domingo 11 de abril del 2021
ECONOMIA Mercados
09-03-2020 14:13

Lunes negro: claves para entender la caída en el precio del petróleo

Una guerra comercial entre Rusia y Arabia Saudita hace temblar a los países petrodependientes con precios en el rango de u$s30 el barril.

09-03-2020 14:13

Los mercados europeos se despertaron hoy lunes 9 de marzo con caídas de 8 y 10%. Hace 15 días se produjo una baja mayor al 10% en las acciones de la bolsa norteamericana y ahora replica en Europa. El Coronavirus impacta con fuerza porque disminuye la actividad global y a su vez genera una caída en el precio global del petróleo que se agrava por la crisis comercial entre Rusia y Arabia Saudita. De hecho, la semana pasada, se realizó una reunión en Viena entre la OPEP y la OPEP+ (Rusia y otros países) donde Arabia Saudita propuso cortar la producción para mantener el precio del crudo pero Rusia se opuso a reducir su producción. En ese contexto, Arabia Saudita inició una guerra de precios para desplazar a sus competidores e inundó el mercado deprimiendo en un 30% los precios. 

Para el analista internacional Jorge Castro, esta caída tiene como epicentro la guerra comercial entre Rusia y Arabia Saudita, en la medida en que este último país quiere ganar nuevos mercados. “Puede hacerlo porque sus costos de extracción son los más bajos del mercado. Esto le permite competir con Rusia -que es un gran productor pero de mayores costo de extracción-, con un margen muy grande de competencia”. Castro recuerda que “si el precio del barril ha caído a 32 dólares, el costo de extracción de Arabia debe estar en el orden de los 10 dólares o menos. Con lo cual puede ser que el precio siga cayendo. Arabia no tiene límite establecido porque su nivel de competencia es muy importante”, recordó. 

Por su parte, el analista internacional Luis Palma Cané consideró como “exagerada” la reacción de los mercados y recordó hoy lunes 9 de marzo, en el programa “Cada Mañana” que “en otro momento una baja del precio del petróleo provocaría un aumento en el consumo de los países importadores de petróleo”. Claro que en esas circunstancias no está el coronavirus que plancha toda actividad. Como lo está sintiendo en carne propia la economía global. 

“Cuando tenemos un cisne negro en el mercado, el pánico prima y cualquier cosa puede suceder”, explica Celina Mesquida, Broker de RJO' Brien desde EE.UU en diálogo con PERFIL. “El mercado está en pánico. Tardó bastante en pegarle. Al principio se pensó que el coronavirus iba a quedar en China pero cuando comenzaron a aparece más países afectados, se vieron reacciones fuertes en el mercado, incluso hace 2 semanas se vieron caídas de 12% que no se veían desde 2008. La semana pasada mejoró un poco y muchos vieron la posibilidad de comprar acciones a valores bajos. Pero seguimos en pánico y a esto se suma el petróleo”, recordó la analista. 

“Es complejo porque hay menos crecimiento en el mundo por menos transporte, incluso se registró una fuerte caída del flete marítimo (China contrajo sus importaciones y exportaciones). Los países petrodependientes van a tener que salir a vender más petróleo”, anticipó. 

Fuerte suba del riesgo país en un «lunes negro» para los mercados

Una mayor oferta en un mundo que usa menos petróleo se traduce en un precio muy bajo del crudo que también impacta en otros commodities, por eso se vieron caídas fuerte en soja, en aceite y harina de soja. “El mercado está en modo paranoia, en EEUU la gente no viaja, no va a centro de convenciones, los vuelos están restringidos y esto hace que el crecimiento se detenga”, indicó. La gran pregunta es por cuánto tiempo, y esto en parte dependerá de cuánto dure la pandemia. “En tanto no esté la solución vamos a seguir atrapados en esta situación. El problema es que el virus se expande a países más pobres, con menores recursos para enfrentarlo y eso traerá otras consecuencias”, dijo. 

En el plano local, Palma Cané le aseguró a Marcelo Longobardi que “Argentina también va a tener su impacto”: “La caída en el precio del petróleo pega en Vaca Muerta”. De hecho, el CEO de YPF, Daniel González, en su conferencia anual con inversores de Wall Street la semana anterior señaló que con niveles del Brent por debajo de US$50 no hay espacio para desarrollar nuevos yacimientos de producción no convencional, como los de Vaca Muerta. "Estamos teniendo breakevensbajos con las nuevas perforaciones en bloques ya desarrollados, pero es difícil hacer inversiones en nuevos bloques con precios internacionales menores a US$50", indicó.

Por su parte, para el analista Jorge Castro el problema de Argentina es más estructural y excede a la cotización del petróleo. “En principio parece afectar a argentina en la producción de Shale gas y Shale oil en Vaca Muerta y Cuenca Neuquina. Sin embargo esto es una apariencia. Lo que impida que Argentina reciba inversiones en Vaca Muerta es que el país tiene una tasa de riesgo país de más de 2500 puntos de puntos básicos, sólo precedida por Venezuela. De modo que lo que tiene Argentina es un récord mundial en materia de tasas de riesgo, que no hace viable que reciba inversión extranjera directa”, argumentó.

United Air reducirá vuelos a China ante alerta de virus de EEUU

Respecto a las cotizaciones del petróleo Mesquida de RJO `Brien indicó. “Cuando entramos en pánico, los últimos que entran son los primeros en salir y en algún punto el mercado va a tener que reconocer la situación del consumo de base”, aunque reconoció que no es fácil saber cuánto se puede extender esta situación. “Al final del día, el mundo deberá seguir consumiendo. Con esta baja de precio hay rumores de que China ya compró trigo, Ddgs y sorgo a EEUU, aunque ahora no lo vemos porque estamos con la pantalla nublada por los efectos del Coronavirus. Pero lo cierto es que cuando el mundo necesite alimentos el precio de los productos no debería ir a cero”, comentó. 

“El petróleo puede llegar a un nivel técnico de 25 dólares el barril, como sucedió en 2008. Pero para muchos países su precio de producción es mucho mayor -como pasa con la Argentina-, con lo cual se vuelve inviable. De todos modos el problema mayor será para los países que dependen de este commodity 100%”, adelantó. Sin embargo respecto a las cotizaciones fue más cauta. “Todo es en un nivel de soporte, porque ¿realmente creemos que el precio puede ir a cero? El consumo seguirá y eso llevará a un cierto nivel de precio”, recordó.