también apuntó contra “el atraso cambiario” y la brecha del oficial con los tipos de cambio financieros y paralelos. Además, puso la lupa sobre las SIRA’s, con las que “se pisaron las importaciones”, con una deuda récord en el Banco Central que hoy es de US$ 58.500 millones, una “bomba” que forma parte de la herencia que deberá recibir, en las próximas horas, Javier Milei.

Coincidió la analista de mercado, Elena Alonso, quien resaltó que “la gestión no ha sido muy favorable” y que el impacto de las medidas tomadas en los últimos cuatro años “se va a sentir más adelante”, durante el inminente mandato del libertario.

“Las restricciones y los cepos terminaron perjudicando. Por un lado, hay que proteger a la industria nacional cuando las condiciones son adversas y el dólar es muy demandado, pero se han generado distorsiones graves que provocan que sean no beneficiosas. Hace varios meses que las empresas industriales no pueden importar insumos. Las medidas no fueron consistentes ni suficientes”, agregó.

Y de cara al futuro, para Manoukian “la situación es muy delicada”. Esto, relacionado a la inminente llegada de un gobierno, como será el de La Libertad Avanza, y a una posible devaluación del 100% solo en las primeras horas de gestión. Esto, a raíz de un informe reciente de la sociedad de Bolsa de Ramiro Marra, Bull Market Brokers.

Según BBM, “el mercado comienza a trabajar con un salto a $ 640/650” y un segundo incremento cambiario en febrero, en torno a los $ 1.000; esto, con el objetivo de concretar una de las propuestas principales, a nivel económico, de Javier Milei: la dolarización.