viernes 09 de diciembre de 2022
ECONOMIA Acumulación del capital

El dilema del crecimiento

Sin ahorro no es posible crecer y sin instituciones económicas que lo puedan potenciar no vamos a tener un ahorro eficiente, necesario para hacer crecer el PBI per cápita.

14-10-2022 13:03

Los determinantes del crecimiento económico pueden ser muchos, pero indudablemente la variable más analizada es la de la acumulación del capital per cápita, la teoría moderna esboza que es la relación entre el capital y los habitantes de una economía dice mucho sobre la convergencia o no convergencia entre países respecto a las tasas de crecimiento en el largo plazo, por eso es que la discusión de las capitas no es un detalle menor.

Así, en una economía de 10 fábricas de golosinas y 1000 habitantes mantiene una relación de 100 a 1 si pasáramos a tener 12 fábricas de golosinas y 1500 habitantes cualquiera podría decir que el capital creció un 20% pero la relación pasó a ser 125 a 1 lo cual implica en el neto, menos fierros disponibles por habitantes.

Si la acumulación del capital es clave para la cantidad de bienes y servicios (mercancías) que se ofrecen en la economía, es la inversión neta (descontando amortizaciones y depreciaciones) la que determina dicha acumulación que no es otra cosa que la diferencia entre el ingreso que percibe la sociedad y cuanto destina a consumir (INGRESO – CONSUMO = AHORRO) siempre y cuando lo que llamamos ahorro derive en proyectos de inversión.

Cuáles son los “bienes suntuosos” alcanzados por el nuevo dólar turista o "dólar Qatar"

Por lo tanto, en cualquier escenario inicial en el que nos encontremos para que aumente la acumulación del capital se necesita en primer lugar aumentar el ahorro y que este vaya a inversiones.

Si más ahorro implica menos consumo en el corto plazo, pero mayor posibilidad de consumo en el largo plazo esta la disyuntiva de como se rompe esa aparente ambivalencia entre el corto plazo y el largo plazo. La posibilidad para potenciar el ahorro sin afectar el consumo existe.

Toda porción del ingreso de la sociedad argentina que va a acumulación de dólares es potencial ahorro que permitiría fondear a las empresas en el desarrollo de nuevos negocios y la generación de valor agregado.

Sin ahorros, no es posible crecer

La clave y la gran oportunidad radica en generar mecanismos que sean capaces de acercar a los privados entre sí para potenciar el sector productivo. Para empezar, necesitamos que el ahorro pueda ir a proyectos que impliquen mayor generación de mercancías circulando en la economía. Por lo tanto, deberíamos lograr que el ahorro disponible vaya a planes de inversión que potencien los factores productivos y para ello es fundamental que las instituciones económicas sean capaces de ofrecer a los ahorristas retornos positivos y estables en el tiempo (y así lograr los incentivos necesarios para que ese recurso no vaya a acumulación de moneda extranjera abajo del colchón), esto solo es posible si logramos equilibrios macroeconómicos sostenidos en el tiempo y que además las instituciones sean capaces de incluir en el proceso a la mayor cantidad de personas, en términos de Daron Acemoglu, que sean instituciones económicas inclusivas que lleven a un proceso virtuoso del crecimiento.

El crecimiento económico comienza a desacelerarse y las expectativas retroceden

Sin ahorro no es posible crecer y sin instituciones económicas que lo puedan potenciar no vamos a tener un ahorro eficiente, necesario para hacer crecer el PBI per cápita.

Va a ser virtuoso el proceso cuando los ahorristas vean incrementado su patrimonio en el largo plazo a la vez que los sectores productivos tengan mayor liquidez disponible de tomar donde el costo del financiamiento se encuentre muy por debajo de los retornos de los planes de inversión definidos.

A modo de ejemplo: si un proyecto estima un NOPAT del 8% anual durante 10 años necesitaríamos que el banco tome depósitos y pueda prestar a un plazo similar con un interés menor al 2,66%, es decir un tercio del ingreso neto del proyecto de inversión, y por lo tanto el ahorrista debería recibir por plazos fijos a 10 años retornos estables de entre 1% y 2% neteando en todos los casos los porcentajes de inflación de cada período.

En resumen, para pensar en mejorar la relación entre el capital y las capitas en la búsqueda de generar crecimiento económico y contemplando que desde el corto plazo (al menos) la variable que deberíamos mirar es la acumulación del capital, lo primero que podemos hacer es pensar como acercar a quienes tienen ingreso disponible al interior del país y el sector productivo de la manera más eficiente y sustentable posible.

* Licenciado en Economía