ECONOMIA
RECALCULANDO

La ola de calor le pone un freno a las aspiraciones del gobierno de tener una "super cosecha"

En el último informe de la Bolsa de Comercio de Rosario hubo ajustes negativos en los cultivos de gruesa. Para el maíz se estimaron 2 millones de toneladas menos que en enero, y 2,5 millones de toneladas menos para la soja.

Granos
Granos | Telam | Telam

La ola de calor que se registró a fines de enero y principios de febrero ya impactó sobre el potencial de rinde de la cosecha gruesa, y deja como saldo, en principio, 2 millones de toneladas menos de maíz, según estimó en su último informe la Bolsa de Rosario. Tanto para el cereal como para la soja (lo que se conoce en el sector como cosecha gruesa) las estimaciones previas venían augurando una "súper campaña", sin embargo el calor parece que le pondrá un freno a estas aspiraciones.

Soja: otro año que no se volverá a superar la barrera de los 50 millones de toneladas

En el caso de la soja, la entidad recordó que entre 2010 y 2020 la Argentina superó los 50 millones de toneladas de producción en siete oportunidades. 

Ola de calor: ¿Cuándo llega el alivio a Buenos Aires?

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Este ciclo 2023/24 se presentaba con la oportunidad de superar ese nivel, pero "lamentablemente, en virtud de la condición del cultivo la primera estimación realizada apunta a una cantidad por debajo de lo esperable en las primeras proyecciones, calculándose ahora la posibilidad de obtener 49,5 millones", proyectó la Bolsa rosarina.

Campaña gruesa.

 

Según la entidad, desde el 17 de enero "se instaló una ola de calor muy larga y severa que dio vuelta el escenario. Además, ocurrió en un momento muy sensible de la soja de primera, que forzó el aborto de chauchas. Si se compara esta estimación con la proyección de principios de enero, el deterioro de los cultivos llevó a un fuerte recorte de 2,5 millones de toneladas".

"El ambiente de alta productividad en el que se desenvolvía la campaña de soja 2023/24 hasta el 17 de enero hacía posible llegar a los máximos potenciales productivos en Buenos, Aires, Córdoba y Santa Fe. Pero los recortes de febrero son contundentes", advirtió.

Campaña gruesa.

En cuanto a la soja de segunda, la situación sigue muy delicada: el golpe de calor ha dejado daños generalizados en la región pampeana, ya que hubo caídas en los rindes potencial del orden del 40% a 60% y numerosas áreas pérdidas que llevan a estimar un área no cosechable de 750.000 hectáreas, detalló el informe.

La estimación de febrero de la bolsa rosarina tuvo en cuenta un ajuste en el área nacional de siembra de 100.000 hectáreas menos. Con una superficie sembrada de 17,3 millones de hectáreas (8,3% más que el año pasado) y un rinde promedio nacional de 29,9 qq/ha estimó una producción en 49,5 Mt. "De esta manera, la nueva campaña superaría en 19,5 Mt al malogrado ciclo anterior (20 Mt)", indicó el ente.

La mejor cosecha de soja argentina en años beneficiaría a Milei

Los datos relevan que los rindes de la soja en las principales provincias quedarían lejos del potencial de hace un mes atrás.

Respecto de los rendimientos esperados, el ambiente de alta productividad en el que se desenvolvía la campaña de soja 2023/24 hasta el 17 de enero auguraba máximos potenciales productivos en Buenos, Aires, Córdoba y Santa Fe, pero hubo recortes en febrero. "En Buenos Aires se estima un rinde medio provincial de 29,7 qq/ha, mientras que en Córdoba de 31,3 qq/ha. En Santa Fe, que el año pasado alcanzó una media provincial de sólo 13 qq/ha, se estima que la media podría estar en 35,8 qq/ha", indicó la Bolsa de Rosario.

Maíz con 2 millones de toneladas menos de granos

La ola de calor también revirtió la posibilidad de obtener una "súper campaña" de maíz, recortándose la estimación en 2 millones de toneladas frente a enero pasado.

Campaña gruesa.

 

En este caso, la Bolsa de Rosario vaticinó una caída de 3,4%, frente a la de enero: se prevé una producción de maíz 2023/224 de 57 millones de toneladas.   Al igual que en la soja, las expectativas al 17 de enero eran muy distintas; el ambiente de alta producción también hacía pensar en una excelente campaña maicera. lamentó la entidad empresaria.

Más allá de que falta un buen tiempo para que se materialice la cosecha en toda su magnitud, hoy ya existen algunas preocupaciones.

En los maíces tempranos, que son el 35% del área sembrada con el cereal, el golpe de calor amenaza con un adelgazamiento del peso del grano, lo que podría dejar pérdidas de 10% a 15% respecto del rinde esperado en las áreas más afectadas.

En los maíces tardíos hay grandes niveles de daños, que llegan a superar el 50% del rinde potencial y hay una gran incógnita respecto del resultado que pueda concretarse. 

LR