5th de March de 2021
ECONOMIA Informe de Unicef
15-12-2020 15:17

Más adolescentes trabajan para compensar la caída de ingresos familiares por la pandemia

Un 16% de chicos participa del mercado laboral. Abogan por un refuerzo de AUH contra la pobreza extrema. Un 20% no se vacunó este año. Deudas para alimentos.

15-12-2020 15:17

Por la caída de ingresos que generó la pandemia y el aislamiento social, más adolescentes empezaron a trabajar para compensar la pérdida salarial familiar. Así lo detalla un informe de Unicef, donde también se reconoció la necesidad de reforzar el poder de compra de la AUH (asignación universal por hijo) para erradicar la pobreza extrema en niños y adolescentes.

El 36% de los adolescentes trabaja dentro del hogar con el cuidado de niños o personas mayores pero a eso se le suma que un 16% que participa del mercado laboral. La mitad de esos chicos y chicas no trabajaba antes de la pandemia. 

Según Sebastián Waisgrais, especialista en inclusión social de Unicef, esto está vinculado “a la pérdida de ingresos que tuvieron las familias. Buscan una forma de compensar” esas caídas. El 46% no trabajaba antes. Un 36% ya lo hacía, con igual intensidad. El 10% lo hacía y ahora trabaja incluso más. Y un 8% ya trabajaba y ahora lo hace menos.

El 50% de los hogares del AMBA perdió ingresos y el 40% tiene problemas de empleo

La encuesta se realizó de forma telefónica en 2.351 hogares con niños y niñas a nivel nacional. Fueron los mismos hogares encuestados en abril y julio de este año. Este relevamiento se realizó en octubre pasado, con la firma Knack. 

Ingresos. En línea con los datos que difundió el Indec el lunes, donde la mitad de los hogares del área metropolitana de Buenos Aires perdieron ingresos y un 40% tiene problemas de empleo, el informe de Unicef “Encuesta rápida Covid-19 Tercera Ola” también detalla que el 41% de los hogares tiene sus ingresos reducidos. Esto alcanza a 2,1 millones de familias con chicos pero sube al 53% entre los destinatarios de AUH y es del 51% en los barrios y asentamientos.

Entre los hogares  que han perdido ingresos, alrededor del 70% han perdido la mitad o más,  desde el inicio de la pandemia. Las regiones más afectadas son Cuyo, NOA y Patagonia. La caída del empleo fue del 12% en octubre. 

En ese escenario, el 92% consideró que la asistencia estatal es necesaria y el 32% indicó que es escasa. Consultados por PERFIL sobre si es necesario actualizar el monto de la AUH, Waisgrais consideró que podría ser una herramienta útil para erradicar la pobreza extrema y recordó a para fin de año, el 60% de los niños y adolescentes de la Argentina estarán en hogares con ingresos por debajo de la línea de la pobreza. “Entendemos que hay limitaciones fiscales”, aclaró.

La brecha de género en la producción: 14% menos en el salario por hora

En los hogares que reciben la AUH, el 53% respondió que sólo alcanza para cubrir menos de la mitad de los gastos de la canasta básica. La mayoría usa esas transferencias para comprar alimentos, ropa y zapatillas, últiles escolares o cargar la SUBE.

En el caso de la Tarjeta Alimentar, alcanzó para cubrir la mitad de los gastos de los alimentos entre el 39% de las familias encuestadas y para el 37% rindió menos. El resto llega a cubrir las necesidades. 

“Los datos más preocupantes fueron los de la caída de ingresos pero también que haya familia que resignaron alimentos”, detalló Luisa Brumana, Representante de Unicef Argentina. “Existe un amplio acuerdo de que las ayudas son necesarias”, agregó, pero consideró que se necesitan refuerzos y que el Estado está trabajando para definir la forma de esa asistencia para los sectores más vulnerables.  

En endeudamiento también dejó señales inquietantes. El 36% utilizó los fondos prestados para comprar alimentos. En el caso de las villas y asentamientos, entre julio y octubre último aumentó la cantidad de familias que debieron recurrir a un préstamo o fiado para adquirir comida, pasando del 25% al 30%.

Con una cuarentena más flexible, el endeudamiento de las familias creció en octubre

Vacunas. Otro de los datos que preocupó a la titular de Unicef es el incumplimiento con los planes de vacunación habituales y los controles de salud. El 42% de los hogares no mantuvo los controles y el 20% la vacunación. “Eso va a representar un desafío también de cara al año que viene cuando el plan de vacunación esté focalizado en el Covid”, advirtió.

También en línea con los datos del Indec, el informe de Unicef marca que el trabajo de acompañamiento educativo y del hogar recayó más sobre las mujeres. Un 57% de las mujeres siente mayor sobrecarga de tareas desde el inicio de la pandemia, porcentaje que se incrementó en comparación al sondeo de abril (51%) y que indica que las mayores demandas relacionadas por el cuidado siguen siendo absorbidas por las mujeres. 

PV

En esta Nota