5th de March de 2021
ECONOMIA Divisas
26-09-2019 20:46

Arriazu: "Dolarizar es políticamente imposible, pero es lo que hay que hacer"

El economista disertó en la conferencia de Iaef, que se lleva a cabo en Bariloche y aseguró: “Argentina está dolarizada de hecho”. Duras críticas al Gobierno.

26-09-2019 20:46

El economista Ricardo Arriazu disertó esta tarde en la convención anual del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas, que se lleva a cabo en Bariloche. Hombre de larga trayectoria y de una mirada ortodoxa, tuvo duras críticas al gobierno de Mauricio Macri y a las políticas monetarias del Banco Central.

De hecho, se refirió a las bandas de flotación que había adoptado en un principio el presidente del BCRA, Guido Sandleris, como “algo diabólico” y “un adefesio”. “No entienden cómo funciona una economía dolarizada como la de Argentina”. También criticó al esquema anterior, que había adoptado Federico Sturzenegger -el de metas de inflación- ya que, según su óptica, no se adecúa a la economía local.

 

El Banco Central ajusta las bandas de flotación: qué puede pasar con el dólar

 

Luego, disparó:“En 2017 teníamos 31 mil millones de dólares déficit de cuenta corriente, 5,1% del PBI. El país vivía 31 mil millones de dólares por encima de sus posibilidades. Y todo el mundo creía que estábamos en un ajuste salvaje. En realidad, lo que hicieron es aumentar el gasto público para comprar votos”, criticó Arriazu al macrismo. Y añadió luego: “Todas las crisis argentinas son iguales”. En tanto, volvió a repetir uno de sus frases de cabecera: “Con la inflación no se convive, se la mata” y explicó que “la única manera de bajar las tasas de interés es bajando la inflación”

También consideró que lo que “no hizo el Gobierno, se lo hicieron los mercados”, en cuanto a la falta de un ajuste al principio de la gestión. Arriazu puso el foco en el desbalance que hay entre que “la gente quiere vivir mejor” y que “no crece la torta”. También se opuso a la idea de que “hay que ponerle plata en el bolsillo a la gente”, porque, según su óptica, aumentar el consumo sin que crezca la economía va en contra del ahorro del país. En ese sentido, exceptuó la situación de las personas que pasan hambre.

Respecto de las circunstancias que atraviesan los papeles de deuda argentina luego de las PASO, advirtió: “El mercado vende todo lo que sea argentino. Los mercados decidieron que Argentina se va al demonio”. Destacó que “ningún país del mundo aguanta una renovación de deuda 0”. Esto último es a colación de la licitación de Letras del Tesoro que quedó desierta.

 

Rattazzi: "Cómo puede haber tantos argentinos que voten a Ali Babá y los cuarenta ladrones sin que importe nada"

 

También analizó lo que puede suceder en un eventual gobierno del Frente de Todos y anticipó que va a haber una disputa entre los moderados y los heterodoxos. En cuanto al programa financiero argentino, puntualizó: “Para este año faltaban cinco mil millones de dólares y para el año que viene, 27 mil millones. Con el reperfilamiento, lo que hicieron es bajar ocho mil millones este año y pasarlos al año que viene. Cubrimos este año pero para el año que viene me faltan 35 mil millones. Si no damos confianza no tenemos manera de financiar".

Cuando le preguntaron si había que dolarizar la economía, el analista advirtió que la Argentina “ya está dolarizada de hecho, pero no de derecho”. “Es políticamente imposible dolarizar, pero es lo que habría que hacer”. 

En un momento de su charla, Arriazu contó su propia experiencia renegociando con el FMI: “En 1975 me mandaron a negociar con el FMI y cuando llego me avisan que el ministro que me había enviado a renegociar renunció y no me avisó a mí”. En base a su experiencia, el economista advirtió que las autoridades del organismo querrán negociar con el próximo gobierno el envío del próximo desembolso. “Lo que el FMI busca es capacidad de repago”, agregó.

“El año que viene solo vencen de legislación extranjera 3500 millones de dólares. Casi todo lo que vence es legislación nacional o pesos. Los grandes vencimientos son 2021 y 2022, lo que da un enorme tiempo, porque no se necesita patear el tablero y que vengan los fondos buitres. Da tiempo para una negociación amigable”.

CP

En esta Nota