martes 03 de agosto de 2021
ECONOMIA año electoral
07-03-2021 04:08

La nueva escalada del riesgo país complica más la recuperación

El sector privado tendrá más dificultades para financiarse, lo que impactará en la inversión, la generación de empleo y el consumo.

07-03-2021 04:08

La escalada del riesgo país en la última semana, cerrando el viernes cerca del nivel de 1.600 puntos básicos, es un nuevo frente de tormenta que enfrenta Argentina y que se está transformando en una amenaza para la incipiente recuperación de la economía, ya que restringe las posibilidades de financiamiento para el sector privado en el país.

A medida que fue avanzando la semana y el riesgo continuó en ascenso, el tema fue seguido muy de cerca por el ministro de Economía, Martín Guzmán, y por sus principales asesores, quienes no ocultan su preocupación por el derrumbe constante en el valor de los bonos de la Argentina y cómo esto impacta en el crédito para el país.

“Hay sin dudas mucha especulación en este momento con los bonos de Argentina por el tema de las negociaciones con el FMI, pero creemos que en la medida que avancemos en las gestiones esa especulación se va a ir disipando”, resumió a PERFIL una importante fuente del gabinete económico.

Argentina vuelve a tener una prima de riesgo de default

Sin embargo, algunos de los principales brokers del mercado local aseguran que el aumento del riesgo se aceleró a partir del mensaje presidencial en la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso y porque se percibe además que el acuerdo con el FMI “va para largo, sin fecha definida”.

Lo concreto es que a siete meses de reestructurar su deuda privada, Argentina vuelve a tener una prima de riesgo de default, que contrastra notablemente con lo que ocurre en la región, donde el diferencial de tasa no sobrepasa los 300 puntos básicos.

Esto implica que cualquier empresa argentina que se quiera financiar en dólares debe pagar una tasa que oscila entre el 14 y el 16 por ciento, contra un 3,5 o 4,0 por ciento que tienen otros países de la región.

Semejante niveles de tasa determina que el financiamiento en el pais se esté restringiendo tanto para los sectores productivos como para el público en general.

Las empresas
argentinas que se
 quieren financiar
 en dólares pagan
 tasas de 14 a 16%

De hecho, en este momento, el costo financiero total para créditos corporativos se ubica en la exorbitante cifra del 70 al 80 por ciento anual y para consumo privado con tarjetas de crédito supera el 100 por ciento, tendencia que podría afianzarse en función de una proyección inflacionaria cada vez más elevada.

En ese sentido, el economista y consultor, David Miazzo, recalcó que “el crédito está cada vez más escaso, especialmente para el sector productivo”.

“En este momento solo funciona algunas líneas de crédito que tienen subsidio. El resto está descartado. Es que el costo financiero total de los créditos privados en el país llega al 80 por ciento, una locura”, recalcó el especialista.

Miazzo enfatizó que los bonos de la Argentina tienen que pagar entre 16 y 17 por ciento anual en dólares, “mientras que Paraguay, que hizo un colocación reciente pagó 4 por ciento”.

Citó también el caso de Cresud que tuvo que abonar un 14 por ciento para la colocación de Obligación Negociable.

“Con esta prima de riesgo no hay recuperación que se pueda mantener en el tiempo. Sí hay un rebote lógico de algunos sectores, tras los duros meses de la cuarentena del año pasado, como autos, maquinaria agrícola, algunos rubros de la construcción, pero esto no marca una tendencia que se pueda seguir manteniendo con esta falta de crédito”.

Por su parte, Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market, consideró que “es imposible mantener el crecimiento hacia delante con estos niveles de riesgo país”.

“Hay mucha desconfianza sobre la economía argentina. El discurso de apertura de las sesiones en el Congreso no ayudó. Y además está el tema del posible retraso en el acuerdo con el FMI, con lo cual, todo esto agrega más incertidumbre”, recalcó Di Pace.

"Es imposible mantener el crecimiento hacia delante con estos niveles de riesgo país"

El especialista advirtió sobre las graves consecuencias que tiene esa prima de riesgo en la economía real del país y en las posibilidades de inversión y generación de empleo.

“Para poder financiarse en dólares las empresas de la Argentina tienen que pagar tasas anuales del 16 o 17 por ciento. No hay negocio posible con ese costo del crédito y lógicamente eso provoca que no lleguen inversiones tanto locales como externas”, recalcó.

Para Di Pace, el único sector que está generando cierta inversión es el agro, y algo el rubro de la construcción, pero advirtió que teniendo en cuenta la imposibilidad del acceso al crédito en este momento hace muy difícil que el país pueda mantener un ritmo de crecimiento.