viernes 17 de septiembre de 2021
ECONOMIA Informe del INDEC
14-12-2020 17:00

El 50% de los hogares del AMBA perdió ingresos y el 40% tiene problemas de empleo

Un tercio de las familias resignó algún alimento fresco. El 21% recibió asistencia estatal por primera vez. Un 66% dedicó más tiempo al apoyo escolar y cuidado.

14-12-2020 17:00

El 49,3% de los hogares del Gran Buenos Aires sufrió pérdida de ingresos por la pandemia de coronavirus. Además, el 40,3% tuvo problemas de empleo -en las familias con niños, esa proporción llegó hasta el 48,3%. En los casos de familias con hijos, esos casos treparon al 48,3%. 

En los hogares con jefe o jefa de hogar con menores niveles de educación, la pérdida de ingresos llegó al 57,1% y aumentó al 57,3% en los hogares con al menos un niño, niña o adolescente.

Así lo detalló el primer estudio sobre el impacto del COVID-19 en los hogares del área metropolitana de Buenos Aires que realizó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) entre agosto y octubre de este año. Se relevó a la Ciudad de Buenos Aires y los partidos del conurbano bonaerense. El estudio confirmó que hubo personas que por primera vez tuvieron que recibir asistencia del Estado, que persisten las desigualdades entre la Ciudad y la provincia de Buenos Aires y que aumentó el trabajo del hogar y las tareas vinculadas a la educación y que en la mayoría de los casos, esas cargas recayeron sobre las mujeres.  

El Presupuesto 2021 es ley y el 65% del gasto irá a servicios sociales

La semana pasada, desde la Universidad Católica Argentina aseguraron que sin la asistencia estatal durante la pandemia, la pobreza se podría haber duplicado. Los datos del Indec marcan que el 26,8% de los hogares tenía algún miembro que, además de recibir alguna prestación del sistema de protección social que existían antes del coronavirus, accedió a alguna de las prestaciones específicas correspondientes a las políticas implementadas a raíz de la pandemia. El 21,2% de los hogares que no recibían prestaciones sociales antes de la pandemia accedió a alguna de las medidas especiales. 

Pese a las ayudas, un tercio de los hogares tuvo que resignar el consumo de algún alimento básico como carnes, verduras frescas o leche por razones económicas. Se trató del 33,8% en el global, mientras que la proporción fue más baja en la Ciudad de Buenos Aires. Allí el 21,2% de los hogares bajaron el consumo de algún alimento. En el conurbano, eso alcanzó al 38% de los hogares.  

Por otra parte, el 45,8% de los hogares redujo el consumo de productos no alimentarios y un 28,6% dejó de pagar o tuvo problemas para cubrir los costos de los servicios de la vivienda. Las diferencias entre la Ciudad y la provincia de Buenos Aires volvieron a evidenciarse en este caso. En CABA esa proporción fue del 14,7% mientras que se duplicó en el conurbano: 33,3%.

ATP 9: cuáles son los sectores críticos que recibirán asistencia en diciembre

La dificultad para acceder a medicamentos fue menor. Sólo el 4,6% no puedo obtenerlos. El 8,6% tuvo problemas para realizar una consulta médica, a partir de las medidas de aislamiento social obligatorio. 

Apoyo escolar. El teletrabajo fue sólo para un tercio de la población, según detalló el Indec. “El 30,4% de los jefes y jefas de hogar con empleo (que trabajaron la semana anterior a ser encuestados) desarrolló sus tareas laborales desde su vivienda”. 

Sin educación presencial, en 66,1% de los hogares con presencia de menores en edad escolar, se incrementó el tiempo dedicado a tareas de apoyo educativo.

También el 65,5% de los hogares aumentó el tiempo dedicado a las tareas del hogar -limpieza, cocina, mantenimiento, cuidado de niños y personas mayores-. En las familias con chicos, esa proporción trepó al 72,5%, mientras que en el resto fue del 60,5%. 

Quirós: "Si todas las vacunas estuvieran disponibles la aplicaríamos en 10 días"

Reparto del cuidado. En la mayoría de los hogares, esa carga cayó sobre las mujeres de la familia. “En el 64,1% de los hogares que aumentaron la dedicación, las tareas del hogar fueron realizadas por las mujeres de manera exclusiva o con mayor dedicación (sin considerar los hogares unipersonales)”, remarcó el Indec.

Los hogares donde esas tareas las realizan solo, o con mayor dedicación, los hombres, que representaron un 20,1%. Tan sólo en el 15,1% de los hogares se afirmó que hubo una distribución equitativa de las tareas entre mujeres y varones del hogar. El 0,7% restante corresponde a hogares en donde las tareas son realizadas por servicio doméstico o personas que no forman parte del hogar. 

PV

En esta Nota