ECONOMIA
Mercado laboral

Una huelga en el sector automotriz de Estados Unidos podría generar pérdidas por US$ 5.600 millones

United Auto Workers (UAW) busca mejoras en las condiciones salariales para los 150.000 empleados de Ford, General Motors y Stellantis. Estiman que una huelga de 10 días haría caer el PBI estadounidense en más de US$ 5.000 millones.

Huelga UAW EEUU
Huelga UAW EEUU | Shutterstock

Los dirigentes del gremio United Auto Workers (UAW) amenazan con una huelga contra los tres mayores fabricantes de autos estadounidenses, lo que podría resultar en pérdidas multimillonarias tanto salariales como empresariales.

"Nos estamos preparando para hacer huelga contra estas empresas de un modo que nunca antes habíamos visto", dijo Shawn Fain, presidente del gremio UAW, durante una conferencia, informó AFP. 

Las posiciones del sindicato y de la dirección están "muy alejadas", agregó.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

El jueves 14 a medianoche vencen los convenios colectivos de los "tres grandes": Ford, General Motors y Stellantis, propietario de Chrysler. 

Fain precisó que la interrupción de labores podría comenzar el viernes en un número limitado de fábricas, y se extendería gradualmente mientras continúan las negociaciones. 

Estados Unidos: hay preocupación por el acceso al crédito mientras se mantienen las estimaciones inflacionarias

Según Anderson Economic Group, si eso sucediera, una huelga de 10 días resultaría en una pérdida salarial total de US$ 859 millones y en el caso de los fabricantes, la cifra ascendería a US$ 989 millones. 

“Si sólo un fabricante de automóviles sufriera un cierre relacionado con una huelga (Ford, por ejemplo), podría causar pérdidas por US$ 665 millones durante ese período. En este escenario, AEG estima una pérdida de US$ 341 millones en salarios directos y US$ 325 millones en pérdidas para toda la empresa”, señalaron.

Además, el PBI de Estados Unidos caería US$ 5.600 millones y la economía de Michigan entraría en recesión.

Las negociaciones y las respuestas de las empresas

Según AFP, la búsqueda de un acuerdo comenzó hace varios meses, bajo el nuevo liderazgo de Fain, quien exige importantes subas salariales para los cerca de 150.000 empleados de los tres grupos, en virtud de las ganancias récord registradas. 

Previamente, el UAW anunció también la organización de una movilización el viernes en el centro de Detroit, con el senador Bernie Sanders, cercano a la izquierda radical y un ferviente defensor de los sindicatos. 

General Motors dijo en un comunicado el miércoles que sigue "negociando de buena fe".

"Estamos haciendo progresos en las áreas clave que creemos que son más importantes para los miembros de nuestro equipo representado", aseguró la compañía, en referencia a los trabajadores de la industria automotriz. 

"Esto incluye aumentos salariales anuales garantizados históricos, inversiones en nuestras plantas de fabricación de Estados Unidos para ofrecer oportunidades a todos y acortar el tiempo para que los empleados en progresión alcancen los salarios máximos", agregó.

United auto workers 20230914

En tanto, Stellantis informó que "sigue esperando la respuesta de la UAW a la oferta" que presentó el martes. 

"Nuestro objetivo sigue siendo negociar con espíritu constructivo para tener un acuerdo provisional sobre la mesa antes de que expire el convenio colectivo", indicaron desde la empresa

La respuesta más tajante fue la de Ford, que tiene más trabajadores sindicalizados que las otras dos empresas. El consejero delegado, Jim Farley, dijo que tampoco había recibido una contraoferta a su última propuesta.

Estados Unidos: los ingresos de los hogares registraron la mayor caída en más de una década

Farley se había mostrado optimista el martes al anunciar la tercera oferta que se le hizo al UAW, la "más generosa" en 80 años, que incluye aumentos salariales y medidas de protección contra la inflación, 17 días de vacaciones pagadas y mayores aportes jubilatorios. 

Entre los reclamos, Fain exige aumentos salariales del 40%, el mismo porcentaje de incremento que recibieron los directivos en los últimos años, y seguridad laboral durante la transición al vehículo eléctrico.

La situación del mercado laboral de los Estados Unidos

Este conflicto con las empresas se da en un contexto en que, según bloomberg, los ingresos de los hogares estadounidenses ajustados a la inflación registraron en 2022 la mayor caída en más de una década.

El ingreso medio fue de US$ 74.580 el año pasado, por debajo de los US$ 76.330 de 2021, según los informes anuales sobre ingresos, pobreza y cobertura de seguro médico de la Oficina del Censo de Estados Unidos.

La caída del 2,3% en los ingresos, la mayor desde 2010, fue el tercer descenso anual consecutivo y el año pasado, las familias estadounidenses enfrentaron el mayor aumento anual en el ajuste por costo de vida en más de cuatro décadas.

LD LM CP