ECONOMIA
Sistema de salud

El Gobierno desregulará las obras sociales sindicales y los aportes podrán derivarse a prepagas

El vocero Manuel Adorni anunció que en las próximas horas se publicará la reglamentación del Decreto 7020/23 y los trabajadores ya no tendrán la obligación de pertenecer a la obra social del gremio.

Manuel Adorni
. | Cedoc Perfil

El Gobierno prepara la reglamentación del Decreto de Necesidad y Urgencia 70/2023 para que los trabajadores puedan elegir el destino de sus aportes, a la obra social o empresa de medicina prepaga que elijan desde el inicio de su contratación.

Luego de que se conociera que el Poder Ejecutivo se presentó ante la Corte Suprema de Justicia para intentar revertir, mediante un recurso extraordinario, el fallo que declaró inconstitucional y suspendió la aplicación del capítulo laboral del DNU 70/23, se conoció este lunes la decisión que termina con la obligatoriedad para los trabajadores de tener que afiliarse, cuando se inicia un vínculo de trabajo, a la obra social del sindicato correspondiente a la rama laboral en la que se desempeña.

"Durante décadas esto no pudo ser así ya que muchos estaban obligados a mantener la obra social que les obligaba a tener la actividad o el sindicato al que pertenecían, así que esto les va a dar mucha más libertad", señaló el vocero presidencial Manuel Adorni en su habitual conferencia de prensa en Casa de Gobierno, dijo el funcionario.

La CGT estudia convocar a un nuevo paro general tras la fallida reunión por el salario mínimo

La reglamentación, aclaró, "busca terminar con la obligatoriedad de darte de alta en un empleo y quedar preso en la obra social que corresponda al sindicato que te nuclea", explicó, y afirmó que "el objetivo es darle libertad de elección a los beneficiarios e impulsar la libre competencia entre obras sociales y prepagas".

Desde el Gobierno aclararon, además, que los beneficiarios "podrán elegir una obra social o prepaga sin ningún tipo de intermediación" y que "podrán ejercer el derecho de libre elección una vez al año, en cualquier momento desde el inicio de la relación laboral".

Los cosecretarios generales de la CGT
Pablo Moyano y Héctor Daer, cosecretarios de la CGT.

La postura de la CGT

El cosecretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT) y líder del sindicato de los trabajadores de la Sanidad, Héctor Daer, señaló este sábado que "ninguna prepaga se va a meter a dar salud por el aporte de un trabajador al sistema de seguridad social. Las cajas de los sindicalistas no son las obras sociales", indicó.

En este sentido, Daer afirmó que "están jugando con la salud de la mitad de la población" y que "si no fuera por el aporte del sindicato, las obras sociales no las puede sostener nadie".

"Para que un trabajador pueda afiliarse a la prepaga, ésta se tiene que inscribir en la Superintendencia de Salud y aportar el 20% de la cuota que perciban de cada trabajador y eso va al Fondo Solidario de Redistribución (FSR)", señaló el secretario de Acción Social de la CGT, José Luis Lingeri en declaraciones radiales.

“Se eliminará la triangulación que se hacía entre las obras sociales y las prepagas, y este fue un tema largamente pedido por la CGT. Ahora el trabajador podrá hacer directamente el aporte a la prepaga en caso que opte por eso", explicó el dirigente en declaraciones radiales.

"La pelota está del lado de las prepagas, no es problema de las obras sociales. Ellos van a tener que decidir si quieren adherirse al sistema y si quieren pagar el 20% al FSR", añadió Linger.

 

LM / Gi