2nd de March de 2021
ECONOMIA Lo que viene
28-12-2020 11:31

Moderado optimismo del gabinete económico con respecto a la recuperación en 2021

Estiman que continuará la mejora en la construcción, autos y determinadas industrias. Prevén también que seguirán muy firmes los commodities.

28-12-2020 11:31

Los principales integrantes del gabinete económico evalúan con optimismo las posibilidades de recuperación de la actividad económica en 2021, al considerar que el mayor impacto de la pandemia ocurrió en este año y prevén que la mejora del PBI, que podría incluso ser "algo mayor" al 5,5 por ciento establecido en el Presupuesto vendría de la mano de sectores que requieren mano de obra.

Fuentes gubernamentales comentaron a Perfil que el gabinete económico se reunió en vísperas de Navidad para hacer una evaluación general de la evolución de la actividad y se llegó a la conclusión que el desarrollo de distintos rubros confirman una recuperación "considerablemente sostenida".

"Teniendo en cuenta lo díficil que fue este año a nivel global y también local por la pandemia, creemos que hay sectores que están mostrando una recuperación genuina y que el panorama hacia 2021 va ser más positivo, más allá de la incertidumbre lógica que existe por la situación epidemiológica", comentó una fuente de Casa de Gobierno.

En el encuentro que mantuvieron los funcionarios del gabinete económico, estimaron que la mejora del nivel de actividad seguirá del lado de la construcción, determinadas industrias como automóviles, motos de bajas cilindrada, muebles, industria química y algunos rubros de alimentos.

La actividad metalúrgica creció por tercer mes consecutivo

También se prevé un mayor rendimiento del sector primario, esencialmente del agro, quizás no tanto en cuanto a volúmenes de cosecha pero sí de precios.

"Por los distintos informes locales e internacionales que tenemos hay una expectativa de firmeza en el precio de los commodities, con lo cual, eso va a significar un crecimiento de nuestros saldos de balanza comercial, pero para maximizar ese resultado hay que seguir bajando la brecha cambiaria", enfatizó la misma fuente.

Esta apuesta a una recuperación económica más firme que estiman en el Gobierno viene acompañada de un salto significativo en la recaudación tributaria del próximo año, lo que permitiría cerrar el balance de las cuentas públicas dentro de la pauta del 4,5 de déficit primario que se espera consensuar con el FMI para 2021.

"Habrá más actividad, mejora de la recaudación y se implementará recortes de subsidios, lo cual generará un ahorro fiscal importante", comentaron en Gobierno, aunque la reducción de las subvenciones aún está con un horizonte de incertidumbre.

De hecho, hace 10 días, el Poder Ejecutivo decidió postergar hasta el 31 de marzo el ajuste en las tarifas, producto de la reducción de subsidios que planifica realizar el ministro de Economía, Martín Guzmán, para empezar a enderezar el gran déficit fiscal que padece el país.

Sin embargo, desde el ala más "progresista" del Gobierno aseguran que lo más probable es que haya algún aumento en las tarifas de servicios públicos para los sectores de la sociedad que están en mejor situación económica, pero descartan que se aplique un aumento generalizado a partir del segundo trimestre del próximo año.

Exportaciones de granos generarán divisas en 2021 de al menos US$31.100 millones

 

Pero precisamente ese es uno de los aspectos que muchos economistas coinciden en que las señales que se están dando son contrarias al objetivo de lograr reducir el déficit fiscal y la emisión monetaria.

"Si no se logra reducir el déficit fiscal entonces habrá que tomar más deuda y emitir, con lo cual en ese caso la inflación sería más alta. Somos muchos los economistas que coincidimos que para el próximo año la inflación tiene un piso del 40 por ciento. Es más, algunos ya hablan de un piso del 50 por ciento", resaltó el especialista y consultor Christian Buteler.

Con ese panorama, a diferencia de lo que observa el equipo económico, muchos analistas coinciden con una visión menos optimista de la evolución del nivel de actividad.

Cuando faltan cuatro días para terminar el año aseguran que la incertidumbre de la evolución de la pandemia, los problemas que es están presentando para reducir el déficit fiscal, la previsión de una emisión monetaria que continuará alta, al igual que la inflación, más la permanencia del cepo cambiaria, establecen un combo que evidencia un frente de tormenta importante en el horizonte.

"Además hay una realidad que es la caída del consumo con salarios que perdieron frente a la inflación y que están muy bajos. Para recuperar el consumo se debe lograr mejoras salariales, y eso lleva tiempo sin dudas", agregó el especialista.

LR