lunes 27 de septiembre de 2021
ECONOMIA Economía
17-08-2021 16:28
17-08-2021 16:28

El Tesoro busca colocar deuda por $22.000 millones

Tras el fracaso de la licitación anterior, el Tesoro cambió estrategia y volverá a ofrecer títulos a corto plazo.

17-08-2021 16:28

Tras el revés que sufrió el Tesoro en la primera licitación de agosto, el gobierno afrontará este miércoles 18 de agosto un nuevo examen en el mercado local de deuda, el primero desde que asumió la conducción de la secretaría de Finanzas, Rafael Brigo en reemplazo de Mariano Sardi quien se alejó del cargo por motivos de salud.

En la anterior licitación realizada el 3 de agosto, el Tesoro solo consiguió el 65% de los fondos necesarios para cubrir vencimientos de esa semana, y fue el nivel de roll over más bajo desde abril. 

En esa oportunidad, en el mercado evaluaron que había sido un error el menú ofrecido ya que todos los títulos de deuda vencían en 2022 y 2023, cuando en un contexto de incertidumbre electoral los inversores tienen apetito por instrumentos de más corto plazo 

Ahora, en esta nueva subasta los analistas consultados por PERFIL subrayaron que el Tesoro  “cambió de estrategia” dado que oferta títulos de más corto plazo -vencen entre octubre de 2021 y mayo de 2022- por lo cual prevén un mejor resultado.

Deuda: Tesoro consiguió solo 65% de los fondos necesarios para cubrir vencimiento semanal

El Tesoro ofrecerá en esta licitación una canasta de cinco instrumentos para captar deuda  por $22.000 millones.

Así, licitará tres Letras del Tesoro a descuento (LEDES) con vencimientos el 29 de octubre de 2021, al 31 de diciembre de 2021 y al 31 de enero de 2022; ofrecerá una letra ajustada por CER (LECER) a descuento que caduca el 31 de marzo de 2022, y un bono a tasa fija de 22% (TY22) que expira el 21 de mayo de 2022.

“La necesidad de financiamiento es uno de los temas principales estos meses y es clave que el equipo económico conserve el acceso al mercado doméstico si quiere evitar sumar mayores ruidos de cara a las elecciones. Sin embargo, hasta ahora, el panorama no es positivo. Con una nueva transferencia de utilidad, el financiamiento monetario del Banco Central al Tesoro trepó a los $670.000 millones en el año. De hecho, $430.000 millones de ese monto (64,1%) fue transferido en los últimos 50 días, lo que refleja una situación fiscal más frágil, que incluso irá agravándose en los próximos meses”, advirtió un informe de Portfolio Personal Inversiones (PPI).

Cambio de táctica en la colocación de deuda

Sobre la colocación de deuda de mañana, Pedro Siaba Serrate, analista de PPI planteó a PERFIL: “el Tesoro cambió la estrategia respecto a lo ofrecido en la última licitación; para ello, el equipo de Finanzas presentó un menú con varias alternativas de corto plazo y vuelve la herramienta de la tasa mínima (en la LEDE más corta a octubre) para atraer a los inversores”. 

“De esta manera, el Tesoro se compromete a licitar al menos a una TNA (Tasa Nominal Anual) de 37.44%, que ya luce apetitosa respecto al mercado secundario actual”, explicó.

Además, Siaba Serrate consideró que “la vuelta del BONTE22 (TY22) también apunta a mejorar el papel reciente” dado que “este bono es demandado por el sistema bancario para integrar el 5% de los depósitos de caja de ahorro, plazos fijos y cuenta corriente".

“Por más que se coloque a una tasa muy baja para el mercado (cerca de 30%), la alternativa es integrar en efectivo a tasa 0%. Creemos que podrían llegar a conseguir hasta $22.000 millones adicionales por esta vía”, estimó.

Según su visión, “el Tesoro aprovechará esta semana, virtualmente sin pagos de deuda en pesos, para revertir la imagen de hace dos semanas, tomar más deuda en el mercado doméstico e intentar suavizar el financiamiento monetario por parte del BCRA”.

En sintonía, Lucas Yatche, senior financial advisor de Liebre Capital comentó que “luego de haber arrancado agosto con el pie izquierdo, y con mucha incertidumbre en el mercado tras las regulaciones anunciadas la semana pasada, el Tesoro buscará conseguir financiamiento para cubrir parte de lo que no se logró rolear la primer quincena”, y prevé que en esta oportunidad “será más sencilla, con vencimientos que alcanzan únicamente los $2.000 millones semanales”.

Alertan por endeudamiento en pesos y más emisión

“Como factor positivo, el Gobierno vuelve ofrecer las opciones de tasa fija de corto plazo (LEDES) que vienen siendo las más demandas y estuvieron ausentes en la licitación pasada”, en tanto que “el Tesoro sorprendió indicando la tasa mínima (precio máximo) de la LEDE de Octubre al 37.4% (venía operando cerca del 36.5%), un indicio de que podrían flexibilizarse para conseguir el fondeo necesario”. 

En este marco, Yatche proyectó que “las LEDES podrían ser una alternativa atractiva para el manejo de la liquidez de corto plazo, mientras que las LECER servirán de cobertura en un marco de mayores expectativas de aceleración inflacionaria”.

“En un contexto de asistencia creciente del Banco Central al Tesoro y mayor presión en los tipos de cambio alternativos, es fundamental conseguir un buen resultado ya acercándonos a las elecciones de medio término”, aseguró.

Crece la desconfianza del mercado sobre la situación cambiaria del país

También un informe de Facimex Valores evaluó que “la estrategia del equipo económico de cara a esta licitación está en línea con lo que esperábamos tras el bajo roll-over conseguido en la última licitación (65,9%) y permitiría conseguir abundante financiamiento nuevo para comenzar a revertir el saldo del mes”. 

“Por un lado, las autoridades vuelven a ofrecer letras de corto plazo, un cambio importante considerando que en la última licitación no hubo instrumentos con plazo remanente inferior a los 200 días. Por otro lado, el menú de opciones está claramente sesgado hacia instrumentos nominales, los más demandados en las últimas semanas”, señaló

Sobre los detalles de la operación, Facimex Valores subrayó que “la LECER y el Bote serán elegibles para la integración de encajes bancario”.

“En relación a este último instrumento, en su Informe Monetario Mensual de julio el BCRA reveló que las entidades financieras tenían encajados el 3,8% de sus depósitos en Bote 2022, a la vez que estimamos que los bancos tendrían margen para tomar hasta $50.000 milllones más”, calculó.

Por su parte, un informe de la consultora LCG indicó que con esta colocación el Tesoro “intentará terminar de cubrir vencimientos por $352.000 millones el mes.

La semana pasada cosechó apenas $ 146.000 millones  los que no alcanzaron para cubrir los vencimientos de la semana, quedándose 42% abajo. Restan $ 97.000 milllones, , concentrados en las letras que vencen el 31 de agosto”, puntualizó.

Según el calendario previsto, la próxima licitación se efectuará el 27 de agosto.

En esta Nota