ECONOMIA
ENERGÍA

Tarifas de luz y gas: el Gobierno propone sacarle subsidios a quienes tengan prepaga, compren dólares o hayan viajado al exterior

Esto forma parte de la metodología presentada para el nuevo régimen de asistencia estatal ante los aumentos en las tarifas de la energía. Se discutirá esta semana en audiencia pública.

Segmentación de tarifas
Segmentación de tarifas | Agencia Telam

El gobierno de Javier Milei avanza en la definición de un nuevo esquema de subsidios para las tarifas de luz y el gas que espera aplicar a partir de mayo. En este sentido, el plan propuesto desde la administración La Libertad Avanza tiene un enfoque seriamente restrictivo, en comparación a su antecesora, a tal punto que aquellas personas que tengan prepaga, hayan comprado dólares o viajado a países no limítrofes, entre otros aspectos, quedarán excluidas de la asistencia estatal.

Así se pudo conocer del documento "Metodología propuesta para el Nuevo Régimen de Subsidios en el Sector Energético Nacional" presentado por la Secretaría de Energía, liderada por Eduardo Rodríguez Chirillo, en donde se detallaron diferentes reglas para determinar la elegibilidad de las personas para acceder a los subsidios.

Entre ellos se encuentran los de "presunción de ingresos no declarados" que, tal y como detalla el escrito, "podrían tomarse en consideración para el rechazo o exclusión del beneficio".

Subsidios: factura de luz

Estos incluyen tener un plan de medicina prepaga no vinculada a empleo en relación de dependencia, haber realizado más de un viaje al exterior (fuera del Mercosur) en los últimos 5 años, haber adquirido moneda extranjera en al menos uno de los últimos tres meses o tener consumos en tarjeta de crédito superiores a cinco Salarios Mínimos Vitales y Móviles (SMVyM), lo que equivale actualmente a $780.000.

El texto será presentado este jueves, desde las 10 de la mañana, en una audiencia pública, como paso previo a la implementación del nuevo sistema que incluirá una Canasta Básica Energética (CBE). La misma determinará los consumos básicos de electricidad y gas natural según la zona bioambiental y la cantidad de integrantes del hogar, así como sus ingresos, denominados éstos como los criterios comunes de evaluación, a las que se le sumarán los aspectos complementarios.

La expectativa de inflación anual cayó casi 60 puntos: es del 170,8%, según la Universidad Di Tella

Los criterios del Gobierno para quitar los subsidios a las tarifas de luz y gas

En concreto, la lista publicada por Energía, donde se mencionan los criterios que podrían ser considerados para el rechazo o exclusión de la asistencia en base al uso de diversas bases de datos a las que el Gobierno Nacional tiene acceso, así como la información que permanece del anterior Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (RASE), se compone de:

 

  • Ser titular de una aeronave.
  • Ser titular de una embarcación de lujo o con fines recreativos.
  • Ser titular de dos o más inmuebles.
  • Ser titular de al menos un automóvil con una antigüedad inferior a 5 años o dos automóviles con una antigüedad menor a 10 años.
  • Ser titular de al menos un automóvil de lujo o colección independientemente de la antigüedad que registra.
  • Ser titularidad de medicina prepaga no vinculada a empleo en relación de dependencia.
  • Más de una salida a países no limítrofes en los últimos 5 años.
  • Pertenencia al directorio o ser propietario de una empresa privada (IGJ).
  • Consumos en tarjeta de crédito superiores a cinco Salarios Mínimos Vitales y Móviles (SMVM), lo que equivale a $780.000 (diciembre de 2023).
  • Consumos en billeteras virtuales superiores a cinco Salarios Mínimos Vitales y Móviles (SMVM), lo que equivale a $780.000 (diciembre de 2023).
  • Consumos en telefonía movil superiores al 25% del Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM) lo que equivale a $39.000 (diciembre de 2023).

El informe publicado por la Secretaría de Energía presupone que los usuarios que cumplen con estas características cuentan con suficientes ingresos o con un patrimonio que le permite afrontar el costo pleno de la tarifa de la energía, sin necesidad de acceder a los subsidios.